Huelva

El comercio pierde casi un tercio de sus ventas por la actividad de los 'top manta'

  • Ceca Huelva alerta del peligro de los cerca de 15.000 empleos que genera su sector

  • Denuncia las mafias que se esconden detrás de los manteros

Comentarios 2

Los comerciantes de Huelva lo tienen claro: la venta ambulante ilegal "alimenta a las mafias, repercute negativamente en el sector y destruye empleo". No es de extrañar entonces que rechacen "rotundamente" la propuesta de Podemos para despenalizar el top manta, porque además consideran que si se legalizara, el comercio minorista estaría en desigualdad de condiciones y que esa medida solo serviría para "seguir alimentando a las mafias" que están detrás de este tipo de comercialización, además de perpetuar la desprotección jurídica que implica la venta de productos de manera ilegal. De hecho, el sector calcula que más del 30% (casi una tercera parte) de las ventas que podría tener se las lleva la venta ambulante ilegal.

El presidente de Ceca Comercio-Huelva, Antonio Gemio, recuerda que el top manta no perjudica tanto a las grandes marcas de lujo, que también, como al pequeño y mediano comercio y empresas, por cuanto los productos que se adquieren a los llamados manteros no son sustitutivos por ejemplo de bolsos de grandes marcas. Gemio entiende que precisamente es al contrario, porque "lo que se está haciendo al comprar un artículo de 50 euros en el top manta es no adquirir un producto del mismo precio en el pequeño comercio". Por eso este sector reclama "mantener la firmeza y control" contra estas prácticas. Primero, por la competencia desleal que entienden que llevan a cabo; entre otras cuestiones, los pequeños comerciantes aseguran que asumen un pago de impuestos que representa el 50 o incluso 70% de su ventas, que los vendedores ambulantes ilegales no están obligados a pagar. Y, segundo, por el efecto negativo que deja en el mercado de trabajo. No hay datos provinciales del impacto que podría tener la regularización de los manteros pero a nivel nacional supone un agujero de 67.405 empleos directos y 7.659 millones en ventas al año, según la Asociación para la Defensa de la Marca (Andema), que señala que España es el segundo mercado de la UE para las falsificaciones, solo superado por Italia.

Lo que está claro es que en esa venta ilegal se va "buena parte" de los empleos directos que el sector genera en la provincia, que se calculan entre los 10.000 y 15.000 (hasta 50.000 si se tienen en cuenta los indirectos).

La regulación del top manta supondría despenalizar la venta ilícita de "productos que en su mayor parte son falsificaciones, productos que además no pasan ningún tipo de controles de calidad y seguridad, afectando seriamente los intereses y garantías de los consumidores". Por eso, los comerciantes inciden en que esta regulación solo serviría para "seguir alimentando a las mafias que están detrás de este negocio ilícito". Insisten en que no están contra la venta ambulante, sino contra "aquélla que está al margen de la ley".

De hecho, esa lucha contra la ilegalidad llevó a poner en marcha a final del año pasado una iniciativa "pionera" en Huelva a través de la cual, Policía Nacional y Local aunaron esfuerzos de cara a hacer frente a la venta ambulante ilegal. Los resultados llegaron y durante la Navidad, "el descenso fue muy importante hasta el punto de que prácticamente desaparecieron de las calles del centro y eso pone de manifiesto el compromiso por parte de la Subdelegación y del ayuntamiento por terminar con una actividad que sólo tiene repercusiones negativas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios