Huelva

Organización, colas y protocolos por el coronavirus en los supermercados de Huelva

  • Los establecimientos onubenses toman medidas preventivas para la seguridad de clientes y trabajadores

Distancias de seguridad en la cola para pagar en el Carrefour del Holea. Distancias de seguridad en la cola para pagar en el Carrefour del Holea.

Distancias de seguridad en la cola para pagar en el Carrefour del Holea. / Alberto Domínguez

Lo que cambia la vida de un día para otro. Nadie podía imaginar hace escasos días que el movimiento de personas en un supermercado iba a ser noticia. Y es allí, además, donde ahora se concentra el grueso de ciudadanos en estos días de confinamiento a causa del estado de alarma provocado por el coronavirus.

Ayer fue el primer día laboral desde que el Quédate en casa se hiciera más que viral, una obligación. La restricción de movilidad permite, como es lógico, el acceso a los supermercados por cuestiones de primera necesidad. Pero han sido éstos los que para dar un servicio seguro y preventivo para los clientes y trabajadores han ejecutado un protocolo de actuación, que ha tenido como resultado la organización, la calma y la comprensión ciudadana.

En varios supermercados había cola desde primera hora de la mañana, algo que se intuía desde el exterior del establecimiento porque un guardia de seguridad obligaba a los clientes a acceder de manera escalonada para no saturar los pasillos y que se cumpliera así la distancia de seguridad para evitar posibles contagios. La ausencia de algunos alimentos, así como de papel higiénico o lejía fue visible en momentos puntuales, aunque el abastecimiento está asegurado puesto que en el interior de los establecimientos no cesa la actividad de reponer debido a la llegada de camiones.

Una de las cadenas que tomó medidas para evitar aglomeraciones fue Mercadona, donde todos sus trabajadores estaban provistos de utensilios de higiene y prevención. Además, un control de aforo y señalización ayudó a mantener la distancia de seguridad, y recortó su horario cerrando sus puertas a las 20:00, entre otras cuestiones.

Aunque las colas de onubenses que aguardaban entrar en supermercados durante la mañana, la llegada del mediodía y la tarde aminoró esta concentración de personas. En el Carrefour del Holea no hubo colas para acceder al establecimiento –aunque la seguridad estuvo presente en todo momento– aunque decenas de personas se encontraban a lo largo y ancho de sus pasillos, siempre manteniendo la distancia de seguridad.

Allí, también se ha reducido una hora el cierre –a las 21:00– la señalización para clientes y prevención para los trabajadores es visible. “No puede haber dos personas juntas”, explicó a este periódico el director de Carrefour Huelva en Holea, Guillermo Tabares, quien aseguró que la semana pasada hubo un pico de compra “por la incertidumbre”. Aun así quiso lanzar un mensaje de calma a la ciudadanía porque el abastecimiento es seguro. Asimismo, explicó que “no existe ningún tipo de impedimento a la hora de comprar. Entendemos que la gente lo hace con sentido común”. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios