Juan Ignacio Reales | Presidente de la Hermandad Matriz de Almonte

"La cantera rociera hace pensar en un futuro esperanzador"

  • Señala que la procesión extraordinaria del 8 de septiembre será única tanto por la fecha como por la decoración

  • En primavera habrá una gran exposición sobre el centenario de la coronación

"La cantera rociera hace pensar en un futuro esperanzador" "La cantera rociera hace pensar en un futuro esperanzador"

"La cantera rociera hace pensar en un futuro esperanzador"

Apocos días de la procesión extraordinaria de la Virgen del Rocío y como preámbulo al programa de actividades del centenario de la coronación canónica, el presidente de la Hermandad Matriz de Almonte, Juan Ignacio Reales, analiza cómo transcurrirá este año de celebraciones que pasará el testigo, el 8 de junio de 2019, al Año Jubilar rociero.

-¿Cómo espera que transcurra la procesión del 8 de septiembre, pórtico de un año cargado de tanto significado rociero?

Como almonteño y rociero no habrá nunca un honor más grande en mi vida que haber podido servir a mi hermandad"

-Espero que la procesión transcurra con toda la belleza y con todo el esplendor con que se merece la conmemoración de uno de los momentos más trascedentes de la historia del Rocío. Por ello creo que la procesión debiera de ser realmente extraordinaria, única y que sea expresiva de cómo los rocieros de hoy hacemos nuestro lo que significó la coronación de la Virgen hace 100 años, y que es que ella, María Santísima del Rocío, sigue reinando en nuestros corazones, en el corazón de todos los rocieros de hoy día junto a su hijo, el Pastor Divino.

-¿Por qué esta procesión será diferente a las anteriores? ¿Cuáles son las novedades?

-Va a ser distinta primero por la fecha elegida, el 8 de septiembre, que además de ser una fecha mariana por excelencia es cuando se firma en Roma la bula pontificia por la que se concede la coronación. Será también distinta porque la Virgen va a lucir el mismo ajuar que llevó el 8 de junio de 1919, cuando fue coronada por el cardenal Almaraz y Santos.

Va a ser distinta porque queremos, de alguna forma, embellecer el recorrido procesional con algunos exornos especiales alusivos a ese momento y por el propio significado en sí de lo que estamos conmemorando. Queremos que esta procesión tenga algún guiño o un detalle que nos haga recordar esas procesiones de antaño, de los primeros años del siglo XX.

-¿Cómo se prepara la aldea de El Rocío para este momento?

-Llevamos ya muchas semanas con preparativos muy intensos en diversos órdenes, como en el ámbito de la seguridad, en coordinación con las distintas administraciones, en especial con el Ayuntamiento de Almonte. Se ha establecido un dispositivo de seguridad muy amplio y extenso para garantizar la seguridad de los muchos cientos de miles de personas que se esperan que se desplacen a la aldea por esa fecha.

Luego, en el ámbito propio de la hermandad, estamos trabajando en una serie de actividades y cultos previos, como un triduo preparatorio los días antes a la procesión (4, 5 y 6 de septiembre). También estamos trabajando en la elaboración de una serie de elementos decorativos que van a embellecer todo el recorrido de la Virgen, como gallardetes y otros elementos de iluminación; y preparando también el ajuar que va a lucir la Virgen.

-Antes de la salida de la Virgen del Rocío habrá un acto en El Real. ¿En qué va a consistir?

-El acto grande con el que se abre el centenario de la coronación canónica es la procesión. Pero antes habrá un acto público en el que se hará lectura a la bula que se concede para la coronación canónica por el papa Benedicto XV. Y luego se va a rezar un rosario, todo en la noche del viernes 7 de septiembre a las 23:00, horas antes del comienzo de la procesión.

-Se conocen también otros detalles de cómo va a ser este año especial. Recientemente se presentó el cartel del centenario, cargado de simbología. Las críticas parecen ser positivas...

-Estoy de acuerdo con esas críticas favorables. Desde que conocimos el cartel, unos días antes de que se hiciera público, fue del agrado y satisfacción de todos los miembros de la junta de Gobierno, y a mí particularmente me gustó muchísimo. Y por muchos motivos: por la calidad de la obra en su conjunto, la técnica empleada tan novedosa, como es el uso del bolígrafo y la combinación con la acuarela… Y luego también por la perfecta combinación de tantos elementos y detalles que de alguna forma vienen a contar en esa pintura la historia de lo que fue la coronación de la Virgen del Rocío.

Estoy muy satisfecho y realmente creo que es una gran obra a la altura de este centenario.

-Además, está también perfilado el programa extraordinario de actos. ¿Cuáles serán las actividades más significativas?

-El año viene enmarcado por esos dos grandes momentos: el inicial, con esa procesión extraordinaria, y luego el final, que será la romería de 2019, donde también la procesión del Lunes de Pentecostés va a ser especial, enmarcada en este contexto. En esa romería se va a abrir el nuevo Año Jubilar del Rocío. Y entre un momento y otro, a lo largo de este curso se van a celebrar distintas actividades.

Por destacar algunas, entre publicaciones y mesas redondas, queremos organizar una gran exposición en el museo del Rocío centrada en la coronación de la Virgen, en primavera, donde se expondrán objetos originales de la hermandad que llevó la Virgen en ese momento. Queremos dar participación a las 11 hermandades filiales que estuvieron presentes en la coronación. Creo que va a ser una gran exposición y será uno de los grandes elementos que componen ese amplio programa de actividades para el centenario.

-Los menores de Almonte y el Condado, igualmente, estarán presentes en estas actividades. ¿Cuál cree que es el estado de la cantera rociera?

-La cantera rociera, los pequeños y los jóvenes hacen pensar en un futuro esperanzador de la devoción a la Virgen. Los pequeños están recibiendo el testigo de esa devoción de sus padres. Desde la Hermandad Matriz y desde las distintas hermandades del Rocío, como las del Condado, estamos además implicados en una labor importante con los jóvenes desde la delegación de juventud. Nosotros, en particular, trabajamos específicamente con los colegios del pueblo en distintos momentos del año y en distintas actividades. Y queremos potenciarlo un poco este año y llevar al ámbito de los colegios el trabajo y el conocimiento de lo que fue la coronación de la Virgen.

-¿A día de hoy es la del Rocío una devoción mariana entre las top de Europa?

-Hoy en día la devoción a Santa María del Rocío se está convirtiendo en una de las grandes devociones marianas de todo el orbe católico. La devoción a la Virgen llega a todos los continentes, ha rebasado con mucho el propio ámbito estricto de las hermandades del Rocío.

El santuario del Rocío es de referencia internacional y vienen cada año personas provenientes de cualquier lugar del mundo, de cualquier tipo de organizaciones profesionales, de amas de casa, colegios, parroquias… No en vano, ha sido declarado recientemente santuario nacional y se está tramitando su declaración por El Vaticano como santuario internacional.

Actualmente la devoción a la Virgen del Rocío es de las más importantes, de las que están más pujantes y crecientes en Europa y, además, en todo el mundo.

-El centenario de la coronación coincide con otro hito importante como es la bendición del santuario, el 12 de abril de 1969, por el ahora siervo de Dios José María García Lahiguera. ¿Habrá algún acto especial en este sentido?

-Queremos reeditar una obra que hizo don Antonio Millán, que fue presidente de la Hermandad Matriz, ya fallecido, y que estuvo presente en el proceso de ejecución del santuario nuevo. Él hizo un libro, que fue precisamente la memoria de la construcción del santuario, y queremos reeditar esa obra.

-En 2019 también hace 50 años que se creó el Parque Nacional de Doñana. ¿Se puede entender El Rocío sin Doñana?

-Como mejor se entienden ambas realidades es de forma conjunta. El Rocío y Doñana siempre han sido dos caras de una misma moneda. Todo lo que significa la devoción a la Virgen del Rocío sería difícilmente entendible sin Doñana, sin ese entorno único y maravilloso en el que está, que es un paraíso en la tierra y un regalo de Dios. Los rocieros somos parte de Doñana y nos sentimos parte de él. Hemos recibido este legado de nuestros mayores y somos los primeros interesados en custodiarlo y conservarlo con la mayor pulcritud para que se mantenga como nosotros lo hemos recibido y legarlo a nuestros hijos y a las nuevas generaciones.

Creo que de alguna forma El Rocío y Doñana son dos santuarios, uno espiritual y otro de la naturaleza, pero que también es de alguna forma espiritual, porque es obra de Dios.

-El final del año del centenario coincide también con los últimos días de su presidencia en la Hermandad Matriz. ¿Espera acabar su mandato con todos sus deseos cumplidos?

-Aunque queda todavía un año -y un año bastante importante- sería un poco prematuro hablar. Pero si en este año todo transcurre con normalidad y conforme a lo previsto, al trabajo que hemos realizado de preparación, creo que en líneas generales cuando llegue ese momento de decir adiós a mi presidencia sí podré hacerlo con la satisfacción de haber cumplido en gran parte con lo que yo deseaba para mi hermandad y para el mundo rociero. Es verdad que siempre habrán quedado cosas por hacer, algunas en el olvido o podríamos haberlas hecho mejor.

En líneas generales, en el balance global de estos 8 años, si finalmente éste concluye felizmente sí creo que podré cerrar esta etapa de una forma satisfactoria y dando muchas gracias a la Virgen y a los hermanos que confiaron en mí en su momento para ponerme al frente de la hermandad. Como almonteño y rociero no habrá nunca un honor más grande en mi vida que haber podido servir a mi hermandad y a la devoción a la Virgen desde la presidencia de la Hermandad Matriz. Pero esta valoración es subjetiva y siempre preferiría que fueran los demás los que con el tiempo valoraran los años de mi presidencia.

-Además, el 8 de junio de 2019 comenzará un nuevo Año Jubilar. ¿Qué expectativas tienen marcadas desde la Hermandad Matriz?

-Va a ser otro hito importantísimo, el segundo Año Jubilar del Rocío. Nosotros quisimos que aunque el Año Jubilar se enmarca más en el contexto del nuevo traslado de la Virgen a Almonte, de la próxima venida, también que de alguna forma recogiera el año del centenario. Por eso se inaugura el sábado de romería, justo el día que se cumple el centenario de la coronación.

El primer Año Jubilar sirvió para abrir el Rocío a otras muchas realidades dentro de la Iglesia y yo creo que este segundo jubileo va a incidir en esa misma línea. Va a potenciar al Rocío en la línea de lugar de peregrinaciones internacionales que trasciende al propio mundo rociero como un lugar especial donde la gente de distinta procedencia, y cada uno con sus propias advocaciones, se sienten atraídos especialmente por esta imagen bendita de la Madre de Dios en esta advocación del Rocío.

-En la romería de 2019 habrá grandes estrenos en la procesión, como el nuevo terno y las coronas para la Virgen y el Pastorcito. ¿A qué ritmo marchan ?

-Van a muy buen ritmo, sobre todo el terno. El nuevo traje completo de la Virgen, que está realizando el bordador Fernando Calderón, está muy avanzado. Y las coronas algo más lento porque la idea es más reciente, pero por lo que tengo entendido la ejecución va a buen ritmo.

-Un sueño que tienen muchos rocieros es volver a ver al Santo Padre en la aldea. ¿Para cuándo la visita de otro Papa a El Rocío?

-Ojalá que pronto. No hay que olvidar que estamos en otra celebración como es el 25 aniversario de la visita del papa Juan Pablo II. Esa visita del Papa a El Rocío y a Huelva para nosotros es otro de los grandes momentos, como lo fue la coronación. Y también lo vamos a celebrar con distintas actividades a lo largo del año. Entre otras cuestiones, estamos preparando una peregrinación a Polonia, siguiendo un poco las huellas de Juan Pablo II .

Ojalá pudiéramos conocer próximamente una nueva visita apostólica de un Papa a El Rocío. Yo estoy seguro que por lo que El Rocío está significando por la importancia de esta devoción en la Iglesia, tarde o temprano volveremos a conocer y a ver la visita de un Papa a El Rocío. Pero ahora mismo no tenemos noticias de confirmar esto de forma próxima en el tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios