Contenido Patrocinado

El cannabidiol: efectos terapéuticos, mitos, verdades y todo lo que necesitas saber

El cannabidiol: efectos terapéuticos, mitos, verdades y todo lo que necesitas saber El cannabidiol: efectos terapéuticos, mitos, verdades y todo lo que necesitas saber

El cannabidiol: efectos terapéuticos, mitos, verdades y todo lo que necesitas saber

El cannabidiol (CBD) es uno de los 113 elementos cannabinoides presentes en el cannabis, y se extrae de las flores, tallos y hojas de la planta del cáñamo o marihuana medicinal. Tiene beneficiosos efectos terapéuticos, por lo que se ha popularizado mucho últimamente y cada vez se extiende más su uso en diferentes tratamientos médicos para atacar diversas afecciones.

La marihuana ha sido injustamente tratada en la sociedad, por el hecho de ser una droga psicotrópica altamente adictiva que afecta al organismo de distintas maneras, olvidando que hay muchas variedades que producen efectos muy positivos y que se están utilizando para el tratamiento de diversas afecciones y enfermedades.

Tal es el caso del cáñamo, del cual se extrae el cannabidiol (CBD), uno de los 113 compuestos cannabinoides del cannabis, que se extrae de los tallos, flores y hojas de la planta de cáñamo, y se suministra en diversas presentaciones para tratar dolencias y enfermedades muy diversas.

Hay suficientes evidencias de que las propiedades del CBD pueden llegar a ser útiles como productos antiinflamatorios, en tratamientos del dolor y hasta para controlar la depresión, entre otras cosas. Las investigaciones se adelantan para llegar a comprobar sus beneficios en su totalidad.

También se ha enfatizado que es un potente analgésico, anticonvulsivante, neuroprotector, antioxidante, antitumoral, ansiolítico y antiemético, todo lo cual es muy beneficioso para el organismo cuando se aplica adecuadamente.

De igual manera, ayuda a controlar la ansiedad y a superar los efectos secundarios de las quimioterapias en pacientes que sufren cáncer y tienen que someterse a ellas. Además puede ayudar a frenar la propagación del cáncer, al desactivar un gen denominado Id-1.

¿Cómo conseguir CBD?

Hay una gran variedad de productos basados en CBD: cremas, aceites, pastillas y hasta para aplicarlos en los vapeadores. Solo hay que elegir la modalidad que más convenga dependiendo de las preferencias.

También hay quienes cultivan semillas de marihuana con alto contenido de CBD, para luego extraerlo directamente de la planta a través de diversos métodos no tan complicados que pueden hasta realizarse en casa.

Hay tiendas especializadas y plataformas web que ofrecen todos los productos relacionados con el cannabidiol y sus derivados, a los que se puede acceder libremente sin ninguna restricción, por cuanto su venta es totalmente legal.

Su consumo con fines medicinales se ha incrementado mucho en los últimos tiempos debido a la fuerte publicidad que generan los medios de comunicación e internet y a la vinculación directa con los beneficios que produce en el organismo.

Mitos y verdades

Siempre se ha satanizado el consumo de marihuana, y con ello, se ha generalizado con todo lo que tenga que ver con ella, incluyendo el uso de unos de sus derivados como puede ser el CBD, que pese a no ser adictivo ni psicotrópico, se confunde en muchas ocasiones con el cannabinoide que sí está prohibido, el THC, que sí provoca efectos psicotrópicos y alta adicción.

También hay que tener cuidado con los productos que se adquieren y en los que prometen los niveles necesarios de CBD para que realmente produzcan efectos positivos en el organismo, lo cual puede a veces no ser cierto.

Por ejemplo, la Agencia Americana del Medicamento y la Alimentación (FDA) recientemente descubrió que muchos de los productos que en Estados Unidos se venden como CBD, realmente contienen muy poco de dicho componente e, incluso, en algunos casos es inexistente.

Eso ocurre debido a que, por ser un producto que no necesita aprobación sanitaria, por ser considerado natural, no hay un eficiente control de calidad, ni la revisión efectiva de que en realidad lo que indica la etiqueta es lo que contiene el frasco.

En definitiva, el cannabidiol es un producto que aunque no esté plenamente comprobado que tenga efectos medicinales, sí es muy prometedor, y eventualmente puede constituirse como un producto de uso como alivio importante para todos, una vez se superen los prejuicios y se conozcan un poco más científicamente sus efectos.