Huelva

Los bomberos que prestan servicio en Enagás cumplen 10 días de huelga

  • Falck asegura que los trabajadores cuenten con el material correcto y que el despido es legal

Los bomberos se manifiestan a las puertas de Enagás en Huelva. Los bomberos se manifiestan a las puertas de Enagás en Huelva.

Los bomberos se manifiestan a las puertas de Enagás en Huelva. / Huelva Información (Huelva)

Diez días acampados en la puerta de la planta de Enagás. Los bomberos de la empresa externa que presta el servicio en la compañía en la zona del Puerto Exterior de Huelva mantienen una concentración indefinida como medida de protesta y presión. Exigen a la empresa Falck, subcontrata que lleva la seguridad contraincendios, la readmisión de su portavoz y representante sindical, Darío Segade, la devolución de los puestos “a los compañeros que han sido degradados de forma injustificada” y que dote a los trabajadores “del material necesario para realizar nuestra labor sin correr riesgos”.

La reivindicación cumple hoy diez días. Es el tiempo que llevan los trabajadores acampados en la puerta de la compañía, donde “vamos a seguir hasta que sea atendidas nuestras demandas”, sostiene Darío Segada. La empresa, por su parte, defiende que “hemos instado durante estos días al comité de huelga a mantener un encuentro y su respuesta ha sido escuchar nuestros planteamientos”.

Los trabajadores denuncian que “llevamos tres años esperando nuestros uniformes y equipos acordes al trabajo que realizamos”. Acusan a la empresa de preferir “pagar las sanciones que les ponen a invertir en nuestro equipamiento y seguridad”. Sostienen que “tener a los bomberos sin el equipamiento adecuado es además una cuestión de riesgo para nosotros y para todos”. Además, critican los servicios mínimos decretados porque “son abusivos y no los aceptamos”. Por todo ello insisten en que “vamos a seguir peleando y luchando por nuestros intereses”.

Los empleados piden uniformes, la readmisión de un compañero y volver a los puestos previos

Sobre la idoneidad del equipamiento, Falck defiende que “cumplimos con todas las obligaciones de seguridad que marca la ley, dotando a nuestros trabajadores de los medios necesarios y atendiendo todas las normas en materia de riesgos laborales”. Añade además que “de no ser así no tendríamos la autorización de una empresa de la entidad de Enagás para trabajar con ellos”. En cuanto al despido de Darío Segada, la compañía rechaza la acusación y sostiene que “ha sido por un motivo disciplinario, un despido objetivo y en ningún caso motivado por ser un representante sindical de la empresa”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios