Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Banco de Alimentos | Gran Recogida 2018

La necesidad que no cesa

  • El Banco de Alimentos de Huelva aspira a recoger 140.000 kilos de productos en dos días de recogida en 142 supermercados

  • Aceite, alimentos infantiles y leche, centran la demanda

“Hola, ¿le gustaría colaborar con el Banco de Alimentos?”. El soniquete se repite hoy, igual que ayer, a las puertas de 142 supermercados de toda la provincia. Los voluntarios que portan petos azules apelan a la solidaridad de quienes entran para hacer sus compras, en un acto que está por encima de la apetencia del momento por colaborar.

Es lo que dicen muchos de los que participan cada año en la Gran Recogida, la cuestación multitudinaria que aspira a repetir ahora las cifras del año pasado, en torno a los 140.000 kilos de alimentos. Más que una opción lo entienden como una obligación, un deber moral.

“Ahora yo puedo permitírmelo y colaboro”, justifica su aportación una chica joven, María Roldán. “No sé si algún día me va a pasar a mí, que sea yo quien necesite ayuda”. Cualquiera “puede caer”, asegura, y se ha visto en estos años de crisis.

Recuerda el presidente del Banco de Alimentos de Huelva, Juan Manuel Díaz Cabrera, que “la crisis ha bajado su incidencia pero no ha desaparecido”. Y apunta los 13.500 beneficiarios con que cuenta actualmente la organización. Queda lejos ya el máximo histórico de 22.000 que se marcó en la provincia, “pero sigue siendo una cifra altísima, sobre todo en relación con la población que tiene Huelva”, y avalada por los informes de trabajadores sociales, que certifican que “la necesidad de esas 13.500 personas es real”.

El trasiego de clientes va en aumento con el paso del día. Crece el número y el ritmo de entrada y salida. “No puedo ahora, tengo prisa”, es el otro soniquete al que se enfrentan, quizá en demasía, los voluntarios. Pero esto, insisten, no es cuestión de tiempo sino de voluntad. Y cuando se quiere, parece claro, no hay ningún obstáculo que se precie.

Todo tipo de facilidades

Los voluntarios disponen de bolsas que entregan a los clientes dispuestos a colaborar, para que recojan ahí los productos de su donación. Reparten también octavillas con el listado de alimentos que son de mayor necesidad para los beneficiarios. Y señalan a los interesados un gran mesa dispuesta junto a la línea de cajas con una selección de estos artículos, para que no haya contratiempos en su búsqueda y no se queden atrás. Todo son facilidades.

No me cuesta trabajo ayudar. De momento puedo hacerlo y procuro colaborar todos los años”, afirma una señora, Loli Hernández, que repite la donación en cada establecimiento por el que pasa estos dos días.

En el arranque de la campaña, dice una voluntaria, Maribel Garrido, que las fechas son propicias pata la Gran Recogida. “La cercanía de la Navidad hace a la gente más sensible”. No es que sea flor del momento, aclara, que en Huelva hay solidaridad durante todo el año. Aunque siempre hace falta más.

“Ayudar es muy fácil”, dice otra compañera de peto azul, Ángela Paniagua. “Sólo hay que aportar tres horas al año. Es muy poco pero el resultado es tan grande que da muchas satisfacciones”.

Alimentos recogidos en el interior de una gran caja. Alimentos recogidos en el interior de una gran caja.

Alimentos recogidos en el interior de una gran caja. / Josué Correa

En toda la provincia hay movilizadas, viernes y sábado, más de 2.400 personas, que ofrecen información, dan facilidades para que la ayuda sea prestada con sencillez y rapidez, y organizan todo lo recaudado para agilizar luego el trabajo en los almacenes y pueda así llegar a los beneficiarios de la mejor forma posible.

Productos más demandados

Es en este cometido en el que detectan que las mayores carencias se centran en una serie de productos determinados: aceite, leche, productos infantiles, conservas de carne y pescado, zumos y legumbres hervidas. “Todo es bienvenido”, asegura Díaz Cabrera, aunque se descartan, como es lógico, los perecederos, por cuestiones prácticas, y no se rechazan otros habituales de las cuestaciones, como legumbres, pasta y arroces, pero se recuerda que el suministro de estos está cubierto y que hay que cubrir otras necesidades.

La cadena solidaria que pone en marcha la Gran Recogida la integran también grandes firmas de supermercados, como la onubense El Jamón, fiel a su cita anual con el Banco de Alimentos. “Para nosotros es un orgullo poder colaborar en todas nuestras tiendas, no sólo en Huelva sino también en Cádiz, Málaga y Sevilla”, apunta el director de Recursos Humanos de la empresa lepera, Antonio Díaz, en la que también los trabajadores “son un aspecto fundamental, por su trato diario con el cliente, a quienes ya han ido informando estos días y pidiendo ahora que no se olviden de aportar”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios