Huelva

La ausencia del contrabando eleva las ventas de los estancos de Huelva

  • Los estanqueros aumentan su facturación un 1,6% hasta marzo debido al abastecimiento que hubo antes del confinamiento y a los controles de carreteras, que cortan el comercio ilegal

Un estanco del centro de la capital onubense. Un estanco del centro de la capital onubense.

Un estanco del centro de la capital onubense. / Josué Correa

Si retrocedemos a las semanas previas del confinamiento, todos los fumadores se preguntaban si los estancos se iba a considerar negocios esenciales. Ante ese miedo del posible cierre hubo un repunte de la ventas. Un abastecimiento impropio en unas condiciones de normalidad. Tanto es así que el presidente de la Asociación de Estanqueros de Huelva, perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios, Antonio Martín, define la demanda como “bestial”.

A esta circunstancia hay que sumar que la influencia del contrabando durante todo este tiempo de pandemia no ha sido el que era. “Con las carreteras cerradas y los controles, el contrabando no ha fluido. Normalmente tenemos una barbaridad”, explica a Huelva Información. En esta sentido, Martín señala que la Guardia Civil ha hecho un trabajo estupendo”. Estos factores han provocado que las ventas de cajetillas y del tabaco de liar aumente, aproximadamente, un 1,6% en el primer trimestre del año, en comparación con el mismo período de tiempo que el pasado ejercicio.

Después, llegó el estado de alarma, el confinamiento, y desde entonces las ventas “se han mantenido”. Con excepciones, eso sí. Y es que se han visto perjudicados los estancos de las zonas céntricas de la capital onubense debido a que depende, entre otras cuestiones, de bares y cafeterías, explica Martín. Esto ha provocado que al estar todo cerrado se caigan sus ventas un 30%-40%.

Otra de las cuestiones que ha cambiado con respecto al tabaco es que muchos fumadores han cambiado sus hábitos de compra. “Hay muchas personas que en vez de comprar 1 cajetilla, se llevan 3 o 4, o incluso un cartón, y así evitan venir al estanco todos los días”.

Las ventas relacionadas con los vapeadores no han presentado cambios significativos. Aunque, eso sí, el presidente de los estanqueros de Huelva explica que con el paso del tiempo su demanda crece poco a poco “ya que la gente busca opciones alternativas” al tabaco. Por otro lado, aunque no hay datos numéricos, Antonio Martín asegura que una de las caídas de facturación se ha producido en el tabaco de cachimba, para lo que argumenta que esto se debe a que la mayoría de la gente relaciona la cachimba con actos sociales y lúdicos, en bares y demás establecimientos, algo que estas semanas no se ha podido dar.

Por último, Martín señala que desde la Asociación han estado pendientes de sus asociados durante estas semanas y han hecho esfuerzos en relación a medidas preventivas como pantallas faciales y demás cuestiones. Un esfuerzo en “nuestro pequeño presupuesto” porque a “nosotros no nos apoyaba nadie”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios