Huelva

La asociación San Miguel proyecta un puerto en el Piedras con 600 atraques

  • El grupo náutico negocia con la Appa que la concesión sea por 30 años y que el canon sea mínimo dado su carácter social · El proyecto está en fase de licitación y el plazo de ejecución es de 6-9 meses

Comentarios 7

La recientemente publicación en el BOJA de la resolución aprobatoria relativa a la solicitud de Autorización Ambiental Unificada -AAU- ha puesto en marcha las reuniones para construir unas nuevas instalaciones náutico-deportivas por parte de la Asociación Náutica San Miguel en el paraje del mismo nombre, a orillas de la ría del Piedras. Dicha entidad y la Agencia Pública de Puertos de Andalucía -Appa-, han iniciado ya el proceso de diálogo para negociar los términos de la correspondiente concesión administrativa en los próximos meses. Un hecho que dará continuidad a una tramitación cuyo origen se remontan al año 2002.

Fue entonces cuando comenzó a gestarse la necesidad de mejorar y modernizar las instalaciones de dicha asociación, por lo que según destacó su gerente José Manuel Garrido la obtención de la AAU, que "llevábamos ya varios meses esperando", supone "un paso importante para el inicio de las obras de la nueva marina, dándose ya todas las condiciones para que la Appa nos otorgue definitivamente la concesión administrativa sobre los terrenos para poder iniciar las obras".

Según Garrido, los principales puntos de la negociación se centran en el tiempo de la concesión, "que pretendemos sea de entre 20 y 30 años" y, sobre todo, en el canon a pagar por la ocupación de los terrenos, "que estamos intentando que sea el mínimo, teniendo en cuenta que somos una entidad sin ánimo de lucro y declarada de interés por el Ayuntamiento de Cartaya".

Una vez negociados estos términos, la Asociación Náutico-Deportiva San Miguel tendrá luz verde definitiva para el comienzo de unas obras en cuyo proyecto vienen trabajando sus responsables desde hace varios años, que se encuentran actualmente en fase de licitación y que serán adjudicadas por un presupuesto de 6 millones de euros y un plazo de ejecución de entre 6 y 9 meses.

Según Garrido, para la construcción de la marina que sustituirá a las actuales instalaciones portuarias de la asociación, "hemos contactado con algunas de las mejores empresas especializadas en este tipo de obras de toda la geografía nacional".

Unas obras que estarán centradas en el cambio del actual sistema de fondeos de las embarcaciones, por atraques fijos en pantalanes flotantes, "salvo el 10% que hay que reservar según la Ley para las embarcaciones que están de tránsito por nuestro litoral". El nuevo puerto contará con 600 plazas (500 de atraque), de las que 450 ya están solicitadas por los actuales 512 miembros de la asociación.

El coste de las instalaciones por socio va a ser de 11.191 euros para un pantalán de 8 metros; 15.830 para uno de 10; y 21.205 para uno de 12, incluyendo las actuaciones náuticas y en tierra. El coste para el socio protector, que sólo tendrá que abonar las actuaciones en tierra, será de 3.468 euros.

En cuanto a las características técnicas de la nueva marina que, según Garrido, tiene como principales objetivos "satisfacer las actuales demandas de los socios, aumentar la oferta náutica del club, mejorar la estética de la ría y atraer más turistas a la zona", destaca que va a ocupar una superficie de algo más de 32.000 metros cuadrados, distribuidos en 15.703 en tierra y 16.428 en la lámina de agua del Piedras.

Con respecto a la zona en tierra, el proyecto prevé la construcción de unas oficinas (176 m2), una cantina (200 m2), una terraza (231 m2), un varadero (4.393 m2), un punto limpio (48,77 m2), zonas verdes (785 m2), un aparcamiento de 340 plazas, zonas peatonales entre las que se incluyen un carril de paseo que discurrirá en paralelo y por el interior del cerramiento perimetral de toda la parcela (698 m2) y varias naves (647 m2).

En los 16.428 metros cuadrados de lámina de agua que ocupará el nuevo puerto se construirá una pasarela de acceso, un rompeolas perimetral de abrigo, y ocho pantalanes de los tipos N-10-01 y AM-1500-3, de distintas dimensiones según la eslora de las embarcaciones que van a atracar en los mismos. Dichos pantalanes estarán anclados con pilotes que permitirán el movimiento conjunto vertical para adaptarse a los cambios de las mareas, pero no el horizontal.

Las plazas de atraque van a estar distribuidas según el tamaño de las embarcaciones, estando previstas 341 para barcos de 8 metros de eslora por 3,80 de manga, que ocuparán una superficie de lámina de agua de 10.366 metros cuadrados; 74 para barcos de 10x4,3 metros, que ocuparán una superficie de 3.182 m2; y finalmente 50 para embarcaciones de 12x4,8 metros, con una superficie de ocupación de 288 m2.

Para la construcción del nuevo puerto también será necesario el dragado de unos 11.765 metros cúbicos de arena y lodo de la zona donde se ubicarán los pantalanes.

El nuevo Puerto de la Asociación Náutico-Deportiva San Miguel está incluido en el Plan de Usos de los Espacios Portuarios de la Ría del Piedras que aprobó la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía en agosto del año pasado. Un plan que prevé una inversión de 30,75 millones de euros en 7 años, de los cuales el 35% lo aportará directamente la Junta de Andalucía, y el 65% restante le corresponderá a la iniciativa privada.

Dicho plan permitirá crear 565 nuevos puntos de amarre para embarcaciones de recreo en la ría, con lo que su ámbito portuario pasará a tener una ocupación máxima de 2.565 embarcaciones de recreo: 2.230 en atraques y 335 en fondeos estables, repartidas entre cinco instalaciones: El Terrón (400 amarres), El Rompido (365 amarres), Punta de la Barreta (750 amarres), San Miguel (600 amarres) y Nuevo Portil (450 amarres).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios