HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Huelva

El artista José Martín Sánchez

  • Hijo de Diego Martín Domínguez y de Pilar Sánchez, José Martín Sánchez nació en Écija el 15 de julio de 1948 l En el curso 1982-83 impartió clases en el Taller Estudio de Artes Plásticas de Huelva

EN esta Historia Menuda nos ocupamos de un artista con larga trayectoria como educador artístico, que nunca ha pasado la frontera tras la cual el arte se deshumaniza, en definitiva, de José Martín.

José Martín Sánchez nació en Écija el 15 de julio de 1948. Era hijo de Diego Martín Domínguez, jefe de tráfico del Destacamento de la citada población y por ello hombre de condición económica acomodada. Su madre era Pilar Sánchez.

Y en la bella ciudad astigitana, aquella que cantara Luis Vélez de Guevara, en El Diablo Cojuelo, como la más fértil población de Andalucía en el siglo XVII, sólo pasó su primer año y medio. Sus padres se trasladan a Castilleja de la Cuesta y permanecen allí tres años. Después, la veleidosa fortuna trae a la familia a la ciudad del Tinto y del Odiel, donde se instala, en 1954, en una casa agradable situada en la barriada de José Antonio.

En los alrededores de esta simpática barriada, sobre la roja arcilla crecían las plantas en apretado desorden: las flores surgían donde Dios quería, sólo había algunas casas diseminadas y la línea de autobuses todavía no alcanzaba aquel núcleo de liliputienses viviendas. No obstante, una gran alegría iluminaba la mayoría de los rostros infantiles en aquellos años: el barro ofrecía muchas posibilidades lúdicas. Así, en el Monturrio, en compañía del que con el transcurrir de las fechas se convertiría en un gran artista, Castro Crespo, jugaban con la arcilla y moldeaban pasos de Semana Santa, figurillas de barro con las que se adentraban en el difícil compromiso del Arte.

Podemos afirmar que el destino quiso que se unieran estos dos excelentes artistas, José Martín y Castro Crespo. Pero, comencemos por la génesis de su amistad: Vecino de Diego Martín era Juan Castro, encargado de realizar las figuras que tejían un mundo mágico en las cabecitas de la gente menuda en la Cabalgata que organizaba el Ayuntamiento. pues bien, cuando le sobraban piezas de estas Cabalgatas traía a su casa los cabezudos y los instalaba sobre su jardín y allí jugaban los dos amigos. También hemos mencionado su unión en el aprendizaje y añadamos que ambos estudiaron juntos en Sevilla. Vivían en el Cuartel de Intendencia de los Jardines Murillo, estaban en la Residencia de Suboficiales -en la que también había Residencia para estudiantes- y pintaban en la espaciosa habitación que compartían Pero, volvamos a sus años de mocedad.

Sus primeras letras y números los aprendió en el colegio José Antonio y, casi sin darse cuenta, se vio matriculado de Bachillerato en el instituto La Rábida. Prosigue sus estudios, pero ¡paradojas de la vida! se matricula en Ingeniería Técnica de Química en el Politécnico de La Rábida, donde sólo estuvo un año porque el Arte lo llamaba de manera imperiosa e ingresa en la Facultad de Bellas Artes de la capital hispalense, a pesar de las dificultades que ofrecía ingresar en la misma, ya que se realizaban pruebas y sólo entraba un pequeño porcentaje de aspirantes a alumnos. Durante sus estudios, participa con otros alumnos en Exposiciones colectivas Fin de Curso en los años 1971, 1972, 1974 y 1975.

La capital del Betis, en aquellas fechas, rebosaba de artistas y exposiciones a las que él, ávido de aprender, asiste. En 1964, Benjamín Palencia, amigo de Juan Ramón Jiménez, viene como miembro de un tribunal al Convento de Santa Clara de Moguer, advierte que José Martín posee la chispa artística y le ofrece una beca en París. Él no la acepta, ya que la experiencia le dicta que cuando se volvía de disfrutar la beca no se encontraba trabajo y se decide por preparar las Oposiciones. Mientras, ejerce como profesor en el colegio Río Gulf, en el instituto Diego de Guzmán y Quesada...

José Martín Sánchez se diploma en Escultura en 1975, y atraviesa el umbral de la Facultad de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría con el título de Licenciado en 1976.

Poco después, era uno de los representantes que constituyeron el Comité para la puesta en funcionamiento de la Escuela de Artes y Oficios de Huelva, creada por Decreto publicado en el B.O.E. de 11 de mayo de 1967.

En el curso 1982-83, impartió clases en el Taller Estudio de Artes Plásticas de Huelva.

En 1988, consiguió un puesto de Carácter Singular de Coordinador de Gabinetes Pedagógicos de Bellas Artes. No obtuvo destino por haber solicitado sólo el Museo Provincial de Huelva.

El ideal en el Arte de José Martín es la escultura en la que se adentra en el piélago del arte abstracto. Después se deja llevar por la pintura paisajista y el bodegón.

Como singularidad de este artista debemos añadir que en algunas de sus obras el bronce predomina en algunos fondos. Esto quizás dificulta en los primeros instantes la comprensión artística del espectador que, cuando lo comprende, observa que la obra está impregnada de arte. En la labor de preparación del material, José Martín emplea el óxido de hierro: se prepara un recipiente de agua, se vierte en él algunos trozos de hierro. Con el transcurso del tiempo, si echamos en el recipiente una figura de marmolina y cemento, el óxido ataca la efigie y queda con la tonalidad del óxido.

En la actualidad, es Catedrático de Dibujo en el Instituto Provincial de Adultos de Huelva (IPFA).

Dejemos que la cronología nos vaya desgranando su quehacer artístico:

En 1971 realizó, conjuntamente con el pintor Juan Carlos Castro, para el mesón Torre del Oro, de Sevilla un bodegón.

1971: Mural para la Feria de Muestras de Sevilla, para la compañía Mepanza Extrafor, conjuntamente con los pintores Castro Crespo y José Luis de Dios y del Moral.

Murales en la antigua Ciudad de los Niños, realizado en unión de Juan Carlos Castro Crespo.

1973: Premio de Escultura Juan de Mesa, patrocinado por el Excmo. Ayuntamiento de Sevilla.

1974: Premio de talla en madera, en Gibraleón.

1974: I Certamen Regional de Pintura: Salón de Pintura Convento de Santa Clara de Moguer. Premio.

1974: XVII Salón de pintura, Excmo. Ayuntamiento de Gibraleón. Obtuvo el Primer Premio.

1974: Mención de Honor en Escultura otorgado por la Dirección General de Bellas Artes.

1974: Diploma (en Escultura) de la primera Expo-Pintura celebrada en Moguer.

1975: XXIV Exposición de Otoño, Real Academia de las Bellas Artes de Sevilla.

1975: II Exposición Nacional de Pintura y Escultura (Pabellón Mudéjar). Sevilla.

1975: VIII Salón de Otoño, Excmo. Ayuntamiento de Huelva.

1976: Premio de la Facultad de Bellas Artes, para erigir un busto retrato a Rafael Beca Mateo.

1976: IX Salón de Otoño, Excmo. Ayuntamiento de Huelva.

1976: Mención de Honor en el VIII Salón Nacional de Pintura y Escultura en Bollullos del Condado.

1976: VII Salón de Pintura Andaluza. Palacio de Exposiciones de Moguer.

Galardonado con el Perejil de Plata de la Casa Municipal de Cultura Juan Ramón Jiménez y Zenobia Camprubi.

1976: Concurso de Murales para el Aeropuerto de Sevilla.

1980: Exposición de pintura, en la Real Maestranza de Caballería de Ronda.

1981: Concurso de escultura para el Faro del Espigón de Mazagón, Huelva.

1982: Participación en el Concurso de carteles para las Fiestas Colombinas.

1982: Busto retrato, de sor Ángela de la Cruz, situada en el patio interior del Convento de las Hermanas de la Cruz de Huelva.

1985: Busto retrato, de santa Rafaela María del Sagrado Corazón, situado en el patio del Convento del Santuario de la Cinta, de Huelva.

1996: Ponente del curso Jornadas Pedagógicas Andaluzas: La escultura. Procedimientos y Técnicas.

1999: Cartel del ciclo de conferencias de los Derechos Humanos en el Umbral de un Nuevo Milenio.

2001 y 2004: Cartel del Instituto Provincial de Adultos de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios