Huelva

Cada año mueren más de 40.000 encinas y alcornoques

  • La dehesa onubense supone el 76,7% de la superficie total de la provincia

Comentarios 3

El decaimiento progresivo o seca de encinas y alcornoques es uno de los problemas fitosanitarios más importantes en España y en otras zonas de la cuenca del Mediterráneo. Según el Instituto de Estadística de Andalucía, para la provincia de Huelva, una de las regiones españolas más forestales, con una superficie forestal de 776.900 hectáreas (76,7% de la superficie total) dominada por formaciones de encinas y alcornoques, la situación es preocupante, ya que se propone, desde estudios ya realizados, un ritmo de mortalidad de estas especies de 40.000 árboles anuales. Además, las investigaciones han detectado en Huelva la presencia del hongo Phytophthora cinnamomi, principal causante de la seca, en el suelo de todas las parcelas muestreadas en las comarcas del litoral, Condado y Andévalo, aunque es ésta última la que más se ha visto afectada, ya que el estado de sus árboles es más preocupante, tal y como asegura Raúl Tapias, una situación que puede explicarse por "su tipo de suelo, sobre capa de pizarras que provocan encharcamientos que hacen más virulento al hongo". Pero tal y como asegura, también en el Andévalo se han detectado ejemplares que han sobrevivido a la infección, "lo que supone una esperanza para el ecosistema de esta zona y del resto de las dehesas".

Por esto, la investigación proyectada por este grupo de la Universidad de Huelva es de vital importancia para la supervivencia de las dehesas de encina y alcornoque, algo que las empresas onubenses relacionadas con el sector aprecian con su colaboración. Es el caso del grupo empresarial Ence, el mayor productor de corcho de Huelva, el cual, a través de su centro de investigación y Tecnología, están muy interesados en los resultados, por lo que tiene suscrito dos contrato con este grupo de investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios