Huelva

Una banda organizada saquea la tienda de Apple de la calle Palacio

  • La Policía busca a los aluniceros, que han conseguido escapar en un Volkswagen Golf

La persiana metálica del establecimiento de la calle Palacio de Huelva, totalmente destrozada. La persiana metálica del establecimiento de la calle Palacio de Huelva, totalmente destrozada.

La persiana metálica del establecimiento de la calle Palacio de Huelva, totalmente destrozada. / fotos: josué correa

Comentarios 1

"Tenemos todavía el susto en el cuerpo y sentimos una gran impotencia". Con estas palabras la gerente de Rossellimac Huelva, Reyes Romero, define lo vivido ayer por ella y por sus trabajadores en la tienda distribuidora oficial de Apple en la calle Palacio de la capital onubense, asaltada por una banda de aluniceros en plena madrugada.

Todo ocurrió en torno a las 4:40 de ayer, según la información oficial ofrecida por la Policía Nacional. Las primeras pesquisas han llevado a los investigadores a determinar que los ladrones tenían bien claro su objetivo. Habían estudiado bien la localización de la tienda, cómo acceder hasta ella y reventar el escaparate de la forma más efectiva. Y también sabían dónde estaban los objetos más codiciados de su interior.

Se han llevado entre 40 y 50 iPhones, cuyo precio ronda los mil euros cada uno, y ordenadores"

La banda viajaba en un Volkswagen Golf. La primera parada la realizaron en San Juan del Puerto, donde robaron el Ford Escort negro que emplearían luego en el alunizaje. Las fuentes consultadas por Huelva Información precisan que fracturaron una luna del vehículo-ariete y le realizaron un puente para poder llevárselo.

El grupo se dividió entonces para repartirse entre los dos automóviles y puso rumbo a la capital onubense. Los delincuentes accedieron sin problemas a la isla peatonal que conforma el centro de Huelva. Según las fuentes de este diario, aunque se estudian varias posibilidades la que mayor fuerza tiene es la de que se adentraron por la Plaza de Las Monjas hasta la calle Palacio.

Los obstáculos que encontraron en la calle no les impidieron empotrar el Ford Escort en el escaparate de cristal -protegido por una reja- del número 9 de la calle Palacio, aunque sí les fue más difícil hacerlo a más velocidad. Con todo, los cacos consiguieron reventar el cristal y abrir hueco suficiente como para reptar bajo la verja y acceder al interior del negocio. Iban perfectamente equipados para el asalto: pasamontañas, guantes y ropa deportiva para moverse con agilidad. Solo tres entraron a la tienda de Apple; el cuarto se quedó vigilando en el exterior por si había que dar la voz de alarma.

Las cámaras de seguridad grabaron el momento. Acometieron el robo con fuerza a oscuras y en apenas tres minutos. En ese plazo lograron llevarse, según la estimación inicial de la gerente de Rossellimac Huelva, "en torno al 80% de la exposición, que son todos dispositivos de venta, y parte de lo que estaba en el almacén". El grueso del botín está conformado por teléfonos móviles y ordenadores portátiles. Reyes Romero señala que "los iPads no les han interesado y los iMacs tienen un tamaño muy grande y son incómodos para llevárselos" en tan breve lapso de tiempo. En total, miles de euros en material tecnológico. A ojo de buen cubero, la responsable del negocio calcula que "se han llevado entre 40 y 50 iPhones de los nuevos, cuyo precio ronda los mil euros por terminal".

Romero añade que "está claro que nos habían estado estudiando porque sabían perfectamente dónde estaban la puerta del almacén o las cosas de interés" del mismo. "Es algo muy estudiado y muy profesional". Todavía no ha interpuesto la denuncia porque "necesitamos hacer inventario antes".

Los ladrones no dejaron ni una huella que pueda servir a la Policía Científica para identificarlos. Pero sí un reconocible modus operandi que los relaciona, al menos, con otros seis robos en tiendas de la misma cadena en Andalucía en los dos últimos años. Han sido dos en Córdoba en 2016, uno en Almería en diciembre de 2017 y otro en Sevilla el pasado agosto. Los más recientes tuvieron lugar la pasada semana en Almería (el lunes 8 de octubre) y en Granada (el martes 9).

El Golf también los delata. Lo han usado para escapar, al menos, en los tres últimos asaltos y es el objetivo principal de la Policía. Las fuentes de este diario señalan que no son onubenses.

La actuación delictiva de la madrugada de ayer fue tan veloz como la huida. En cuanto la banda obtuvo el botín, abandonó el Ford Escort en la calle Palacio y trató de salir de Huelva a toda pastilla. La Policía Local y la Policía Nacional iniciaron una persecución que finalizó en la A-49, a la altura de San Juan del Puerto, donde un coche zeta del Cuerpo Nacional de Policía les acabó perdiendo la pista.

Hasta las 13:00 de ayer los trabajadores no pudieron acceder al negocio, que fue objetivo de las curiosas miradas de los viandantes del centro de la capital. "Ahora tendremos que mirar los números de serie y el imei de cada uno de los terminales y eso nos va a llevar un tiempo", avanza la gerente de Rossellimac. Todos esos datos se irán incorporando a la denuncia.

La urgencia para la empresa es que se restablezcan las medidas de seguridad para retomar su actividad cuanto antes. El seguro se hace cargo del material robado, "pero no cubre los días en los que no vamos a poder vender nada". Romero cree que los ladrones sacarán los dispositivos "del país y, como no están activados, los hackean y los venden por cuatro duros o los despiezan; de los robos en otras tiendas no se ha conseguido localizar nada más que dos dispositivos robados en Marruecos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios