Huelva

El hospital contrata una empresa para acabar con el atasco de la ropa sucia

  • El Juan Ramón dice que la situación está normalizada tras las averías en la lavandería

La acumulación de ropa sucia en algunas dependencias comienza a ser alarmante. La acumulación de ropa sucia en algunas dependencias comienza a ser alarmante.

La acumulación de ropa sucia en algunas dependencias comienza a ser alarmante. / CSIF (Huelva)

El Hospital Juan Ramón Jiménez ha tenido que echar mano de una empresa externa para desatascar la situaicón producida en la lavandería del centro, como consecuencia de la avería de varias máquinas.El problema fue denunciado por el sindicato CSIF quien hablaba de más de 25.000 kilos de ropa acumulada en pasillos y dependencias por culpa de la avería de cuatro de las seis máquinas de la lavandería. El sindicato apuntaba a una situación de malos olores, líquido saliendo de las bolsas de plástico, ropa manchada de sangre, vómito y orina que “lleva días sin lavarse hacinada en pasillos y dependencias cerca de los pacientes” desde principios de esta semana.

CSIF pasó a la denuncia pública después de “intentar que se pusiera solución al problema desde la gerencia y únicamente haber recibido como respuesta evasivas y promesas que no llegan ante la urgencia de esta situación y la peligrosidad que supone”, explicó Eleuterio Velázquez, delegado de CSIF en el hospital. Velázquez informó de que ya había presentado cuatro notificaciones por riesgos laborales, además de la alerta sanitaria en la que podría desembocar la situación. En este sentido, aseguró que “existe riesgo de contaminación y lo calificó como focos de infección que están diseminados por todo el hospital”.

La situación descrita añade que “algunas de las bolsas donde se acumulan pijamas, sábanas, toallas o batas se están rompiendo provocando que salga líquido de ellas. Se mezcla la ropa de adultos con la de Pediatría y, mientras se intenta arreglar la maquinaria, se está ensuciando aún más la ropa que se encuentra en la lavandería”.CSIF tacha de “inaudito” lo que está ocurriendo, precisamente en un hospital, llegando al extremo de acumular ropa sucia en las inmediaciones del área de diálisis, donde están los pacientes aislados para evitar cualquier tipo de contagio. Según ha podido saber esta central sindical, se está guardando la ropa en cubetas sucias donde se reutilizan las bolsas de plástico “dándoles la vuelta y dejando los tejidos húmedos hasta el día siguiente”.

Por todo ello, desde el sindicato se ha pedido el traslado urgente de la ropa sucia acumulada. Ha planteado que este fin de semana se clausure la lavandería para poder desinfectarla y ha exigido a la gerencia del hospital que priorice el arreglo de las máquinas.En este sentido, CSIF ha advertido a la Administración de que “este problema no sirva de excusa para plantear la privatización del servicio, como ya ocurrió en el Infanta Elena. Se trata de invertir en la lavandería, apostar por el servicio público, modernizando las máquinas para que funcionen correctamente y dejen de presentar problemas de mantenimiento de forma continua”. Por eso, el responsable provincial de Sanidad de CSIF, César Cercadillo ha instado a la Administración “a solucionar este problema aprovechando el clima de colaboración que nos ha transmitido últimamente”.

Además, Cercadillo recordó que desde la propia Delegación Provincial de Salud se requirió información sobre las necesidades de los diferentes centros: “Qué mejor manera de comenzar, con unos nuevos presupuestos en el horizonte, que renovando la maquinaria de lavandería del Juan Ramón después de ser testigos de la gravedad de las consecuencias de su mal funcionamiento”.Desde la dirección-gerencia del Juan Ramón se presentó una situación menos adversa.La acumulación de ropa sucia ha sido de 2.000 kilos o lo que es lo mismo, “el equivalente a la ropa generada en un día normal en el hospital”, mientras que “la mayoría de las lavadoras ya están reparadas”. El Juan Ramón apuntó que en la tarde de ayer, la producción de ropa limpia quedó actualizada.

Para atajar el atasco, el hospital ha tenido que recurrir “de manera puntual” a la ayuda de una empresa externa para el lavado de los kilos extra. “Por otro lado –añadió el hospital– en ningún momento se ha visto afectada la asistencia a los pacientes, ni tampoco ha faltado ropa limpia”.

Uno de los contenedores con ropa sucia. Uno de los contenedores con ropa sucia.

Uno de los contenedores con ropa sucia. / H.I. (Huelva)

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios