Huelva

Uno de los abogados defensores del crimen de Cartaya renunció “por miedo”

  • Juan Isidro Fernández asegura que “temí por mi vida” cuando acudió el miércoles al Instrucción 5 de Ayamonte para asistir a J.M.P.P. 

La Guardia Civil tratando de contener a la gente en Ayamonte, el miércoles. La Guardia Civil tratando de contener a la gente en Ayamonte, el miércoles.

La Guardia Civil tratando de contener a la gente en Ayamonte, el miércoles. / Josué Correa (Ayamonte)

El abogado Juan Isidro Fernández iba a sustituir a la letrada de J.M.P.P., uno de los principales investigados por el doble crimen de Cartaya. El pasado miércoles acudió a la sede del Juzgado de Instrucción 5 de Ayamonte, donde su cliente estaba citado junto con el otro imputado principal, J.A.M.B., para prestar declaración sobre lo acontecido el Domingo de Ramos de 2019 en el camino de Los Bayos, donde fueron asesinados Samuel Vizcaya Calderón y Manuel Bellido Granado. Pero el letrado acabó renunciando a la defensa.

El jurista explicó ayer a Huelva Información que lo hizo porque "temí por mi vida, sufrí graves amenazas de muerte y le cogí un poco de pánico", señaló en referencia a la tensión que se vivió en el exterior del edificio judicial ayamontino, cuando allegados de Vizcaya se abalanzaron sobre el furgón policial donde J.A.M.B. era trasladado para que testificara.

Asimismo, Fernández apunta que allí "no se tomaron las medidas necesarias para evitar aquella aglomeración, creí que nos mataban".

El experto quiere dejar claro que en ningún momento su desistimiento tiene que ver con el impago de honorarios o con la actitud de quien fue su cliente, "que tiene mucha defensa y al que creo". En este sentido, manifiesta que "me da pena haberme apartado del caso, pero lo del otro día fue para temer por nuestra vida y no estoy dispuesto a eso". Reclama, como sus compañeros, más seguridad para evitar futuros incidentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios