Elecciones andaluzas

Vox lanza su "reconquista" desde Huelva

  • Abascal quiere encabezar una mayoría alternativa ante "la corrupción" y el "comunismo chavista". Dice que lo útil es votar a su partido frente a "los tontos útiles del voto inútil" del PP

Comentarios 1

Fue lo primero que dijo y era cierto: "Protagonizamos el mitin más grande de la campaña electoral en Huelva que haya hecho ningún partido". Porque más de 500 personas llenaron la plaza de la Merced para escuchar su mensaje. Santiago Abascal habló entre gritos de "viva España", banderas y los sones del himno nacional a la clausura.

Pero la arenga del líder de Vox no fue necesaria para que la gente se viniera arriba: ya estaban dándolo todo desde que el responsable de Juventudes del partido en Huelva, Pablo Vinagre, abrió el acto con un "¡buenas noches, Huelva; viva España y viva Vox!".

Abascal llamó a los onubenses a "reconquistar España desde Andalucía", toda vez que ve "posible" una mayoría alternativa a "la corrupción" del PSOE y al "comunismo chavista" de Adelante Andalucía. Y, por eso, para coger las llaves de San Telmo, insistió en que, frente a "los tontos útiles del voto inútil", en referencia al PP, lo verdaderamente útil, a su juicio, es votar a Vox.

Eso sí, aseguró que "puede haber dificultades" a la hora de pactar y que tendrá que ser su formación la que lidere esa mayoría alternativa, ya que el PP en 36 años "no ha sabido echar al PSOE de San Telmo" y, por su parte, "la muleta naranja", en referencia a Cs, ha sostenido a los socialistas en el Gobierno andaluz . Pero Abascal también tuvo para Podemos, que "pretende imponer el modelo de Venezuela".

Con críticas a los medios de comunicación que, en sus palabras, estigmatizan, insultan y trasladan el mensaje de que Vox tiene malos sentimientos y es un peligro para la democracia, Abascal valoró que, más allá de lo que vaticinan las encuestas, su partido ya ha ganado porque ha conseguido "que Pablo Casado hable de inmigración cuando ya no lo hacía", así como "que Pedro Sánchez hable de Gibraltar" o que Albert Rivera "convoque mítines en Alsasua".

Su mensaje se basó en la defensa de la unidad de España, en el fin de las autonomías, en el derecho a decidir quién entra en el país en función de las necesidades económicas del mismo, en la defensa de las tradiciones y la cultura y en la lucha "contra el maltrato en el ámbito familiar".

Según anunció, precisamente hoy presentará una querella contra la presidenta andaluza y candidata a la reelección, Susana Díaz, por afirmar que su formación es "machista" y acusarle de justificar la violencia contra las mujeres.

En este sentido, reprochó a la presidenta andaluza que los haya llamado "racistas y homófobos" y explicó que el objetivo de la querella, que se amparará en el artículo 510 del Código Penal sobre delitos de odio, es "evitar que se siga propagando un discurso de odio contra los españoles que tenemos un discurso contrario al progresista".

"No vamos a permitir la estigmatización, los insultos y que se nos impute el odio por otras personas, un odio que jamás hemos defendido y que nunca hemos protagonizado", argumentó.

Con respecto a la violencia de género, señaló que están en contra de la ley actualmente en vigor porque "no ha cumplido con sus objetivos" y "ha estigmatizado a la mitad de la población". Así, precisó que lo que quiere es una ley "que proteja a mis hijas, a mi madre y a mi esposa, pero también a mis dos hijos varones de denuncias falsas”.

"Dijo que justificábamos la violencia machista. ¡Será sinvergüenza! ¿Cómo puede decir eso?; pero cómo te atreves, Susanita!", exclamó el dirigente de Vox.

Entre gritos de "presidente, presidente", exigió una ley justa que "combata" la violencia contra la mujer, contra el hombre y contra los niños, la "practique el padre o la madre". Así, defendió una ley que "no tenga víctimas de la propia ley", tras señalar que "hay algunas sujetas, como la alcaldesa de Madrid, que dice que la violencia está incardinada en el ADN de la masculinidad".

Además, la oposición a la "memoria histérica" y a la ideología genero –que es una "perversidad moral"– así como la protección de la vida y la maternidad "frente a la cultura del aborto" fueron abordadas, entre otros asuntos, por el candidato a la presidencia de la Junta. Francisco Serrano dio la bienvenida a los onubenses a la "reconquista" y aseguró que ante el "adormecimiento" de España, que está "en la UCI", Vox es el partido que puede darle al país el "cambio radical" que, a su juicio, necesita.

Con un discurso más provincial, el cabeza de lista por Huelva, Rafael Segovia, abogó por que la provincia onubense deje de ser "el culo de España" y haga realidad esas demandas históricas ante las que los grandes partidos no han respondido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios