Santuario de la Cinta

Historia y devoción se unen en la renovación del Voto Colombino tras 526 años

  • El comandante naval de Huelva renueva la promesa que hiciera Cristóbal Colón en su regreso del Nuevo Mundo e invoca la devoción mariana que mantiene la gente de la mar que se convierte en voto permanente

El comandante naval enciende el cirio del Voto Colombino. El comandante naval enciende el cirio del Voto Colombino.

El comandante naval enciende el cirio del Voto Colombino. / Josué Correa (Huelva)

Comentarios 0

Historia y devoción se unen simpar en la celebración del Voto Colombino, con la que Huelva recuerda su irrenunciable vocación americanista como cuna del Descubrimiento de América y la inevitable presencia de Cristóbal Colón en estas tierras y más en concreto, en el Santuario de la Cinta.El templo del Conquero volvió a llenarse en la tarde de ayer de personalidades y devotos que no quisieron perderse el cumplimiento de un peldaño más de la historia ya que fue el 2 de marzo de 1493, cuando los descubridores regresaban a España, cuando una tempestad les hizo solicitar el auxilio de la Virgen de la Cinta, protectora de los marineros.

Fue cuando se vieron en medio de una terrible tempestad que sin duda podía hacer zozobrar la carabela Niña,donde venía el almirante. Hombres de fe en su mayoría y de gran sentido mariano, ante el temor del hundimiento, pusieron su mirada en los cielos e imploraron a la Madre de Dios la salvación. El almirante Colón prometió enviar a un romero a la Ermita de la Virgen de la Cinta a darle gracias si las cosas salían bien.

Se echó en suerte quién debía acudir a cumplir la promesa y le tocó al propio Cristóbal Colón, que a su llegada el día 15 de marzo al puerto de Palos y tras pasar la noche orando en el Monasterio de Santa Clara en Moguer, acudió a Huelva para cumplir el voto.Capital importancia en la rememoración tienen la Real Sociedad Colombina y la Hermandad de la Cinta, representadas este sábado por sus máximos responsables. Asimismo se contó con la presencia de alcalde de Palos, Carmelo Romero; el teniente de alcalde del Ayuntamiento de Huelva, Manuel Gómez Beltrán y el comandante naval de Huelva, Mariano Ugarte quien renovó el voto en nombre del almirante de la flota, Manuel Galán.

Antes de la renovación del voto, tuvo lugar la celebración eucarística presidida por el rector del santuario, Andrés Vázquez. La misa contó con la participación de las corales Nuestra Señora del Valle y Santa María de la Rábida, con la presencia del violinista Luis Rebollo.El estandarte de la Sociedad Colombina fue introducido en la ermita y subido al presbiterio donde tanto su presidente José María Segovia como el de la gestora de la Cinta, Bienvenido González pronunciaron palabras de reconocimiento mutuo por mantener este hito religioso e histórico. No en vano, la hermandad cintera es socia de honor de la Colombina.

También dirigió unas palabras Mariano Ugarte quien invocó a la Cinta reconociendo “cuántas veces es invocada y cuántos votos se hacen en todos los buques”, de manera que se convierten “en un voto perpetuo de la gente de la mar”. Una vez encendido el tradicional cirio, el comandante declaró solemnemente que “en nombre de la Armada” se había cumplimentado una vez más el voto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios