Huelva

Unanimidad por La Rábida

  • PSOE, PP e IU se comprometen a presentar iniciativas parlamentarias de apoyo a la designación de Patrimonio de la Humanidad para los lugares vinculados al Descubrimiento · La petición ya se ha solicitado a Zapatero

Comentarios 20

La historia acredita que el Descubrimiento de América se gestó en nuestra provincia, pero después de más de 500 años Huelva no cuenta con el reconocimiento de haber sido clave y decisiva para el progreso y la transformación de la Humanidad a finales del siglo XV, gracias al descubrimiento de un continente desconocido. Una deuda histórica que ha impulsado que ahora catedráticos, organizaciones políticas, instituciones y demás agentes sociales se unan en Huelva para reclamar la designación de La Rábida y los lugares del Descubrimiento como Patrimonio de la Humanidad. La petición, impulsada desde la Asociación de Estudios Iberoamericanos, ya se ha realizado al Gobierno de España y a ella se sumarán las que lleguen al Congreso, Senado, Parlamento andaluz y Diputación de Huelva, después de que las tres principales fuerzas políticas (PSOE, PP e IU) se hayan comprometido a ello. Todas con el objetivo de que la Unesco (organización con competencias para ello) incluya a La Rábida y su entorno entre los bienes declarados como Patrimonio de la Humanidad.

Se persiguen dos objetivos. El reconocimiento como tal del patrimonio (1), que además de un hecho de justicia se convertirá en revulsivo para la economía provincia porque (como se apunta desde el Ministerio de Cultura) toda ciudad que logra esta distinción registra un incremento en el número de turistas que llegan para visitarla y eso se convierte en creación de empleo (aquí reside uno de los motivos por los que los gobierno luchan tanto por conseguir este privilegio). Y (2) que se celebre el décimo aniversario de la Declaración de La Habana cumpliendo sus conclusiones, entre las que se reconocía la Rábida como Lugar de Encuentro Iberoamericano y la construcción de una sede cultural integrada en la Secretaría General Iberoamericana, para ocuparse "preferentemente" de promover los vínculos culturales existentes entre ellos, y proyectarlos también en el espacio de la UE mediante la gestión de proyectos histórico-culturales, que reconozcan y valoren la diversidad de los pueblos que integran la Comunidad Iberoamericana de Naciones. Llegaba después de que Huelva se echase a la calle (hace ahora diez años) para reclamar que La Rábida ocupase el lugar que se merece en encuentros iberoamericanos. Se logró ese reconocimiento (aprobado por unanimidad en el Congreso, el 29 de septiembre de 1999), que suponía un trato preferente para la organización de cumbres de jefes de Estado. En su día se aplaudió el logro. Hoy también, pero con el sabor amargo de saber que se ha quedado en eso, en reconocimiento, sin ningún tipo de operatividad: desde entonces se ha celebrado una Cumbre de Estados Iberoamericanos en España (en Salamanca, octubre de 2005) y se ha cerrado la organización de otra (en Cádiz, 2012). Ninguna de estas ciudades tiene esa calificación.

La maquinaria se ha puesto en marcha para evitar una vez más que el presente y el futuro den la espalda al pasado. El 10 de noviembre se realizó oficialmente la petición oficial al presidente del Gobierno de la Nación, que es la única administración que tiene potestad para realizar la solicitud de declaración. Una vez que se decida positivamente sobre ello, la candidatura deberá permanecer al menos un año en una lista de espera en la que se ya están presentes 24 solicitudes. Ese tiempo debería ser suficiente para elaborar el expediente con el que se pueda acreditar que La Rábida y los lugares del Descubrimiento (aún no se ha delimitado el listado concreto, aunque se tiene claro que no deben faltar el Monasterio de Santa María de La Rábida, el Convento de Santa Clara, la Iglesia de San Jorge, la Fontanilla, la Casa Museo de Martín Alonso Pinzón y el Santuario de La Cinta) merecen considerarse como Patrimonio de la Humanidad. Se exige el cumplimiento de uno o más requisitos de un total de diez, entre los que se entiende que Huelva coincide, al menos, con ocho. Y es que en muchos de ellos se hace mención a la trascendencia histórica, el impacto, o influencia en las civilizaciones. Eso, sí, los monumentos no han debido haber sufrir modificaciones sustanciales a lo largo de su historia y en caso de Huelva también se cumple.

Está claro que de Huelva partieron la tres naves capitaneadas por Colón. Que de Huelva era Martín Alonso Pinzón, que acompañó a Colón en su primer viaje, así como la mayor parte de los 90 marineros que zarparon rumbo a las Indias, pero que atracaron en el nuevo continente. En Huelva se conserva la fuente de la que se cogió el agua para la travesía, como la iglesia donde se dio lectura a la Orden Real que autorizó el viaje, o el Santuario donde dicen que Colón rezaba... ¿Hacen falta más muestras para defender que Huelva fue la cuna del Descubrimiento?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios