Huelva

La UHU marcha sobre ruedas

  • Un grupo de 18 estudiantes de la Onubense participa en la competición internacional de Motostudent

  • La meta es crear un prototipo de motocicleta

Una de las sesiones de ensamblaje del vehículo. Una de las sesiones de ensamblaje del vehículo.

Una de las sesiones de ensamblaje del vehículo. / h. información

La Universidad de Huelva (UHU) va sobre ruedas. Y eso lo hace realidad un grupo de estudiantes de varias ingenierías, en especial de la Mecánica pero también de otras titulaciones de la Onubense. Desde hace ya unos años participan en la iniciativa Motostudent, a la que acuden universidades españolas y del extranjero. De este modo se hace posible una gran proyección de la Universidad de Huelva. Se trata de una extraordinaria manera de visibilizar lo que los alumnos de la Onubense aprenden y además levantar vocación en algunos grados que suelen tener poco entusiasmo entre los jóvenes, pero que sin embargo presentan buenas perspectivas laborales.

Motostudent consiste en una competición en la que cada universidad ha de realizar un prototipo de motocicleta de 2,5 cc, es decir , la que corresponde a Moto 3. El grupo onubense, como el resto de los participantes en la iniciativa, tiene casi dos años para realizar una nueva moto, para lo que la organización les proporciona un motor que en 2016 fue de Honda y que este año es KTM. Además les facilita un par de llantas y el sistema de frenado. Todo lo demás debe ser obra propia, que es lo que se valorará cuando la moto se ponga en marcha y llegue la competición que en este año tendrá lugar de 3 a 7 de octubre en su escenario habitual de Motorland, en Aragón.

El equipo debe diseñar la práctica totalidad de las piezas del vehículo y hacer el ensamblaje

El grupo onubense lleva por nombre Motoetsiuhu, con lo que se quiere hacer honores a la ETSI (Escuela Técnica Superior de Ingeniería) de donde procede la mayoría de sus componentes y a la Universidad de Huelva en su conjunto. Para formar parte de él no es requisito estar estudiando algún grado en concreto. Sí se pide sin embargo que se sea estudiante de la Onubense en este caso concreto. Aunque en el concurso también hay una parte en la que han de exponer un proyecto empresarial, además del de diseño, la iniciativa debe estar inevitablemente unida a la Universidad de Huelva, que es lo que le da el marchamo y la posibilidad de acudir al certamen.

Motostudent tiene ya unas dimensiones nada despreciables. Para este año hay inscritos 45 equipos de los que 21 son de diferentes universidades españolas y el resto de fuera y de países tan lejanos como puede ser India.

Como ya se ha comentado, Motostudent es una magnífica manera de dar forma a la teórica y además poner en contacto a alumnos de la UHU, que en la mayor parte de los casos proceden de diferentes titulaciones. En esta ocasión el equipo de Motoetsiuhu está formado por 18 componentes a los que hay que incluir un director del proyecto, Juan Carlos Fortes, y el líder del equipo, Guillermo López-Cepero. Junto a ellos también echan una mano los alumnos de los Ciclos Formativos de Salesianos. El hecho de que el grupo siempre debe estar compuesto por estudiantes de la UHU tiene sus pros y sus contras. En una balanza se sitúa el hecho de que no es fácil contar con una fidelización de sus integrantes y aún más teniendo en cuenta que la convocatoria del certamen es bianual, por lo que los que van acabando sus estudios tienen que abandonar el grupo. La ventaja es poder contar con savia nueva que siempre aportará ideas renovadas.

Para este año 2018, Motoetsiuhu dispone de un presupuesto de 25.000 euros, que consideran que es lo básico para poner en pie la moto y participar en el evento del circuito aragonés. Cada uno va con los recursos que tiene y para los que dispone el equipo onubense, los resultados son más que positivos. De hecho, en la edición de 2016 acabaron los séptimos y dos años antes cuartos. Aparte de los elementos que proporciona la organización, cada equipo puede participar con el equipamiento que crea conveniente o que esté al alcance de sus recursos. Ese es el caso, por ejemplo, de un italiano que usa fibra de carbono y que cuenta con cinco juegos de neumáticos, lo que le proporciona una enorme confianza a la hora de la competición.

Francisco Javier Granado y Alejandro Pizarro son dos componentes del grupo onubense. Granado es titulado en Administración y Dirección de Empresas (ADE), mientras que Pizarro estudia Ingeniería Mecánica. El primero es responsable del departamento de proyecto empresarial, mientras que el segundo forma parte del departamento técnico. Recuerdan que Motostudent es un "proyecto que nos ayuda de forma práctica a hacer realidad distintos aspectos". Tal es así que el equipo onubense cuenta con diferentes departamentos como son el empresarial, diseño, de aerodinámica o de electrónica.

Señalan que cada edición supone de alguna manera empezar de cero. El primer paso es diseñar el prototipo con el que se quiere contar y posteriormente buscar los fondos necesarios para hacerlo realidad, lo que se lleva a cabo gracias a los patrocinadores y a la propia universidad, que en esta ocasión ha sido muy generosa con Motoetsiuhu al aportar la mayor parte de la cuantía necesaria. Aparte están los patrocinadores, si bien el grupo intenta que sus aportaciones sean numerosas aunque sean de poca cuantía, ya que "esto nos das más tranquilidad si alguno nos falla".

Lo más vistoso quizá sea cómo el equipo tiene que diseñar y realizar las piezas que junto a lo enviado por la organización, conformarán la moto que correrá Motorland. Para la confección de las piezas han acudido al diseño 3D y ya cuentan con todo lo necesario para poner en marcha el vehículo: chasis, horquillas, basculante... Tal es así que ya se encuentra en la fase del ensamblaje, lo que supone el momento más trascendental y que ha de realizarse con extremo cuidado y detalle. Todo tiene que ser perfecto cuando llegue el concurso, pues no solo se trata de la carrera por el circuito sino que además se realizan diferentes pruebas que pondrán en cuestión la consistencia del proyecto como son aceleración, frenada o montaje y desmontaje del cadenado.

En su página web, Motoetsiuhu se presenta como uno de los equipos más exitosos de Andalucía después de haber hecho un buen papel en las tres ediciones anteriores de Motostudent, "siempre entrando en lo alto del top 10".

"Lo que realmente empuja al Equipo Motoetsiuhu -añaden- es la continua mejora, la búsqueda de nuevas soluciones, el cómo hacerlo (know-how), la capacidad de crear e innovar y una gran cantidad de ideas nuevas y frescas. Nuestro día a día es la continua innovación para que poco a poco sigamos creciendo como ingenieros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios