Huelva

Un estudio de la UHU constata que los depósitos de la Cuenca Minera se formaron en ambiente volcánico submarino

  • Los investigadores han podido determinar la profundidad de la actividad que originó los depósitos de mineral a partir del análisis de fragmentos de piedra pómez hallados en la zona volcánica

Maquinaria trabajando en las minas de Riotinto. Maquinaria trabajando en las minas de Riotinto.

Maquinaria trabajando en las minas de Riotinto. / Josué Correa

El equipo de investigación del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Huelva ha demostrado que los depósitos de la Cuenca Minera de Huelva se fraguaron en un ambiente volcánico de aguas profundas, a más de 500 metros de profundidad.

Este hallazgo permitirá enfocar la exploración minera hacia ambientes geológicos favorables a la formación de yacimientos minerales de interés económico, según ha informado la Fundación Descubre en un comunicado.

Tal y como explica el estudio, gran parte de la actividad volcánica que existió en la zona se desarrolló a más de 500 metros de profundidad, donde los fluidos ricos en metales expulsados por los volcanes submarinos depositaron en el fondo y originaron los yacimientos de mineral que actualmente se explotan en la provincia de Huelva.

"Esta zona es única. A nivel mundial, la Faja Pirítica Ibérica probablemente concentra el mayor número de yacimientos con pirita o calcopirita relacionados con vulcanismo" ha indicado el investigador de la Universidad de Huelva, Teodosio Donaire.

Los investigadores han podido determinar la profundidad de la actividad volcánica submarina que originó los depósitos de mineral a partir del análisis de fragmentos de piedra pómez hallados en la zona volcánica. Esta piedra, denominada por los geólogos como Alineamiento Volcano-Sedimentario de Paymogo, está situada entre los municipios onubenses de Paymogo y Puebla de Guzmán.

Así, han concluido que se trata de rocas asociadas a depósitos de hialoclastita, fragmentos de vidrios volcánicos que se formaron por el colapso de un domo, es decir, una cúpula de lava que se va enfriando hasta que la corteza se resquebraja formando los depósitos de esta roca.

El estudio describe la física del vulcanismo, o cómo eran los volcanes hace 350 millones de años; en este periodo geológico, denominado Carbonífero, la provincia de Huelva era una zona submarina donde se desarrollaban fracturas por las que ascendía el magma.

"La actividad volcánica que existió en la zona generó gran parte de los depósitos de minerales de interés económico que actualmente se explotan en la provincia de Huelva; el vulcanismo fue el motor que produjo ese volumen de depósitos", ha explicado el investigador.

Actualmente, las investigaciones continúan con nuevos datos de datación y con el desarrollo de proyectos en torno al vulcanismo que existió en la provincia.

Este estudio ha tenido una duración de cinco años y se ha financiado mediante los proyectos Caracterización y datación isotópicas de rocas ígneas y sistemas hidrotermales en la Faja Pirítica Ibérica Española y El papel de la materia orgánica en la génesis de yacimientos de sulfuros durante la sedimentación y la diagénesis, ambos del Ministerio de Ciencia e Innovación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios