Laboral

UGT prevé un año “muy calentito” para que Huelva deje de ser una provincia “tan castigada”

  • El sindicato reclama un Pacto por la Industria andaluz para crear empleo de calidad

Industria en Huelva, para las que UGT pide que sea motor de empleo de calidad. Industria en Huelva, para las que UGT pide que sea motor de empleo de calidad.

Industria en Huelva, para las que UGT pide que sea motor de empleo de calidad.

El sindicato UGT anunciaba que iba a ofrecer una radiografía de la situación sociolaboral de la provincia de Huelva pero nada más allá de los datos ya conocidos: más de un 25% de desempleo, con 50.000 personas que no encuentran trabajo, la mayoría de ellas durante mucho tiempo, y una precariedad laboral cifrada en torno al 98% de temporalidad en los contratos. No son nuevas las cifras y precisamente por eso, aseguran, dan a la situación onubense mayor gravedad, extendida a la alta siniestralidad, con doce fallecidos en el tajo durante 2018, y a una necesidad general para la provincia, como son las infraestructuras, claves para su futuro.

En estos términos se ha pronunciado el secretario general del sindicato en Huelva, Sebastián Donaire, que prevé “un año muy calentito en cuanto a movilizaciones”, acompañado por su homóloga andaluza, Carmen Castilla, quien ha acompañado las reclamaciones onubenses poniendo el foco en la necesidad de un gran Pacto por la Industria “claro y serio” en Andalucía, como vía principal para “tener empleo de calidad”.

Dice Castilla, como ha venido defendiendo el sindicato estos años, que “el PIB debe ser industria” y que hay un objetivo mínimo que fijar y alcanzar en la comunidad, de que la industria llegue “a un impacto del 18-20% del PIB andaluz”. En la misma línea, incidió en la necesidad de crear empleo en clave medioambiental, a través, también, de “un pacto tutelado”, así como la digitalización, “la llamada industrialización 4.0”, con reflejo en la formación para empleo, adaptada, así, a “las necesidades que tiene el mercado en la actualidad”.

Sebastián Donaire asegura que “la Junta de Andalucía tiene mucho que decir”, aunque pone el foco en el Gobierno central, después de que en los últimos años no se hayan visto en los Presupuestos Generales del Estado más que “partidas insignificantes para Huelva, que no siquiera cubren las necesidades básicas”.

La provincia, añade, “debe estar en la agenda de los políticos”, e insiste en que augura “un año muy calentito en cuanto a movilizaciones” para que Huelva deje “el furgón de cola” y para que no se produzcan más vulneraciones de derechos de los trabajadores y se recupere parte del terreno perdido, con la derogación de las dos últimas reformas laborales o la aplicación de subsidios a mayores de 55 años, “que han sufrido mucho en estos años de crisis y ahora tienen más problemas que nadie para encontrar trabajo”. “El Gobierno debe ser valiente, igual que lo fue para conseguir mayoría absoluta y quitar a Rajoy”, apunta Donaire.

Carmen Castilla ha aportado otro dato para incidir claramente en la precariedad laboral existente: “Entre 2008 y 2017, las empresas han ganado más de 30.000 millones de euros, y en ese tiempo se han devaluado los salarios en 9.000 millones. ¿Dónde está ese trasvase que debería haber?”. Pide, de hecho, que la patronal “sea valiente y cumpla con lo que firma”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios