Sorteos Euromillones: Un acertante de Huelva se lleva 110.000 euros

Huelva

Traperos de Emaús Huelva considera 2020 el año de su consolidación

  • A pesar de la pandemia la empresa, dedicada a la gestión de residuos sólidos urbanos, empieza a tener “carga de trabajo”. Reincorpora al mercado el 25% del mobiliario recogido

Instalaciones de Traperos de Emaús Huelva.

Instalaciones de Traperos de Emaús Huelva. / Rafa del Barrio (Huelva)

Hace seis años se puso en marcha Traperos de Emaús Huelva, una empresa de economía social, dedicada a la gestión y reutilización de los residuos sólidos urbanos que apuesta por la economía circular. Su objetivo es convertirse en una referencia en la provincia onubense en la reutilización, reciclaje y la gestión sostenible de los residuos. Da un servicio a la ciudadanía, empresas, administraciones y entidades interesadas en reducir su impacto ambiental.

Su misión es ofrecer a la sociedad onubense la posibilidad de mejorar su sistema de gestión de residuos sólidos urbanos a través de la reutilización y la exploración de nuevas formas de reciclar, generando con ello oportunidades de trabajo a personas “en situaciones de dificultad social”.

A pesar de la pandemia Traperos de Emaús Huelva considera 2020 el año de su consolidación, ya que empezó a tener “carga de trabajo”. Así se recoge en la Memoria de 2020. Una carga de trabajo que le llegó, fundamentalmente a través de la fundación Ecolec, que le asignó varios puntos limpios para la recogida de residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos (RAEEs).

Gonzalo Revilla, uno de los socios promotores de Traperos de Emaús Huelva, señaló que en los meses de enero y febrero del pasado año se llegaron a plantear si cerraban la empresa o la mantenían abierta, pero ésta salió adelante con los puntos limpios de Giahsa, que “fue lo que nos mantuvo abiertos”. Incluso tuvieron que incorporar a más trabajadores.

La empresa de economía social cuenta con el primer Centro de Preparación para la Reutilización (CPR).

Respecto a la gestión llevada a cabo en 2020, en la Memoria correspondiente a este año se indica que, sin tener en cuenta los datos de las recogidas realizadas para Ecolec, el volumen de residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos aumentó un 10%, pasando de los 7.790 kilos de 2019 a los 8.597 de 2020.

A esto habría que sumar los 160.906 kilos recogidos dentro del Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP): en puntos limpios, 151.035 kilos, que en su totalidad fueron reexpedidos a plantas de tratamiento, y para BSH, 7.861 kilos, de los que se pusieron en reutilización 1.153, lo que supone un 15%.

Traperos de Emaús Huelva se incorporó al convenio que la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (Aeress) tiene firmado con BSH para la reutilización de aparatos de frío y otros grandes aparatos de línea blanca.

A la empresa de economía social le preocupa, y así lo apunta en la Memoria de 2020, la falta de cultura de compra de artículos de segunda mano, y recalca que para que la reutilización sea una realidad significativa “hay que convencer a la ciudadanía sobre los beneficios de la segunda mano para determinados artículos y condiciones, por lo que considera que hay que “impulsar campañas en esta dirección”.

Respecto al mobiliario, es capaz de reincorporar al mercado hasta un 25% del volumen recogido, en su caso una media de cinco toneladas de muebles “que hubieran terminado en el vertedero y que con una mínima intervención se han podido colocar en el mercado de segunda mano”.

La empresa realiza también la recogida puerta a puerta de muebles , en el caso de particulares. Si el mobiliario se encuentra en buenas condiciones para su reutilización el servicio no tiene coste. También desaloja trasteros. Cuenta para esta recogida con dos camiones y una furgoneta. El número de camiones se amplió en 2020 con el aumento de la carga de trabajo.

En relación a la chatarra, el volumen fue el mismo que en años anteriores, es una actividad consecuencia de la recogida directa, pero sobre todo de la gestión de voluminosos y de los desalojos de viviendas y trasteros.

Traperos de Emaús Huelva tiene sus instalaciones en el Polígono El Tejar, en Gibraleón, su Centro de Preparación para la Reutilización y la tienda. La plantilla está conformada actualmente por doce personas, tres mujeres y nueve hombres.

En la considerada como área de producción se engloba toda la operativa que se lleva a cabo con los particulares, ya sea recogida de mobiliario y electrodomésticos o desalojos de trasteros, así como la recogida en puntos limpios, el almacenaje y traslado a otras plantas de tratamiento.

Diariamente hay salidas para recoger residuos sólidos urbanos tanto a casas de particulares como a los puntos limpios, para, si es posible, su posterior reutilización y puesta a la venta.

Se almacenan los voluminosos y se someten a un tratamiento antes de ponerlos a la venta. En el taller se realizan los trabajos necesarios para la preparación de los objetos recuperados para su reutilización.

La actividad es intensa en la nave del Polígono El Tejar, se arreglan electrodomésticos y desmontan y reparan muebles, se gestiona la chatarra, y está la tienda, que la empresa lleva años queriendo trasladarla a Huelva, “la tienda quita espacio para el almacenamiento y además necesitamos estar más cerca de Huelva”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios