Huelva

Theresa Zabell: “Me encantaría que Carolina Marín me igualase en los Juegos Olímpicos de París”

  • La presidenta y fundadora de la Fundación Ecomar asiste a la recogida de residuos y limpieza de la playa de Punta Umbría

Theresa Zabell.

Theresa Zabell. / M.G.

La Fundación Ecomar volvió año y medio después a promover la limpieza de la playa a través de la recogida de residuos en la isla de Saltés, entre Punta Umbría y la ría de Huelva; y en las dunas y marismas de la playa de La Antilla. A la recogida asistió su fundadora y presidenta, Theresa Zabell, que es la única mujer española con dos medallas de oro olímpicas.

¿Por qué se le ocurrió crear una fundación?

Creo que todas las personas que hemos tenido la suerte de tener un sueño casi imposible y verlo cumplido tenemos la obligación de devolver algo. Como navegaba tanto y compartía tiempo con el mar, me empecé a dar cuenta que estaba en peligro, muy contaminado y sucio.

¿Por qué se centra en los niños y en el mar?

Porque cuando quieres cambiar la forma de pensar en la sociedad, tienes que ir a por las personas receptivas, que son los niños. A un niño le llevas a hacer una actividad como esta y no tienes que volver a repetírselo porque son unos hábitos que ellos interiorizan y empiezan a aplicarlo en su día a día. Cuando trabajas con un niño, ese mensaje acaba llegando a los padres, a los tíos y a los abuelos, llegando a ser efecto multiplicador.

¿Por qué la Fundación Ecomar ha pensado enfocarse en la provincia de Huelva en las playas de Punta Umbría y La Antilla?

La Fundación Ecomar realiza 60 actividades por diferentes playas de España y Portugal. Es el cuarto año que venimos porque realmente la playa de Punta Umbría es un lugar que está muy necesitado de que se recoja todo lo que hay. Cada año que venimos nos hemos ido con la sensación de que no lo hemos terminado. Este año esperamos ser más efectivos gracias a nuestra maquinaria.

¿Considera que las playas de la provincia de Huelva son limpias? 

Las playas de la provincia de Huelva son como todas las que tenemos en España. Algunas un poco más limpias y otras menos. Esto no es un problema de los ciudadanos porque hay que tener en cuenta que el 80% de la contaminación marina viene de tierra adentro, baja por los ríos, llega al mar y lo devuelve a la costa.

¿Cómo se va a realizar la limpieza de esas playas? 

Hemos quedado en el Real Club Marítimo y Tenis de Punta Umbría. Hemos realizado un taller explicando qué podemos hacer todos en nuestro día a día para evitar el fenómeno de las basuras en las playas. Cruzaremos a los bajos de en frente y es cuando realizaremos la limpieza en sí. Luego amontonaremos todo por distintas categorías para que todo se pueda llevar a reciclar. 

¿Cómo va a disfrutar de su día en Punta Umbría además de la actividad?

Comerme unas gambitas de Huelva es una necesidad. Me encanta Huelva y es un lujo poder estar aquí compartiendo el día con amigos con los que he navegado.

Llevan 20 años cuidando del mar con más de 15.000 niños cada año y 12.000 kilos de residuos recogidos, ¿cuál es la importancia que tiene en España? 

La importancia es brutal porque no es solo que tengamos unas playas magníficas, sino que hay que cuidar el mar. Sin mar no hay vida. El mar nos da oxígeno y agua dulce. Hay que cuidar el mar si queremos seguir viviendo en este planeta llamado Tierra.

Es la única mujer española con dos medallas de oro olímpicas, ¿lo considera una responsabilidad?

Creo que todos los que hemos sido deportistas somos espejo para la población, y eso sí es una responsabilidad, pero el hecho de que sea la única mujer con dos oros olímpicos es un privilegio que espero compartir muy pronto con otras deportistas españolas. Me encantaría que fuera Carolina Marín. Tenía la esperanza que en Tokio me acompañara como segunda mujer con dos medallas, pero no ha podido ser, así que solo quedan tres años para los Juegos Olímpicos de París.

La primera medalla de los dos oros que consiguió fue en Barcelona 92, la época dorada de la delegación española con 22 medallas y 13 de oro, ¿cómo recuerda esos Juegos Olímpicos?

Fue un año fantástico. El fruto de la culminación de muchísimo trabajo, muchísima planificación, muchísimo esfuerzo y recoger la recompensa de todo lo que sembramos. Significó el punto de partida de lo que es el deporte en España hoy día, tuvo un cambio gracias a Barcelona 92.

¿Cómo recuerda la sensación al ganar una medalla de oro representando a su país? 

Es lo más. Cuando te propones un objetivo y lo cumples, la satisfacción es muy grande. Si es un objetivo que es importante para muchas más personas, como es conseguir una medalla olímpica, la satisfacción es mayor porque es una alegría compartida. Es importante disfrutar del camino que te lleva a ese objetivo porque si la satisfacción solo está en conseguir la medalla, es muy efímero, dura muy poco tiempo.

La delegación española ha conseguido 17 medallas, siendo 3 de oro, en los Juegos Olímpicos. ¿Cómo valora la actuación de España en Tokio?

Considero que ha sido muy positiva. Una vez más la vela ha estado aportando medallas al medallero español, sigue siendo el deporte que más medallas ha aportado en su conjunto, y ojalá sirva para que más gente comience este deporte porque tenemos el mejor país del mundo para navegar.

¿Cuál es su opinión sobre los participantes de vela en Tokio?

Fenomenal, han hecho un papel estupendo. Quedaron cuartos a un solo punto de la medalla de bronce, tuvimos mala suerte. El deporte es así y no por no conseguir medalla tenemos que considerar que no ha sido un enorme éxito porque lo ha sido.

¿Qué sintió al ser la primera mujer en ser nombrada vicepresidenta del Comité Olímpico Español en 2007?

Sentí una responsabilidad porque de la manera en la que cumpliese ese papel iba a depender de las deportistas en un futuro. Creo que las deportistas de mi generación hemos ido abriendo camino en la práctica del deporte, en la participación en altas competiciones como Juegos Olímpicos o Mundiales. La satisfacción de ver que el camino que hemos ido abriendo las deportistas de mi generación es un camino que ahora transitan muchas otras deportistas españolas con más facilidad que nosotras porque el camino está allanado.

Entre 1999 y 2004 fue eurodiputada en el Parlamento Europeo, ¿cómo recuerda esa experiencia?

Fue una experiencia muy gratificante por todo lo que se puede hacer para ayudar a la sociedad. En 1999 entró el deporte en las instituciones comunitarias y se me dio la oportunidad de poner voz a los programas deportivos e incluir el deporte en el tratado de la Unión Europea. Aproveché la oportunidad de formar parte de los cambios y trabajar duro para que las generaciones futuras se puedan beneficiar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios