Huelva

Sólo las playas de Almonte impiden el baño en toda la provincia

  • El alcalde de Palos, Carmelo Romero, anuncia que la playa de Mazagón está abierta

  • La alcaldesa de Almonte asegura que continuará la bandera roja en todo el municipio

Imagen de la playa en Punta Umbría durante el día de ayer. Imagen de la playa en Punta Umbría durante el día de ayer.

Imagen de la playa en Punta Umbría durante el día de ayer. / Josué Correa (Punta Umbría)

El alcalde de Palos de la Frontera Carmelo Romero, anunció que el Ayuntamiento ha abierto al baño la playa de Mazagón ya que el Gobierno “así lo permite”. Únicamente Matalascañas es la que permanece sin poder bañarse entre todas las de la provincia, en un intento por parte de la alcaldesa por impedir la llegada de vivitantes de fuera de la localidad, especialmente de la vecina provincia de Sevilla.

Romero quiso aclarar que Mazagón está en la misma situación que el resto de playas ya que el Gobierno permite bañarse a los ciudadanos, por lo que desde este lunes está abierta y “ya se produjeron los primeros baños”. A este respecto, recordó que “salvo raras excepciones” la situación y el comportamiento de la mayoría de los usuarios “ha sido la correcta y normal” dentro de las normas de seguridad establecidas, por lo que el alcalde de Palos de la Frontera señaló que “no tiene nada que reprochar a los mismos”, al tiempo que apuntó su confianza en que espera que sigan “disfrutando” de ella.

Con respecto a las medidas de seguridad, Romero subrayó que es “difícil” controlar lo que hagan los usuarios, incidiendo en que “por eso se hace una llamada para que sean respetuosos con la normativa que da el Gobierno”, motivo por el cual desde el Consistorio palermo seguirán insistiendo en ello, aunque ha apuntado que cree que “de manera general se cumple”.

También el Ayuntamiento de Moguer indicó ayer que había abierto el acceso a las playas que gestiona en el término municipal de Mazagón para su uso recreativo, con un control de aforo de vehículos, y solicitó “la máxima colaboración y prudencia” de los usuarios de las mismas, pidiendo, asimismo, que “se respeten al máximo” las recomendaciones sanitarias para evitar la propagación del Covid-19.

Imagen de la costa onubense durante la tarde de ayer. Imagen de la costa onubense durante la tarde de ayer.

Imagen de la costa onubense durante la tarde de ayer. / Josué Correa (Punta Umbría)

Por su parte, los ayuntamientos de los municipios de la Costa Occidental de Huelva, Ayamonte, Cartaya, Isla Cristina, Lepe y Punta Umbría, así como la Mancomunidad de Islantilla, señalaron este pasado fin de semana que las playas del litoral onubense pondrán en funcionamiento el dispositivo de Seguridad y Salvamento de playas el 15 de junio como en años anteriores, por lo que durante la fase 2 del Plan de desescalada “no se prohibirá ni autorizará el baño”.

De esta manera, subrayaron que continúan trabajando “para garantizar la seguridad de los visitantes a las playas” y que será a partir del 15 de junio cuando se activará el Plan de Playas donde los consistorios pondrán en marcha las medidas de Seguridad y Salvamento del litoral onubense y las medidas necesarias para la reducción del riesgo frente al Covid-19.

Asimismo, los alcaldes, ante la Orden Ministerial que confirmaba la entrada de la provincia de Huelva en la fase 2 del Plan de desescalada, insistieron en apelar a “la responsabilidad ciudadana”, para que “no se relajen las medidas de distanciamiento social de dos metros, así como de higiene y protección, como única garantía frente a la propagación del virus y los contagios, que será fundamental ante la imposibilidad de garantizar las medidas necesarias para esta fecha”.

Desde el Ayuntamiento de Almonte recordaron que la playa de Matalascañas continúa con bandera roja y con vigilantes para asegurarse que se cumple la normativa, después de que la alcaldesa, Rocío del Mar Castellano, señalara que la playa no se iba a abrir al baño a partir del 25 de mayo y que se estaba preparando para abrirla “cuando sea obligatorio” o para cuando “el Consistorio decida”. En el fondo de la decisión está el temor a que la localidad se vea desbordada por la llegada de residentes procedentes de otras provincias, especialmente Sevilla y Badajoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios