fiscalía de huelva | presentación de candidaturas

Solís no entrará en la pugna por la jefatura y allana el camino a Flores

  • La teniente fiscal considera que "ya no es mi momento"

  • El fiscal de Medio Ambiente prepara su currículo y su plan de acción

Isidora Solís y Alfredo Flores Isidora Solís y Alfredo Flores

Isidora Solís y Alfredo Flores

Alfredo Flores optará a ser fiscal jefe de Huelva. El delegado de Medio Ambiente del Ministerio Público onubense confirmó ayer a Huelva Información que ya se encuentra inmerso en el "papeleo" necesario para presentar su candidatura. Tiene hasta el 6 de noviembre para entregar su extenso currículo y un breve plan de actuación (de 20 folios a lo sumo) con el que desvelará su proyecto para la Fiscalía onubense.

Flores, que mantiene la lógica cautela ante la incertidumbre de la potencial presentación de candidaturas alternativas a la suya, avanza a este diario que orientará sus objetivos hacia el crecimiento de la plantilla -de 27 fiscales titulares y dos refuerzos en la actualidad- y a la "mejora de infraestructuras y medios".

"Los medios son la prioridad pero nunca una excusa", refiere, por lo que tratará de adaptar los existentes para optimizar al máximo el trabajo del Ministerio Fiscal de Huelva.

Otro de los pilares que fundamentarán su plan de acción es la apertura de la Fiscalía a la ciudadanía, básicamente, a través de los medios de comunicación. "Hay que abrirse a la gente, explicar lo que se hace; porque lo que no se explica, no existe", manifiesta. Es más, considera que hay que transmitir a los usuarios no sólo los asuntos de relevancia penal, sino todo lo que se cuece en la carrera fiscal. "Lo que no es razonable es que la Justicia esté la última en las encuestas de valoración de los ciudadanos", agrega.

Isidora Solís, teniente fiscal y segunda de abordo del Ministerio Público onubense, ha decidido contra todo pronóstico retirarse de la contienda. Su nombre estaba en todas las quinielas del Palacio de Justicia como aspirante al cargo que ha dejado vacante el fiscal jefe de Sevilla, Luis Fernández Arévalo. Sin embargo, anunció en la mañana de ayer a sus compañeros que, finalmente, no presentará sus credenciales para recoger su testigo.

Solís explicó ayer a este diario que "no tenía muchas ganas y quiero jubilarme antes de que se cumpla el mandato de cinco años; tengo muchos puntos pero no me iría tranquila ni contenta dejando colgado el cargo antes de cumplir, la Fiscalía no lo merece".

La teniente fiscal afirma que "ya no es mi momento". Sí intentó aspirar a la jefatura en 2005, pero una incompatibilidad familiar se lo impidió. En 2015 volvió a probar, al igual que Alfredo Flores, pero la imprevista candidatura del sevillano Fernández Arévalo acabó alzándose como vencedora.

La experiencia también es un grado y "me gusta más el trabajo en este segundo plano de discreción, a pie de obra y puramente jurídico, que el de gestión de la jefatura". Solís añade que "no me causa ninguna frustración no presentarme y creo que es más honesto por mi parte".

Deja de este modo el camino libre al coordinador del Área de Medio Ambiente, del que dice que es "el candidato perfecto: conoce al dedillo esta Fiscalía y seguro que lo hará muy bien".

Con esta decisión deja el camino libre al salmantino Alfredo Flores, quien prefiere "no hacer cálculos porque, aunque nadie ha dicho nada de presentarse, todo puede pasar". A él le ha "sorprendido" la decisión de Solís: "Pensé sinceramente que sí lo iba a pedir, que se iba a animar aunque fuera a optar sólo a un mandato".

El fiscal concurre por cuarta vez a la convocatoria. Ya se postuló en 2005 y luego en 2010, cuando acabó ganando Jesús Jiménez Soria. Después, en 2015, tampoco hubo suerte. Ahora parece que tiene -si no hay sorpresas- por fin el viento a favor.

El Consejo Fiscal decidirá quién será el fiscal jefe de Huelva, previsiblemente, en el cónclave de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios