Sanidad

Satse insiste en la falta de medios y personal ante una posible nueva oleada de contagios

  • El Sindicato de Enfermería asegura que sólo se han cubierto un 40% en el plan de vacaciones

Dos profesionales sanitarios trasladan a un paciente durante la pandemia. Dos profesionales sanitarios trasladan a un paciente durante la pandemia.

Dos profesionales sanitarios trasladan a un paciente durante la pandemia. / Josué Correa

Los centros sanitarios de la provincia de Huelva mantienen un déficit importante de medios y profesionales este verano, y junto a las dificultades para realizar el trabajo diario en esta época estival, provoca el temor a que una segunda oleada de contagios por la Covid-19 pueda generar caos.

Satse Huelva ha vuelto a alertar de la situación en la que consideran una “falta de previsión” del Servicio Andaluz de Salud y reclama que se dote de personal suficiente en todas las áreas para evitar males mayores.

El Sindicato de Enfermería sostiene que sólo se ha cubierto un 40% de los puestos vacantes dentro del plan de vacaciones y que esto se ha logrado con la derivación de personal procedente de unidades y centros de salud cerrados en la época veraniega.

Muchos de los contratos previstos por el SAS, apuntan, han quedado pendientes de cubrir por la falta de candidatos en la bolsa de trabajo y también por la no concurrencia de profesionales a la oferta realizada por la Consejería de Salud, ya que son muchos los que han optado por marcharse a otras comunidades autónomas para trabajar estos meses.

Más que eso, explican desde el Sindicato de Enfermería, hay sanitarios que están renunciando a sus contratos en Andalucía para aceptar mejores ofertas fuera, a pesar de que, denuncian, sufren amenazas por marcharse.

“La solución sería muy sencilla”, apunta la secretaria de Acción Sindical de Satse Huelva, Anaya Fernández, “ya que los compañeros sólo quieren estabilidad y seguro se quedarían aquí si se les ofrecieran contratos de mayor duración”.

Ya hace unas semanas denunciaron la falta de camas para pacientes agudos y críticos con los que responder a las exigencias de la pandemia, en cuanto a un eventual rebrote de casos en la provincia. Las exigencias, aseguran, fijan entre 1,5 y 2 camas de cuidados críticos por cada 10.000 habitantes y en Huelva sólo se llega a 1 por cada 10.000. “Y esas camas, además, hay que dotarlas del personal necesario para la atención de pacientes”.

El Sindicato de Enfermería recuerda también que la Mesa Sectorial de Sanidad acordó la contratación de 212 profesionales de Enfermería entre el 1 de julio y el 31 de octubre como refuerzo por la Covid-19, pese a lo que sólo se autorizaron posteriormente 144 contrataciones entre los distintos distritos sanitarios y hospitales. Siguen faltando, pues, 68 de los prometidos.

El déficit, sólo en el hospital Juan Ramón Jiménez, en Enfemería y matronas, es de 23 profesionales, aseguran desde el Satse, lo que obliga a que la propia plantilla deba doblar turnos para que el usuario no lo note. La carga de trabajo y el estrés por la situación de estos meses se agrava por el temor de que una segunda oleada les coja sin estar preparados. Todavía, dicen, se puede remediar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios