sanidad | asistencia estival en atención primaria

El SAS tiene problemas en conseguir médicos para la asistencia en verano

  • Las ofertas laborales no seducen a los facultativos para que opten por trabajar durante el verano en la provincia

  • Para la Consejería de Salud la prioridad es cubrir los refuerzos en las localidades de playa

Centro de salud de Punta Umbría, uno de los puntos calientes asistenciales del verano de Huelva. Centro de salud de Punta Umbría, uno de los puntos calientes asistenciales del verano de Huelva.

Centro de salud de Punta Umbría, uno de los puntos calientes asistenciales del verano de Huelva. / h. información

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) se encuentra con problemas para captar a los médicos que necesita para atender todas las necesidades que se presentan este verano. El Sindicato Médico (SM) considera que no solo no se logra la contratación de facultativos necesarios, sino que la propia red asistencial demanda menos efectivos ante la evidencia de que esas necesidades no serán cubiertas.

Cuando ya ha empezado el mes de julio, aún quedan por cubrir y cerrar muchos puntos en los que si no se obtienen profesionales, se verán descubiertos o asimilados por unos facultativos ya sobrecargados. La causa principal se encuentra en que las ofertas laborales son poco atractivas ya que, por ejemplo, no se cobran las guardias y además se debe asumir pacientes de los compañeros que están de vacaciones.

El Sindicato Médico entiende que no se aprende de los errores pasados y que muy posiblemente, se repitan las situaciones del verano de 2017, que fue "caótico y desastroso" dada la precariedad laboral y el maltrato al profesional, lo que provoca, en opinión de este sindicato, que muchos facultativos prefieran marcharse a otras provincias o comunidades, o sencillamente esperar un contrato para después del verano.

Aunque en la perspectiva de los meses estivales el plan del refuerzo de playas es la prioridad número uno dentro de los planes del SAS, el pasado verano se llegaron a cubrir todas las plazas ofertadas, de manera que se echó mano de los recursos con los que cuentan los pueblos.

El SM explicó que "si se llegaran a cubrir todas las plazas que el SAS ha dispuesto para los puntos de la costa la cobertura médica sería adecuada, pero el problema es que difícilmente se logrará".

Para este verano, la Consejería de Salud ha preparado un dispositivo formado por un total de 119 profesionales de los que 47 son médicos, que se reparten entre los diferentes puntos costeros y El Rocío. Son cifras muy parecidas a las de 2017 pero las perspectivas no parecen ser lo suficientemente atractivas para que los facultativos opten por pasar el verano en un enclave de éstos por muy bellos que sean. De hecho, en Mazagón el año pasado tuvieron que realizarse guardias cada 48 horas. Tanto en la capital como en la provincia, se han hecho solicitudes de cobertura de vacaciones de médicos, aunque, como lleva sucediendo desde hace más de una década, la solución es que en la mayoría de los casos los médicos tienen que asumir a los pacientes que les corresponden a los compañeros que se van unas semanas de descanso, con el agravante además de que ese incremento de cupo de pacientes no se paga.

El Sindicato Médico onubense lamenta que la propia red asistencial sea la primera en reprimirse a la hora de solicitar los recursos que precisan.

Tal es el caso de la zona del Andévalo Occidental, en la que según las estimaciones del SM de Huelva, haría falta un mínimo de siete médicos para sustituir las vacaciones. Las zonas básicas de salud (ZBS) tan solo han solicitado 3 y por ahora se ha realizado un contrato. Esta área de la provincia engloba 12 pueblos y cuatro puntos de urgencias. En otras zonas de la provincia, la situación no es mejor para el Sindicato Médico. Así, en la Campiña Norte, que incluye localidades como San Juan del Puerto, Trigueros o Beas no se han pedido facultativos, lo mismo que en el Condado Occidental (Niebla, Bonares y Rociana).

Otros puntos estudiados por el SM indican que en Gibraleón se ha solicitado un médico, mientras que en la zona de La Palma del Condado, que incluye seis localidades, tan solo se han pedido dos y por dos meses únicamente. Aljaraque ha solicitado un médico mientras que Moguer, Isla Cristina, Lepe y Matalascañas aún no tienen sus contingentes cubiertos. Lo de Moguer y Lepe es especialmente sangrante para el Sindicato Médico: "En esos centros de salud tienen a tres médicos de baja y no han pedido ningún refuerzo".

Para este sindicato, las penurias a la hora de conseguir efectivos es un fracaso del SAS en la provincia porque "no ha conseguido fidelizar a los médicos residentes que se forman aquí". Según los datos del SM, solo se ha logrado que el 20% de los MIR que han hecho la especialidad de Medicina de familia se queden en la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios