Huelva

El SAS se ahorró cerca de 9 millones por el cambio de jornada a los médicos

  • Varias sentencias avalan las reclamaciones del dinero dejado de cobrar desde 2012 por las 37,5 horas semanales

Comentarios 0

Los juzgados de lo Contencioso de Huelva han revocado los horarios establecidos por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en todos los ámbitos recurridos por el Sindicato Médico (SM) de Huelva. Este sindicato sostiene que los facultativos han sido los profesionales más perjudicados por la ampliación de la jornada laboral que se les aplicó como consecuencia del Decreto 20/2011 del Gobierno central.

Los cálculos realizados por el SM apuntan a que la aplicación realizada por el SAS le ha supuesto una pérdida anual de unos 4.000 euros brutos a cada médico. Teniendo en cuenta que los facultativos perjudicados han sido los de los hospitales, de los que en Huelva hay unos 620, la cifra total de pérdida en los profesionales -o ahorro para el SAS- podría situarse en unos 8.792.000 euros teniendo en cuenta que la jornada de 37,5 horas entró en vigencia a mediados de 2012. Sin embargo, la recuperación de esas cantidades se deberá tramitar a través de sentencia judicial de modo que queda al arbitrio de los profesionales el reclamarlas o no.

El Sindicato Médico ha recibido durante este mes de diciembre cuatro sentencias, todas ellas en el mismo sentido. El SM recurrió los horarios de los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena así como de los distritos sanitarios Huelva-Costa y Condado-Campiña. Estas sentencias dejan libre el camino para que los profesionales afectados puedan acudir a la Justicia para reclamar todo lo que entiendan en que hayan podido ser perjudicados.

Las sentencias señalan, por ejemplo la del Juan Ramón Jiménez, que anula los horarios establecidos en las distintas unidades de Gestión Clínica, "implantados unilateralmente por la Administración y reconociendo que el derecho del recurrente a que el incremento de jornada establecido" por el decreto de aplicación de la Junta de Andalucía, "se aplique en sus turnos de trabajo ordinario en la forma que se pacte con los representantes de los trabajadores o en su defecto, mediante acuerdo del consejo de gobierno de la Junta de Andalucía".

Paloma Hergueta, miembro del SM de Huelva, explica que las jornadas de los facultativos están establecidas por el Estatuto del Personal Sanitario que contempla una jornada ordinaria a la que se suman la continuidad asistencial -en horario vespertino y en días laborables- y las guardias a partir de las 20:00. En vez de, como en el resto de los funcionarios en los que la ampliación de horas de trabajo se aplicó en la jornada ordinaria, en el caso de los médicos -especialmente en hospitales- se ha implementado en continuidad asistencial o guardias.

"Esto significa -añade Hergueta- que no se ha ampliado el tiempo de asistencia a los usuarios, sino que solo se ha buscado un interés económico por parte de la Junta para ahorrar dinero". Con la decisión del SAS, esas 2,5 horas más a la semana se han hecho a costa de descontarles a los médicos el cobro de la asistencia continuada o de las guardias lo que "no ha beneficiado a los usuarios sino a las arcas del SAS".

El presidente del Sindicato Médico de Huelva, Juan Manuel Salguero, afirma que el 70% de lo que se ha ahorrado el SAS con la implantación de las 37,5 horas "lo ha sacado de los médicos que solo representan el 15% de su plantilla. Salguero añade que los más perjudicados han sido los facultativos y los enfermeros de Atención Primaria.

Las sentencias dictadas en Huelva se han repetido en prácticamente todos los juzgados andaluces donde este asunto se ha llevado.

Los juzgados también han evidenciado otro punto que fue denunciado por el SM: que fuera el SAS directamente y no el consejo de gobierno de la Junta, el encargado de aplicar los horarios -que han afectado a la inmensa mayoría de los hospitales- después de que no se llegara a un acuerdo con los representantes de los trabajadores para su implantación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios