coronavirus huelva

El SAS insiste en el alto riesgo de un rebrote en la provincia

  • El distrito sanitario apunta a que la seroprotección rebasa ligeramente el 1% de la población y a la alta afluencia de visitantes que Huelva recibirá durante estos meses

Ambulancias cerca del acceso a Urgencias del Juan Ramón Jiménez. Ambulancias cerca del acceso a Urgencias del Juan Ramón Jiménez.

Ambulancias cerca del acceso a Urgencias del Juan Ramón Jiménez. / Domínguez (Huelva)

El Distrito Sanitario Huelva-Costa y Condado-Campiña ha iniciado la etapa de la nueva normalidad con un mensaje claro para la población onubense: “El riesgo de brote por coronavirus es alto, y en nuestra provincia más si cabe por el bajo índice de seroprotección y la alta afluencia de visitantes esperada”.El distrito sanitario es el encargado de gestionar la gran mayoría de centros de la Atención primaria de la provincia que van a seguir como primera trinchera frente a los conatos que surjan de nuevos casos, si bien su protagonismo ya fue clave en las peores semanas de la pandemia.

El mensaje del SAS en Huelva es cristalino: la buena marcha de los datos que la provincia está ofreciendo desde hace ya más de un par de semanas, no nos pueden llevar a equívocos porque la amenaza sigue ahí.El distrito sanitario marca dos factores de riesgo importantes. En primer lugar que la baja incidencia que la enfermedad ha tenido en nuestra provincia, ha provocado que el nivel de personas con seroprotección supere débilmente el 1%. No es que a nivel nacional las cosas estén mucho mejor en ese sentido pero de alguna manera, Huelva es un territorio virgen para el coronavirus.

De alguna manera, esta realidad está relacionada con la segunda afirmación hecha por los responsables del SAS. Se trata de las repercusiones que puede tener la gran afluencia de personas que van a venir este verano, de fuera de los límites onubenses.Todo ello hace que el Distrito Sanitario Huelva-Costa y Condado-Campiña abogue porque la población onubense, y la que se integre aquí por unos días o semanas, no menosprecie las medidas de prevención que los responsables sanitarios no dejan de repetir.

Una vez descrito el panorama que Huelva tiene por delante durante este verano recién inaugurado, el distrito sanitario viene a hacer referencia a algunas de las de las premisas respecto a la atención sanitaria que se va a prestar. De esta manera, señala que hay que “mantener las medidas de protección, continuar con los procedimientos de alerta epidemiológica e intentar que la población utilice los servicios sanitarios sólo cuando sea imprescindible, y de la forma que hemos pedido: evitando acudir a los centros presencialmente, salvo urgencias o con cita previa, y utilizar más la consulta telefónica”.

Para la semana que viene, se va a establecer un dispositivo de urgencias en los centros de salud de la capital de manera que cuatro de los siete existentes en la ciudad, estarán abiertos de lunes a jueves hasta las 20:00. Éstos serán Los Rosales, Huelva-Centro, Adoratrices y La Orden. El centro de salud de La Orden con doble equipo Covid y no Covid, como el resto de los centros asistenciales, será el centro de referencia durante las tardes de verano para las urgencias de los usuarios habituales de los centros del Molino de la Vega, Isla Chica y Torrejón. A las 20:00 los cuatro centros de salud se cerrarán y la atención pasará al dispositivo DCCU del antiguo Manuel Lois.

Otro de los hechos que marcan este verano, es el de la petición de las citas para el médico de familia o la enfermera. Para pedir cita hay que hacerlo por teléfono y preferiblemente a través de Salud Responde o de la app. También llamando por teléfono directamente al centro en horario laboral si bien la práctica viene señalando que son más eficaces los dos primeros. El médico o el enfermero le llaman al usuario por teléfono a su casa a la hora de la cita para ver si se puede resolver telefónicamente su demanda o necesita acudir al centro para una visita presencial. Ya no se puede pedir cita presencial salvo urgencias verdaderas. La clasificación telefónica es imprescindible para evitar contagios y esperas.

De este modo, el distrito hace una puntualización bastante interesante: de entrada no se dan citas presenciales o lo que es lo mismo, el usuario no puede pedir una cita presencial. Será desde el propio centro de salud donde se decida si la consulta en cuestión es digna de que el paciente se traslade personalmente. De alguna manera, se trata de un caso excepcional que tal y como el propio distrito ha indicado, se justifica porque sean “urgencias verdaderas”. Lo que aún no parece haberse conseguido, al menos en todos los puntos asistenciales, es que las consultas telefónicas se realizarán en un plazo de 48 horas desde el momento en que fueron solicitadas. Este es un objetivo del distrito pero que aún sigue pendiente de cumplimiento.

En esta misma filosofía, se incide en que “la apertura de los centros sanitarios de Urgencias 24 de horas, como los de Mazagón y Matalascañas, no significa que se pueda ir a los mismos para cualquier cosa y a cualquier hora. La accesibilidad a los centros de Urgencias quiere decir que la población dispone de atención sanitaria inmediata si se pone en peligro su vida. Los problemas de salud menores que puedan ser atendidos en horario ordinario o con autocuidados, no deben acudir a Urgencias. Hacerlo impedirá que se atienda correctamente al que de verdad lo necesita, y facilitará la contagiosidad de personas por coronavirus”.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios