Huelva

Renovación del palmeral del Paseo de la Independencia y la calle San José

  • El Ayuntamiento comienza las labores para completar los alcorques vacíos y renovar la ornamentación vegetal

Espacio de la calle San José que será objeto de la renovación de su palmeral. Espacio de la calle San José que será objeto de la renovación de su palmeral.

Espacio de la calle San José que será objeto de la renovación de su palmeral. / Huelva Información (Huelva)

El Ayuntamiento comienza hoy las labores para completar el palmeral de las calles San José y Paseo de la Independencia. El objetivo es reponer los alcorques vacíos para restituir la alineación original, con la plantación de entre 22 y 24 ejemplares, aprovechando además para apostar por una especie más resistente a la plaga del picudo rojo.

Se trata de palmeras washingtonia robusta, recomendada por Sanidad Vegetal para las nuevas plantaciones en sustitución de la phoenix dactylifera, muy vulnerable al ataque del escarabajo. De esta forma, desde el Ayuntamiento de Huelva se refuerza el operativo de prevención y curación, gracias al cual, se ha conseguido frenar la plaga del picudo rojo, protegiendo el palmeral de la ciudad. Un operativo que incluye tratamientos cada 60 o 70 días, lo que supone entre cuatro y seis aplicaciones al año y que establece la poda de palmeras en época de otoño-invierno, cuando se produce la parada biológica del escarabajo, siguiendo las directrices del protocolo marcado por la Junta e incluyendo la eliminación de los restos afectados, mediante trituración de los mismos o enterramiento.

Las plantaciones empezarán en el tramo del Paseo de la Independencia, dejando para la próxima semana la calle San José, entre sus cruces con las calles Isaac Peral y Rui Vélez.

La próxima semana le corresponderá al cruce de las calles Isaac Peral y Rui Velez

Para llevar a cabo estas labores se precisa de la estrecha colaboración de la Policía Local para el desalojo de vehículos estacionados en la vía pública. Las operaciones implican el traslado de las palmeras de unos cinco metros de altura, desde el vivero donde ya se han recepcionado, para a continuación realizar la plantación, con la ayuda de una grúa provista de pluma, en el orificio previamente destoconado y con el movimiento de tierras necesario para preparar el terreno. Finalmente, tras la tutorización de cada ejemplar, las palmas quedan cerradas, para evitar su deshidratación, hasta que la consolidación de la palmera permita su apertura.

El plan municipal de repoblar los alcorques vacíos de la ciudad incluye también las palmeras, aprovechando en todos los casos para incorporar la nueva especie washingtonia robusta, como ya se hizo en los ejemplares repuestos en la Plaza de Las Monjas y el Paseo de Santa Fe y continuará en zonas como la avenida de Alemania o el Paseo de las Palmeras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios