ENTREVISTA A MARÍA ANTONIA PEÑA | RECTORA DE LA UNIVERSIDAD DE HUELVA "Conservo la ilusión para presentar mi candidatura en las elecciones"

  • Optará a revalidar su cargo el próximo 6 de mayo “con más del 85% del programa cumplido” y tras un final de mandato marcado por los desafíos a causa de la pandemia

María Antonia Peña presentará junto a su equipo la candidatura en las próximas elecciones del 6 de mayo.

María Antonia Peña presentará junto a su equipo la candidatura en las próximas elecciones del 6 de mayo. / Rafa del Barrio (Huelva)

Recién convocadas las elecciones en la Universidad de Huelva para el próximo 6 de mayo, la rectora, María Antonia Peña, hace balance de su mandato. En 2017 asumió la dirección de la institución junto a su equipo, un reto mayor del esperado a causa de la pandemia.

–Su mandato se acerca al final y es hora de hacer balance. En relación con los docentes, usted proponía medidas para potenciar la investigación, reducir la precarización y eliminar la burocracia. ¿Lo han cumplido?

–Se ha hecho un esfuerzo grande en el fomento de la investigación con fondos propios y ayudando a los investigadores a captar fondos externos. Respecto a la precarización, siempre con nuestras limitaciones presupuestarias, hemos sacado muchas plazas de promoción, que el profesorado merecía, y sobre todo de estabilización. Nos queda una parte importante pero el rumbo está marcado. El tema de la burocratización es complejo y lo estamos intentando solucionar con una mejor dotación del personal administrativo y con la digitalización de los procedimientos.

María Antonia Peña en su despacho del Rectorado de la Universidad de Huelva. María Antonia Peña en su despacho del Rectorado de la Universidad de Huelva.

María Antonia Peña en su despacho del Rectorado de la Universidad de Huelva. / Rafa del Barrio (Huelva)

–¿Han podido mantener y captar mucho talento?

–Se está intentando. Hay mucho talento propio y mantenerlo era uno de los retos a través de contratación o estabilización y promoción. También estamos en la línea de captarlo, sobre todo investigador, con las becas Ramón y Cajal, la Juan de la Cierva y la Beatriz Galindo las UHU Talentia, con fondos propios. Ahora hemos puesto en marcha becas para que los estudiantes con buenos expedientes puedan incorporarse a la investigación, esa es nuestra cantera y queremos cuidarla.

"Entre ayudas propias, patrocinadas y el fondo social, muy pocos estudiantes han quedado sin protección”

–Sus propuestas para el estudiantado iban en torno a paliar problemas sociales o económicos. ¿Con qué medidas?

–Creamos una batería de ayudas propias y buscando patrocinadores, como Atlantic Copper y la Caixa, para las becas comedor, así como las destinadas a incentivar la internacionalización, con patrocinadores externos. Hemos creado nuestra propia línea de ayudas, reforzada por la covid. Constituimos un fondo social que ya dio su utilidad el curso pasado y ahora preparamos las convocatorias para este. Esto nos ha permitido ayudar incluso para pagar la matrícula, que nos parecía esencial. Entre las ayudas propias, las patrocinadas, el fondo social o las ayudas que hemos canalizado de medios telemáticos para la docencia on line, muy pocos estudiantes han quedado sin algún tipo de protección.

–En su campaña hizo referencia a los alumnos que había perdido la Universidad, que cifraba en unos 3.000. ¿Se han recuperado?

–Es algo que afecta también a los sistemas español y andaluz y tiene múltiples causas que van más allá de la propia institución. La idea era frenarlo y empezar a recuperar, sobre todo a través de la oferta de máster, que nos ha permitido incluso subir el número de estudiantes.

"Hay una sensación de que las cosas funcionan bien, han visto que nuestro programa ha sido nuestro evangelio”

–Para el Personal de Administración y Servicios (PAS) planteaba la promoción y estabilidad en el empleo a través de las convocatorias pendientes más otras futuras. ¿Esto se ha resuelto?

–Hemos cumplido rigurosamente con todas las convocatorias que estaban abiertas y hemos vuelto a poner las nuestras en marcha. La línea de la promoción era muy necesaria, el personal de administración no tenía un horizonte de mejora. Hemos trabajado la promoción y la estabilización, hemos hecho el cambio de grupo del 4 al grupo 3, una dignificación que este sector merecía. Hemos generado también convocatorias internas de movilidad, un aliciente dentro de la vida administrativa.

–Recién nombrada rectora apuntaba a la transparencia y la devolución de la confianza como las dos medidas más urgentes. Lo primero se ha logrado porque la Universidad de Huelva se ha colocado en el primer lugar de un total de 53 centros superiores. ¿Qué pasos se han dado para conseguir lo segundo?

–La Universidad venía de unos años muy malos en los que se había desatendido mucho a las personas y se había sufrido mucho la crisis. Estaba inmersa en procesos judiciales siempre y rara vez había una buena noticia. La idea era que la gente empezara a estar orgullosa de su Universidad. Ahora hay un clima de tranquilidad, de sensación de que las cosas funcionan bien y esta confianza la hemos conseguido con un elemento muy importante: hemos cumplido más de un 85% del programa. Han visto que nuestro programa ha sido nuestro evangelio y que hemos trabajado por cumplirlo.

La rectora de la UHU en un momento de la entrevista a 'Huelva Información'. La rectora de la UHU en un momento de la entrevista a 'Huelva Información'.

La rectora de la UHU en un momento de la entrevista a 'Huelva Información'. / Rafa del Barrio (Huelva)

–En el apartado de infraestructuras, en repetidas ocasiones ha aludido a la necesidad de dotar de mayor confort y seguridad a los espacios. ¿Qué logros destacaría de su mandato en este asunto?

–No hemos tenido ningún apoyo externo porque no ha habido un plan de infraestructuras. El primer criterio fue contar con condiciones dignas en el trabajo, esto está masivamente realizado. La siguiente cuestión era la sostenibilidad energética. La Universidad debe ser un ejemplo y hemos puesto en funcionamiento todas las placas solares desaprovechadas en nuestros edificios. Se ha cambiado la luminaria led y ahora estamos en la fase de urbanización, de arreglos de los espacios por los que la gente se mueve. También hemos arreglado y mejorado el acondicionamiento de los espacios estudiantiles. Todo esto con muy poco dinero.

–¿Es la permanencia del Rectorado en Cantero Cuadrado una de las asignaturas pendientes?

–Sí, sí, sí, pero sería un proyecto muy a largo plazo. Personalmente pienso que no es sitio para este Rectorado, pero necesitaríamos un plan de infraestructuras que nos permitiera construir en el Campus del Carmen un edificio que alojara adecuadamente el Rectorado y los servicios administrativos. También, ver con la comunidad universitaria la posibilidad de que se construyera una facultad para Empresariales, a lo mejor, y ver el uso de La Merced. Se necesitaría un plan importante y ver con la comunidad dónde y cómo queremos que sea el futuro.

"No contamos con fondos públicos suficientes porque tenemos un modelo potente, no mediocre”

–La Residencia Universitaria sigue dando pasos hacia adelante, ¿supone uno de los principales motivos de satisfacción de su mandato?

–Es una de ellas, forma parte de ese cumplimiento del programa. Al ser una Administración pública hemos tenido que tener todas las cautelas, pero el proceso ya está en marcha, sin que además a la Universidad le cueste ni un duro. Evidentemente con fondos propios no lo hubiéramos podido hacer, pero mediante una concesión a una empresa que la va a construir y gestionar durante un primer periodo, sí. Huelva necesita tener una residencia porque construye universidad y presta un servicio que no es sustituible fácilmente por otro.

–Ante el desafío de la pandemia, ¿cuál ha sido la decisión más dolorosa como rectora?

–La del primer día, cuando nos dicen nuestras autoridades sanitarias que hay que cerrar. Aún ahora cuando voy al Campus del Carmen y lo veo vacío, me apena profundamente. Fue una decisión muy triste y dura porque se cerró pero había que seguir funcionando on line. Hubo muchos temores y al final lo hemos superado todos con muy buena nota y de hecho este año seguimos sobreviviendo muy bien. Ha habido que tomar decisiones muy duras que van contra mi concepto de la docencia. Hemos aguantado porque no sólo el equipo de gobierno ha sacado lo mejor, toda la comunidad universitaria ha dado el 200%.

María Antonia Peña contempla una exposición de Contemporarte en Cantero Cuadrado. María Antonia Peña contempla una exposición  de Contemporarte en Cantero Cuadrado.

María Antonia Peña contempla una exposición de Contemporarte en Cantero Cuadrado. / Rafa del Barrio (Huelva)

–¿De cuál se siente más satisfecha?

–Cuando hemos visto que había que pedirle a la gente sacrificios muy grandes y todo el mundo ha estado ahí, además con comprensión. Esto permite descubrir no sólo a los profesionales, sino a las personas. La gente ha seguido en los laboratorios fabricando hidrogel, diseñaron un respirador, han cedido todo su material de laboratorio, las máquinas de los PCR, los reactivos, guantes, mascarillas... Recuerdo entrar en el hall de enfermería y ver la cantidad de cajas que se habían conseguido para mandar a los hospitales... Eso te reconcilia con la naturaleza humana.

–El desarrollo de la digitalización era ya una necesidad de hace años que ha acelerado la pandemia. ¿Qué ha logrado la UHU en este aspecto? ¿Para cuándo la nueva web?

–En nuestro programa había un apartado importantísimo, una de las cinco líneas clave: la virtualización. Era un objetivo que desde el primer día hemos trabajado mucho y la UHU tenía ese recorrido ya realizado. Sin duda la covid nos ha puesto ante un reto tan descomunal que el avance ya no era una opción, sino una obligación. Ha venido por un proceso desgraciado pero hay que continuar con el mismo impulso sabiendo que la enseñanza virtual no sustituye la presencial. Pero puede ser un apoyo y una oportunidad, un recurso que tenemos que integrar y mantener. La página web es fundamental, no sólo va a dar una imagen distinta sino que permite la relación con los usuarios. Tiene un plus de modernidad y de transparencia. La covid la retrasó y quizá esté en uno o dos meses, está muy avanzada.

–En repetidas ocasiones ha apelado a la importancia de aumentar la implantación de la UHU en la ciudad y en la provincia. Huelva Ciudad Universitaria y Tu Universidad en tu territorio son dos proyectos que gira en torno a ese eje.

–El primero persigue que la Universidad sea capaz de dejar una impronta en cómo se gestiona la ciudad y el Ayuntamiento lo ha entendido. La UHU genera una movilidad enorme de estudiantes y la ciudad tiene que construirse pensando en esa población que le llega. Y ésta tiene que ver en la ciudad una oferta de servicios y dejar su huella. Estudiantes de la provincia, de España y del extranjero, eso tiene que notarse en la ciudad. El otro proyecto pretende paliar esa separación de la Universidad como algo de la ciudad frente a la provincia. Tenemos imponderables como las comunicaciones, pero no hay que quedarse de brazos cruzados. También hablamos del tejido productivo, que nuestras empresas sepan que en nuestra Universidad pueden tener asesoramiento y les puede aportar transferencia e innovación. Es construir una filosofía.

"Después de Semana Santa la idea es rescatar la mayor presencialidad posible para las clases”

–¿Considera suficientes los fondos públicos que recibe la Universidad de Huelva?

–No, claramente no. Necesitaríamos más, aun comprendiendo que la situación envolvente también es mala. No nos llega porque lo que tenemos es un modelo potente y con ambición, no tenemos un modelo mediocre. Lo más preocupante es la financiación del Capítulo 1, para las políticas de estabilización y promoción. He cumplido mi programa porque en cada foro donde ha habido que reclamar una mejor financiación lo he hecho, pública y privadamente. La Universidad ha sido defendida y de forma argumentada, no pedir dinero por pedir y que pidan cuentas y nos evaluén, porque las vamos a dar.

–¿Cuáles son las necesidades más acuciantes?

–Primero, tener suficientemente garantizadas las políticas de personal, esto es fundamental para quitar la precariedad, promocionar y estabilizar al personal. Necesitamos mejorar la investigación para la investigación y que nos doten de recursos personales para ello. Por último, dinero para infraestructuras. El esfuerzo enorme de estos años para esos arreglos es difícilmente sostenible hacia un futuro. Necesitamos un plan de inversiones en infraestructuras.

–¿Qué va a pasar con las clases a partir de Semana Santa?

–Tengo pendiente una reunión con Sanidad para que me den una previsión hasta donde se pueda. La idea de la que partimos es intentar rescatar más presencialidad, a lo mejor no vamos a poder al cien por cien, pero la mayor posible siempre que la situación sanitaria no lo desaconseje. Con aforos menores, con docencia retransmitida, con un número pequeño de alumnos en un aula enorme...

–Usted se presentó a las elecciones con un programa titulado 500 medidas para ilusión, ¿la mantiene para presentarse a las próximas elecciones?

–Sí, la mantengo no sólo yo, también mi equipo. Es una decisión en la que una no es nada si su equipo no está detrás. Lo hemos hablado y conservamos la ilusión y creo que nos avala ese 85% alto de programa cumplido. Estamos por la labor cuando se abra el periodo de candidaturas, la presentaremos. Mi equipo ha sido fundamental en estos cuatro años, personas magníficas a las que no podría pedir más. Ha sido un año muy duro pero se han hecho muchas cosas y eso al final es la alimentación de la ilusión. Cosas que parecían imposibles y las hemos puesto en marcha, eso da mucha fuerza para generar un programa nuevo y no vivir de la incercia, sino generar propuestas que de nuevo alimenten la ilusión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios