Huelva

Primeras horas del año con la provincia de Huelva casi vacía

  • Las calles de la capital amanecen casi desiertas después de una tarde con aglomeraciones

  • En la costa la afluencia de paseantes, bajo mínimos

Inmediaciones del Paseo Marítimo de Punta Umbría durante la mañana de ayer. Inmediaciones del Paseo Marítimo de Punta Umbría durante la mañana de ayer.

Inmediaciones del Paseo Marítimo de Punta Umbría durante la mañana de ayer. / Rafa del Barrio (Punta Umbría)

Una vez despedido el año, las primeras horas del recién estrenado apenas difieren de las vividas en momentos anteriores, fuera de las limitaciones para evitar la propagación del virus que ha marcado buena parte del que dejamos atrás.

Eso es válido para las primeras horas de 2021, no así para las últimas del 2020. En ellas, las aglomeraciones en los locales de copas y en los bares de la capital onubense, se vivieron peligrosas aglomeraciones en zonas como la plaza de las Monjas, la zona de Pablo Rada y las inmediaciones de La Merced. Los establecimientos hosteleros ampliaron la zona de terrazas, tal y como les permite la normativa, pero en lugares como en la plaza de La Soledad, la concentración de gente llegó a extremos que no se recordaban en los últimos meses.

Tan pronto como se llegaba a la hora de las Campanadas, las calles fueron vaciándose y sólo los más rezagados emprendían el camino de vuelta a unos domicilios que se convirtieron en el centro de celebración de unas horas en las que adquirieron todo su protagonismo. El toque de queda ampliado a la 1:30 disuadió a la mayoría de volver a salir a las calles. Las quejas y llamadas a la Policía Local sobre fiestas en domicilios con más gente que la permitida en las normas para estas jornadas, daban buena prueba de ello.

Imagen de la plaza de las Monjas a primera hora de la mañana de ayer. Imagen de la plaza de las Monjas a primera hora de la mañana de ayer.

Imagen de la plaza de las Monjas a primera hora de la mañana de ayer. / Rafa del Barrio (Huelva)

En la mañana de ayer, el panorama de las calles de las localidades de la provincia, era desolador. Desde primera hora de la mañana, la afluencia de gente era mínima y tan solo la compra del pan animaba a los ciudadanos a salir en unas calles con apenas unos pocos bares abiertos a la hora del desayuno.

También en los lugares de afluencia turística o de residentes de otras provincias se registraba una afluencia de gente mucho menor que la de un día habitual (viernes) y ni tan siquiera las playas o los paseos marítimos atraían la presencia de algunos viandantes que disfrutaron de las primeras horas del día de Año Nuevo en las calles. El tiempo, muy soleado pero frío puso de su parte para que fuera un comienzo de 2021 casi en solitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios