Huelva

Los Premios al Valor Social de la Fundación Cepsa reconocen la solidaridad de Huelva

  • Los proyectos de seis entidades de la provincia han sido reconocidos con estos galardones, incluyendo el Premio Especial de Empleado

Los talleres con usuarios y familiares centran la actividad de la mayoría de las asociaciones. Los talleres con usuarios y familiares centran la actividad de la mayoría de las asociaciones.

Los talleres con usuarios y familiares centran la actividad de la mayoría de las asociaciones. / H.I.

En esta época del año la solidaridad y el altruismo abundan por todos lados, pero los Premios al Valor Social de la Fundación Cepsa no se fijan en estas acciones puntuales que en la mayoría despierta la Navidad. Año tras año, estos premios ponen su objetivo en reconocer a distintas entidades onubenses que todos los días centran sus esfuerzos en ayudar a los demás. Y en este complicado 2020, en el que la necesidad se ha multiplicado por mil a causa de la pandemia, la Fundación Cepsa ha querido hacer un esfuerzo ampliando la dotación económica de estos galardones hasta los 58.000 euros, con el fin de apoyar, al menos, a un proyecto solidario adicional a las iniciativas habituales.

En esta edición han resultado ganadores los proyectos presentados por la Asociación Un Nuevo Horizonte para mi Barrio, la Asociación Juvenil Carabela, Feafes-Huelva Salud Mental, Cienciaterapia-Asociación nacional para la divulgación científica a menores hospitalizados, y la Asociación Onubense de Síndrome de Asperger y TEA leve o moderado. Además, este año el Premio Especial de Empleado, dotado con 46.000 euros a repartir entre los cinco proyectos ganadores, también se ha quedado en Huelva. Concretamente ha recaído en el proyecto denominado Promoviendo el bienestar, presentado por Afán de lucha por los enfermos de Alzheimer Caminar.

Así, Juan Manuel Gómez, de la Asociación Un Nuevo Horizonte para mi Barrio, ha querido agradecer a la Fundación Cepsa el premio, “ya que para una asociación pequeña como la nuestra cualquier ayuda económica es necesaria y a esto tenemos que sumar la difusión que se da a nuestro trabajo, algo que permite que más familias conozcan lo que hacemos y acudan a nosotros para pedirnos ayuda y, por otro lado, también llegan más voluntarios a los que interesa la actividad que desarrollamos y empiezan a colaborar”. Desde esta asociación luchan contra la exclusión social y ponen en marcha distintas actividades para potenciar diferentes alternativas de ocio y tiempo libre, culturales y educativas a los habitantes del barrio onubense de Pérez Cubillas.

Otro de los premiados ha sido la Asociación Juvenil Carabela, que se dedica a trabajar con menores, adolescentes y jóvenes, así como con sus familias, en situaciones de vulnerabilidad, fundamentalmente en el barrio de El Torrejón. Tal y como explica una de sus trabajadoras, Luisa García, durante la pandemia detectaron una tremenda carencia en el acceso a todo los digital de sus usuarios, “así que decidimos poner en marcha un proyecto de acompañamiento digital para intentar paliar las deficiencias que las familias tenían en este sentido, que de un día para otro se vieron fuera del mundo ya que sus hijos no podía seguir las clases telematicamente porque carecían de ordenador, ellos no podían hacer ningún trámite administrativo porque no tenían acceso a internet, o simplemente desconocían cómo manejarse en ese ámbito”. Hoy este proyecto es una realidad gracias al galardón de la Fundación Cepsa.

La salud mental, protagonista de otro de los proyectos elegidos, es quizás una de las patologías “con las que la administración tiene menos empatía ya que la sociedad no está muy sensibilizada en este sentido”, denuncia la directora de Feafes Huelva, María Domínguez. Por este motivo, continúa Domínguez, “recibir un premio como este nos da una inyección muy necesaria para poder seguir desarrollando nuestra labor con los enfermos de salud mental y sus familiares, con quien queremos trabajar la autonomía personal, y con los que vamos a desarrollar, gracias a la Fundación Cepsa, distintos programas de psicoeducación, para enseñarles a afrontar cualquier momento de crisis, como la que estamos viviendo actualmente”.

El proyecto de Cienciaterapia, de la Asociación nacional para la divulgación científica a menores hospitalizados es otro de los premiados. Se trata de un novedoso proyecto que se desarrolla en las plantas de pediatría del Hospital Juan Ramón Jiménez y en la unidad de salud mental infantil del Vázquez Díaz, y que tiene como objetivo acercar la ciencia a estos menores hospitalizados de una forma amena y divertida, “con dos objetivos fundamentales, por un lado hacerles olvidar por un rato la situación en la que se encuentran, y por otro fomentar las vocaciones científicas entre los más pequeños”, cuenta Jesús Ángel Gómez, responsable de la Asociación en Huelva. Pero, continúa Gómez, “la llegada del coronavirus lo ha trastocado todo así que hemos tenido que reinventarnos y digitalizar nuestros talleres para que los menores puedan seguir teniendo acceso a la actividad de forma online, una adaptación que hemos podido realizar gracias a la aportación realizada por este premio que nos ha otorgado Cepsa”.

La Asociación Onubense de Síndrome de Asperger y TEA leve o moderado ha sido también premiada, con un proyecto destinado a trabajar la autonomía de los usuarios y de las familias. En este sentido, la responsable del proyecto, Cinta Flores, ha querido destacar la importancia de conseguir la plena integración social del colectivo, “algo para lo que es fundamental trabajar todos los ámbitos en los que se desarrolla una persona y que vamos a poder seguir haciendo gracias a la aportación de este premio, tan importante para una asociación tan pequeña como la nuestra”.

Y por último el proyecto ganador del Premio Especial del Empleado, que ha sido presentado por Afán de lucha por los enfermos de Alzheimer Caminar. Se trata trata de una iniciativa, explica José María Cano desde la asociación, “que nos va a permitir desarrollar cuatro talleres durante 2021, en los que vamos realizar diferentes actividades fundamentalmente destinadas a conocer la enfermedad, a mejorar la autoestima, la psicomotricidad y la estimulación cognitiva de los usuarios, así como para ofrecer apoyo psicológico a las familias”. Además, Cano ha trasladado la importancia de un premio como este “en un año en el que a causa del Covid-19 hemos tenido que incrementar mucho el gasto por la inversión realizada en epis, guantes y mascarillas para los miembros de la asociación y los trabajadores”.

Los premios de este año han reconocido la labor de este variado grupo de instituciones que tratan de ayudar a familias en riesgo de exclusión social, a jóvenes, a enfermos de salud mental, de alzheimer o con síndrome de asperger, entre otros. Pero sea cual sea campo de actuación, todas y cada una de ellas coinciden en algo: este año ha desbordado todas las expectativas y la necesidad en mayor que nunca en todos los ámbitos.

El jurado, presidido en esta edición 2020 por la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en el gobierno de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz, ha contado también con la concejala de Políticas Sociales e Igualdad del Ayuntamiento de Huelva, María José Pulido; el secretario provincial de UGT-FICA en Huelva, Luciano Gómez; el artista solidario, Pepe Gómez 'El Marismeño'; la directora de Atención y Orientación al Estudiante de la Universidad de Huelva, Mariló Guzmán; el responsable de políticas sociales de CCOO en Huelva, José Miguel Pino y con Ana Infante, representante de los empleados de Cepsa en Huelva. Como Secretaria ha ejercido Teresa Millán Romero, responsable de la Fundación Cepsa en Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios