Huelva

La Policía, la Guardia Civil y Aduanas desmantelan la banda de narcos de Yeyo

  • Detienen a 14 de sus colaboradores, incluido el mecánico naval L.G.M., su lugarteniente

Sergio Mora 'Yeyo', en un juicio reciente. Sergio Mora 'Yeyo', en un juicio reciente.

Sergio Mora 'Yeyo', en un juicio reciente. / Alberto Domínguez

En el tramo final del año nos sorprendió la irrupción de un viejo conocido de las autoridades onubenses en el panorama de sucesos: Sergio Mora El Yeyo había conseguido fugarse el pasado octubre, justo cuando la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria estaban a punto de detenerlo.

Lo consideran el gran jefe de una organización de narcotraficantes de hachís que se planteaba ahora abrir el mercado a la cocaína. La operación Siyen-Pastor, orquestada por la Audiencia Nacional, ha finalizado con 14 detenidos y 5,1 toneladas de hachís incautadas. Entre los apresados está el mecánico naval cartayero L.G.M., al que los investigadores señalan como el lugarteniente de Yeyo, un colaborador indispensable que manejaba a la perfección la parte logística de la organización (dirigía las maniobras del transporte, almacenamiento y distribución del estupefaciente). A Mora le correspondía la estrictamente financiera, según la Policía.

Yeyo llevaba varios años fuera de la cárcel. Disfrutaba en libertad del tercer grado penitenciario (ahora revocado) y había tomado las riendas de un conocido establecimiento hotelero de Huelva, donde su reinserción parecía haberse hecho efectiva. Pero, a tenor del resultado de las últimas investigaciones policiales, todo era puro teatro.

La Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional llevaba dos años con las miras puestas en él, a instancias del Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional y de la Fiscalía Antidroga. Iba a pisarle ya los talones al inicio del pasado octubre, pero alguien debió alertar a Yeyo, que logró escapar a toda prisa sin que nadie conozca todavía cuál es su paradero. Huyó por carretera, no en helicóptero. El 7 de diciembre la Policía Nacional y la Guardia Civil pedían, a través de las redes sociales, ayuda a la ciudadanía para localizarlo, con foto incluida: "Desmantelada red de tráfico de hachís. Hay 14 detenidos, pero buscamos a su líder huido en la operación, un empresario onubense conocido como Yeyo. #091 #062 #Wanted".

La génesis de la operación estuvo en el hallazgo de 2.700 kilos de hachís (89 fardos) en una furgoneta que transitaba por el Parque Huelva Empresarial de la capital en septiembre de 2015 y que fue interceptada por la Udyco. Tres meses más tarde se produjeron tres detenciones: G.R.A., de 56 años, y U.P.P, de 35 años, -ambos de nacionalidad rumana- y el ciudadano español J.M.B.F., de 35 años; todos ellos con antecedentes policiales por delitos contra la salud pública. El ADN fue clave para encontrarlos y apresarlos.

Uno de los detenidos, en su declaración, indicó que el organizador del alijo era otro compatriota que trabajaba en el establecimiento hotelero que dirigía Yeyo. Los investigadores empezaron a atar cabos.

En la segunda fase de la operación se destapó que Mora era el que contactaba con los proveedores en Marruecos. Negociaba el trato y realizaba los cobros. L.G.M. esperaba la orden y preparaba el dispositivo de vigilancia terrestre, marítima y aérea para asegurar la introducción de la droga, en el que participaban hasta 30 personas que se distribuían de forma coordinada en ambas orillas del río Piedras para dar cobertura y seguridad a las embarcaciones.

Las detenciones se llevaron a cabo de forma simultánea en Cartaya, Huelva y Almonte. También se intervino material telefónico, electrónico e informático, embarcaciones, motos de agua, vehículos de alta gama, helicópteros, avionetas y armas de fuego.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios