Huelva

El Pleno acuerda impulsar con la Junta un sistema de alerta ante "episodios contaminantes"

  • Aprobada por unanimidad la moción de Yolanda Cabezas Pedro Rodríguez: "Fiscal es el alcalde de las industrias. La responsabilidad es suya"

Comentarios 9

Aristas políticas aparte, la Corporación municipal cerró ayer filas en torno a la demanda ciudadana que suscitó la niebla tóxica del pasado 12 de enero: dotar a Huelva de un sistema de prevención y alerta para casos de riesgo potencial para la salud de la población. Un protocolo de aviso como los que operan en Tarragona y en otras ciudades con puertos y polígonos industriales.

Por encima de la contaminación discursiva (el voto verde enfila una batalla crucial en las elecciones de 2015), todos los partidos que integran el Pleno del Consistorio onubense -PP, PSOE e IU- se pusieron de acuerdo para apoyar la moción de la concejal no adscrita, Yolanda Cabezas, solicitando "la actuación coordinada con la Junta de Andalucía para el anuncio a toda la ciudadanía de situaciones meteorológicas que puedan producir elevadas concentraciones de contaminantes sobre la ciudad para que la gente más sensible evite salir a la calle y la ciudadanía más responsable eluda utilizar el vehículo privado". La disposición incluye "avisar a las fábricas de los polos industriales de Huelva y su área metropolitana para que bajen sus niveles de producción o paren su actividad en tales circunstancias".

Con la aprobación de esta moción se solicitará también a la Administración autonómica que investigue las fuentes difusas de emisión de contaminantes no controladas en Huelva y su área metropolitana, "así como los efectos sinérgicos entre agentes contaminantes que se producen -precisó la concejal- y que actualmente no se tienen en cuenta, ya que en la evaluación de los efectos de la contaminación sólo se contemplan los valores de los distintos parámetros de forma aislada".

Como recordó Cabezas, "aún no se ha aclarado de dónde provenía el olor químico de la madrugada del 11 al 12 de enero, cuando se acumularon contaminantes en capas bajas de la atmósfera por falta de mezcla de aire en altura". La Red de Vigilancia de la Calidad del Aire de la Junta de Andalucía no detectó ninguna anomalía en sus cabinas de control de inmisión. Tampoco se detectó la emisión anómala de ningún contaminante en los focos de emisión que están controlados por la Administración autonómica. Sin embargo, señaló la edil, "la ciudad necesita una respuesta efectiva mientras se desentrañan todas estas circunstancias y en previsión de nuevos episodios de falta de mezcla del aire en altura".

Teléfonos y redes sociales dieron cuenta del impacto de aquella neblina ácida, que provocó síntomas como escozor y picor en garganta y ojos e, incluso, dificultad para respirar.

Izquierda Unida, que ha registrado una iniciativa en el Parlamento andaluz para "conocer las causas del episodio contaminante y las medidas que se van a poner en marcha para evitar que eso vuelva a suceder en el futuro", reclamó la implicación de todas las administraciones y, sobre todo, "máxima transparencia e información desde todos los ámbitos". El portavoz municipal de la coalición, Pedro Jiménez, lamentó que hasta la fecha "sólo nos pidan actos de fe. Todos dicen que tienen planes de emergencia, pero nadie los pone encima de la mesa para que se conozcan. No se informa a la población y si se crea alarma social es porque existe un riesgo potencial. Lo que se dice va en contra de lo que la gente percibe", recalcó el izquierdista.

La unanimidad para respaldar la moción no fue óbice para un encendido enfrentamiento político. Con bronca subida de tono, se capituló la primera sesión del año en el enzarzamiento entre populares y socialistas por las responsabilidades en un tema tan sensible para la opinión pública onubense. Mientras, con la piedra de toque de este episodio contaminante, en la calle se calientan motores para una nueva concentración ciudadana convocada por la Mesa de la Ría para el próximo martes bajo el lema: Huelva está harta.

En ese clima, los partidos mayoritarios tratan de esquivar el desgaste señalando al culpable en la fila de enfrente. Y así fue en la secuencia de ayer. El PSOE reprodujo lo manifestado hace una semana por el delegado del Gobierno andaluz en Huelva, José Fiscal, calificando la alarma social de "absolutamente justificada" e insistiendo en que "las empresas de la industria tienen que poner medidas para que episodios como el del día 12 no vuelvan a ocurrir". La Junta informó días atrás de que se trabaja en un protocolo de prevención y se mantiene abierta una investigación de campo para esclarecer lo sucedido. Pero los socialistas insisten en señalar a un alcalde que "se pone de perfil ante un tema que preocupa a toda la ciudadanía ¿Dónde estaba Pedro Rodríguez aquel día? ¿Por qué no dio la cara?", reiteró ayer la concejal Esther Cumbreras.

La teniente de alcalde de Seguridad, Carmen Sacristán, explicó que, "de acuerdo con las competencias que corresponden a la Administración local en este asunto, el Ayuntamiento de Huelva cuenta con un plan de emergencia municipal aprobado en 2001", con un sistema de avisos a través de la megafonía de Policía Local y Protección Civil, los medios de comunicación y, de forma emergente, las redes sociales. Según detalló la edil del PP, el pasado día 24 la Junta convocó "una reunión forzada por lo que pasó el día 12", en la que participó el propio Ayuntamiento con sus cuerpos de seguridad y "se apostó por un sistema de avisos por megafonía y medios electrónicos, como el que funciona en otras ciudades".

Sacristán recordó que el delegado de la Junta de Andalucía preside el Plan de Emergencia Química, que establece que es la Junta, a través del 112, la que debe notificar al Ayuntamiento determinadas situaciones para solicitar su colaboración, siendo el gabinete de comunicación de la Delegación del Gobierno el que tiene que informar a la población. "Ante las llamadas de los ciudadanos que recibimos aquel día -explicó la concejal-, después de reiteradas llamadas nuestras al 112 nos dijeron que no pasaba nada. No es justo lo que el PSOE achaca al alcalde ¿Qué quieren, que cada vez que haya un episodio de este tipo el alcalde salga a pedir responsabilidades al delegado de la Junta? Eso haremos".

El debate se puso virulento cuando la socialista Cumbreras desmintió a Sacristán asegurando tener "constancia" de que desde el Consistorio "ni siquiera llamaron aquel día para preguntar lo acontecido. Y lo que tiene que hacer el alcalde -machacó- es dar la cara".

Habló el regidor, que en los últimos días no había querido sucumbir a la campanada de ningún titular de prensa: "Usted, señora Cumbreras, es buena persona, pero ingenua en este caso. Su sorpresa de que no nos dieran información aquel día es la misma que tengo yo. No me entra en la cabeza". Respecto a las alusiones de Fiscal, el regidor subrayó que "él es el alcalde de las industrias. La responsabilidad es suya. En el Parlamento estudian darnos esa responsabilidad y el día que nos la den, saldremos. Pero ahora que den la cara ellos".

A juicio de Rodríguez, el Gobierno andaluz "echa la culpa al Ayuntamiento porque está gobernado por el PP. Si fuera del PSOE no hablarían así. Este es un tema muy delicado -concluyó- y están en juego muchos puestos de trabajo y las dudas de la población. Tenemos que ser más responsables en esta mesa".

La celebración del Pleno coincidió con la emisión de un comunicado por parte de la Mesa de la Ría con el que animó a ciudadanos y asociaciones a participar en la concentración que ha convocado para el próximo día 4 (a las 19:00, en la Plaza de las Monjas) para reivindicar "una Huelva sin contaminación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios