Celebración El Rocío refuerza su seguridad este fin de semana con motivo de la celebración de la Candelaria

Huelva

Piden "empatía" a los vehículos no autorizados que aparcan en la zona de donantes del hospital Juan Ramón Jiménez

Párking para donantes en el Centro de Transfusión de Huelva.

Párking para donantes en el Centro de Transfusión de Huelva. / M. G. (Huelva)

La ocupación por parte de vehículos no autorizados del párking reservado a donantes en el hospital Juan Ramón Jiménez se torna más habitual de lo que debería. Es el caballo de batalla del Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Huelva, que pide una mayor concienciación "con aquellos que vienen a realizar un gesto tan solidario como el es de donar sangre". 

La zona de aparcamientos del Centro de Transfusión contempla seis plazas reservadas a donantes de sangre y plasma. Una vez llegan al hospital, se les proporciona a los mismos una tarjeta identificatoria para que puedan aparcar sus vehículos en el párking habilitado durante el período de tiempo que dure la donación. El problema radica en que, según reconoce la coordinadora de Donación del centro, Sonsoles Gómez, "no son pocos los que se quejan cuanto se topan con otros coches ya aparcados sin la citada autorización". En este sentido, agradece a todos los donantes su "generosidad y paciencia", al tiempo que el centro "se disculpa por el malestar que genera dar vueltas con el vehículo para encontrar un aparcamiento".

Sabedor de ello, el Centro de Transfusión de Huelva asegura "poner todas las soluciones posibles para que el donante tenga la máxima accesibilidad", dado que "realizan un gesto altruista" que hace que los hospitales onubenses tengan garantizada la disponibilidad de componentes sanguíneos y puedan mantener su actividad con total normalidad. Por ello, una de las medidas principales pasa por la posibilidad de aparcar de forma gratuita en el párking anexo al hospital, pues "el Centro de Transfusión se compromete a canjear el ticket y abonar la cantidad estipulada".

Del mismo modo, Sonsoles Gómez subraya que "la seguridad del hospital está advertida en todo momento", por lo que es "habitual" que tales profesionales realicen rondas para controlar que ningún vehículo no autorizado aparque en la zona de donantes. Aun así, "a veces es inevitable esta situación", por lo que "si existe una queja de un donante llamamos a la seguridad del hospital o a la Policía para despejar la zona y poner una sanción a aquellos que cumplen la normativa".

Todo ello empuja al Centro de Transfusión a pedir a los onubenses "un acto de empatía y civismo" para que la donación de sangre "no se convierta en un acto que genere malestar e impaciencia en los donantes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios