Encuesta Metroscopia

Elecciones Andalucía 2018: El PSOE mantiene su hegemonía y el PP pasa a ser tercera fuerza en Huelva

  • Adelante Andalucía ocuparía la segunda plaza al superar a los populares, cuya pérdida de votos es mayor a la media andaluza. Cs duplica su resultado pero logra su peor dato regional  

Comentarios 1

El PSOE mantendría su hegemonía en Huelva. Recabaría el 39% de los votos, lo que le valdría, tal y como dan por hecho en la dirección provincial del partido, para obtener cinco diputados, uno menos que en 2015. Así lo vaticina la encuesta realizada por la empresa Metroscopia para el Grupo Joly.

De este modo, pese a la merma mínima de dos puntos, el PSOE aumenta su ventaja respecto a la segunda fuerza. Huelva se reafirma así como uno de los bastiones del socialismo no sólo en Andalucía sino en toda España.

El estudio demoscópico dibuja a un PP en caída libre. Con una ya larga crisis en la capital –iniciada con la debacle del periquismo y que el desembarco de Casado en la dirección nacional no ha zanjado–, pasaría a ser la tercera fuerza más votada. Todo un descalabro.

Los populares se dejan un diputado en el camino, al recabar el 19,8% de los votos frente al 26,5% de hace tres años. Una pérdida que en Huelva es superior a la de la media del conjunto de Andalucía y evidencia la profunda crisis que vive el partido.

Fuentes: Metroscopia / Gráfico: Departamento de Infografía Fuentes: Metroscopia / Gráfico: Departamento de Infografía

Fuentes: Metroscopia / Gráfico: Departamento de Infografía

El primer favorecido sería Adelante Andalucía, que conseguiría situar la confluencia de Podemos e IU en el segundo lugar de las preferencias de los onubenses. El tándem formado por Teresa Ribera y Antonio Maíllo se llevaría el 20,2% de las papeletas frente al 19,4% de 2015.

La nueva marca lograría sumar así el 13,1% que obtuvo Podemos (le valió un diputado en 2015) con el 6,2% de IU. Agregados los votos, la confluencia permitiría a este último partido recuperar a su diputado perdido hace tres años. Un éxito claro.

Y luego está Ciudadanos, que seguiría siendo el cuarto partido más votado en la provincia. Los naranjas registran aquí, pese a duplicar sus guarismo, el menor crecimiento porcentual de toda Andalucía. La candidatura de Rocío Ruiz gana un representante en la Cámara andaluza al pasar del 7,2% al 14,6%.

El partido naranja se llevaría el 15% de los votos del electorado del PP y el 7% del PSOE

Con todo ello, PSOE y Adelante Andalucía sumarían juntos el 59,2% de los votos frente al 34,6% que podrían recabar PP y Cs. Se reafirma de este modo la condición de provincia roja que tiene Huelva. Fuera del Parlamento quedaría VOX con un irrelevante 1,3% que, no obstante, preocupa (y mucho) a los populares.

De hecho, la diferencia en la asistencia de público entre el acto protagonizado por VOX en la Casa Colón y el de presentación de la candidatura popular que encabezó Pablo Casado en Huelva ha hecho saltar las alarmas en la calle Alonso Sánchez.

El PSOE es el partido que mejor resultado logra en intención directa de voto. Esta es la respuesta espontánea que dan los encuestados cuando se les pregunta a qué partido apoyarán. Un 25,5% de los sondeados dice que votará al partido del puño y la rosa frente al 24,7% que lo hizo en las elecciones de 2015.

Por detrás empatan PP y Cs. Un 13% de los encuestados asegura que votaría a ambas fuerzas si mañana hubiera elecciones, frente al 15,9% que votó al PP en 2015 y el 4,4% del censo total que dio su confianza a la formación naranja.

En cuarto lugar se situaría Adelante Andalucía: el 10% asegura que votaría a la coalición, frente al 11,7% que lo hizo en los anteriores comicios en los que Podemos e IU se presentaron por separado.

En este sentido, los votantes de Podemos son los más fieles y el 69% se decantaría por Adelante Andalucía. Por contra, sólo la mitad de los votantes de IU en 2015 dan su confianza a la confluencia mientras un 32% asegura no saber a quién votar.

¿Qué significa esto? Que las tensiones y discrepancias detectadas en la coalición en el proceso hacia la confluencia demuestran que hay una parte de los clásicos de IU que no ven con buenos ojos su matrimonio por los podemitas.

Sólo el 50% de votantes de IU en 2015 confían en la coalición y el 32% no sabe a quién votar

Quien puede ir con la cabeza alta es Ciudadanos, que presumirá de sus ganancias el próximo 2-D. El trasvase de votos a la candidatura naranja es significativo: se llevaría el 15% de los votos del electorado popular y el 7% de las papeletas socialistas.

Estos datos muestran que el partido de Albert Rivera mantiene una importante capacidad de captación de apoyos en uno y otro lado del espectro del centro, frente a quienes opinan que su crecimiento procede únicamente del ala derecha del arco político. A ello hay que sumarle un porcentaje de fidelidad más que llamativo, del 65%, entre los naranjas.

Otra cosa bien distinta es la nota que los ciudadanos dan los líderes de los cuatro principales partidos andaluces. Ninguno de ellos logran el aprobado por parte de la opinión pública. A la presidenta de la Junta la aprueba sólo el 39%, a Teresa Rodríguez el 29%, a Juan Marín el 22% y a Moreno el 20%.

Es en Huelva donde se produce el menor rechazo a un político de toda Andalucía. Ocurre con Teresa Rodríguez, quien obtiene un saldo negativo del 6% entre quienes la aprueban y desaprueban. Por contra, el mayor rechazo a un político en la provincia se lo lleva Moreno, con un saldo negativo del 29% entre la población total.

No obstante, Díaz y Rodríguez son las candidatas más valoradas entre sus propios votantes, ya que el 88% y el 77% de PSOE y Adelante Andalucía les dan su beneplácito. A la cola se situaría Marín, con un 46% y por delante de éste estaría Moreno, a quien aprueba el 71% de los votantes de su partido.

Resultados por provincias

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios