La sentencia de los ERE El PSOE de Huelva respeta la sentencia de los ERE y recuerda que “no ha habido ni enriquecimiento ni financiación irregular”

  • Ignacio Caraballo lamenta "profundamente" los hechos y defiende la honradez de Juan Márquez

  • El dirigente socialista asegura que las responsabilidades políticas "fueron asumidas hace años"

El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo. El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo.

El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo. / Alberto Domínguez

El PSOE de Huelva ha valorado la sentencia del Caso de los ERE en Andalucía conocida este mediodía mostrando su respeto a la decisión judicial, al tiempo que su secretario general provincial, Ignacio Caraballo, recuerda que “no ha habido ni enriquecimiento ni financiación irregular”.

Caraballo, a través de un comunicado remitido por su partido, ha “lamentado profundamente” que los hechos hayan ocurrido de tal forma y que “personas inocentes tengan que pasar por estas penas”. No ha dudado en ningún momento de la inocencia y honradez del ex director general de Trabajo, el onubense Juan Márquez, así como de los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Tanto es así, subraya Caraballo, que el fallo prueba claramente que “no se han enriquecido ilícitamente ni se han llevado un euro”.

El responsable del Partido Socialista en Huelva ha dejado claro que en este momento no hay ningún político en activo con implicación en ninguno de los hechos que se han llevado a juicio. Es más, asegura, “las responsabilidades políticas por este caso fueron asumidas hace años con las dimisiones, renuncias y alejamiento de la vida de política de todos”.

Ignacio Caraballo hace especial hincapié en que en este caso “no ha habido nunca una financiación irregular del partido ni han enriquecido sus bolsillos”.

El dirigente socialista, no obstante, ha señalado que será el Tribunal Supremo el que tenga que pronunciarse en última instancia, ya que “la sentencia es susceptible de recurrirse”, y “desde luego respetaremos las sentencias y pronunciamientos judiciales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios