Huelva

La ONCE vuelve a repartir ilusión con sus cupones y mucha gratitud

  • La organización presenta en Huelva una campaña por quienes luchan contra la pandemia

Autoridades y representantes de los colectivos homenajeados posan con los cupones con los que los sorteos de la ONCE volverán la semana que viene. Autoridades y representantes de los colectivos homenajeados posan con los cupones con los que los sorteos de la ONCE volverán la semana que viene.

Autoridades y representantes de los colectivos homenajeados posan con los cupones con los que los sorteos de la ONCE volverán la semana que viene. / Alberto Domínguez

Siete cupones distintos para todos los días de una semana, la que viene, cuando la ONCE recuperará su tradicional sorteo diario tras el parón por la irrupción de la pandemia. Serán 46,5 millones de cupones en circulación, uno, dicen, por cada ciudadano del país, y todos ellos para quienes han cobrado un protagonismo especial por estar al frente de la lucha por contener el virus: sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad, agricultores y ganaderos, transportistas, comerciantes, farmacéuticos y voluntarios.

Una representación de todos ellos estuvo esta mañana en el patio del Ayuntamiento de Huelva, donde la presentación de esta particular campaña de la organización de ciegos se convirtió en el avance del homenaje que se tributará a través del popular sorteo con la vuelta de sus vendedores a la calle.

Decía el director de la ONCE en Huelva, Nicolás Vargas, que vuelven “con más fuerza y entusiasmo que nunca”. Y se esforzó en transmitirlo, personificando en todos los trabajadores de la organización, que ocuparán ese primer cupón del 15 de junio, previo al homenaje a esos profesionales a los que se ha pasado a arropar con una capa de superhéroe.

“No son héroes ahora porque ya lo eran. Lo son todos los días. Nos hemos dado cuenta de que hacen una labor imprescindible. Estábamos rodeados de ellos, pero héroes de carne y hueso”.

Los sanitarios recibirán el tributo de la ONCE con el cupón del martes. “Gracias por cuidarnos”, reza el ejemplar, dirigido al personal sanitario, al de limpieza, a conductores de ambulancias, farmacéuticos y tantos otros que “han luchado en primera línea”.

Las Fuerzas Armadas, Guardia Civil, los cuerpos policiales en distintos ámbitos, bomberos y Protección Civil se llevan un “gracias por protegernos” en el sorteo del miércoles. Y el jueves 18 tendrán el foco encima el transporte, “sector clave en esta pandemia” y los profesionales del campo.

“Gracias por estar ahí” se dirigirá el viernes al sector comercial atendiendo todas las necesidades primarias de la población. Y un “gracias por estar pendientes” al personal voluntario, el día siguiente, considerado también clave para la atención de los colectivos más desfavorecidos.

La semana se cerrará el domingo con el homenaje en el cupón a los 73.000 trabajadores del Grupo Social ONCE y su labor desarrollada durante la pandemia.

Nicolás Vargas ha reivindicado el “papel decisivo de la sociedad civil para la superación de esta pandemia” y apeló a ella con un mensaje de unidad, y recordando que la organización y sus trabajadores están ahí: “No dejen fuera del proceso de reconstrucción social a las personas con discapacidad”.

No faltaron a la convocatoria la subdelegada del Gobierno, Manuela Parralo; el presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo; y el alcalde, Gabriel Cruz. Y todos coincidieron en esa feliz alianza de la ilusión repartida a diario por los vendedores de la ONCE y este mensaje multitudinario de gratitud a quienes “han luchado unidos, implicados y comprometidos”, dijo Cruz, añadiendo a los agradecimientos a los periodistas y a los grupos de la oposición en el Ayuntamiento, signo también de la unidad necesaria.

“La palabra gracias debería aparecer constantemente en boca de los representantes públicos”, apuntaba Ignacio Caraballo sin dejar atrás a “alcaldes y alcaldesas cuyo trabajo hay que poner también siempre en valor”.

Manuela Parralo aseguró que esta iniciativa de la ONCE “nos inyecta una carga de ánimo” en pleno proceso de vuelta a la normalidad, en el que también la ciudadanía merece su reconocimiento por un comportamiento “ejemplar en un confinamiento largo, sinuoso y con muchas dificultades individuales”. “Ahora, si además hay suerte [en los cupones], mucho mejor”.

Como dijo Caraballo, “tenemos que empezar a caminar, y en eso también hay esperanza e ilusión”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios