Toma de posesión de los nuevos delegados

El Gobierno del cambio echa a andar para construir “una Huelva mejor”

  • Un sexteto paritario conforma el equipo del PP y Cs que lidera Verano y que estará “con los que más lo necesitan”. Martínez llama a la sociedad a implicarse en la transformación de la provincia

El nuevo Gobierno del cambio ya ha aterrizado en la provincia. Una semana después de que se hicieran públicos sus nombres, los seis nuevos delegados territoriales –tres del PP y tres de Cs– tomaron posesión ayer de sus cargos en un sencillo acto celebrado en la sede de la Junta y que estuvo presidido por la delegada del Gobierno andaluz en Huelva, Bella Verano, y el viceconsejero de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Francisco José Martínez.

En primer lugar, juraron sus cargos María Ángeles Muriel (Turismo, Justicia, Regeneración y Administración Local), Antonio Agustín Galán (Economía Conocimiento, Empresas y Universidad) y Estela Villalba Valdayo (Educación y Deporte e Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación). Los tres delegados son las apuestas de la formación naranja para la Junta de Andalucía en Huelva.

A continuación, hicieron lo propio los tres delegados elegidos por el PP: Álvaro Burgos (Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible), Manuela María Caro (Salud y Familias) y José Manuel Correa (Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico).

Verano valoró que los integrantes de su equipo traen a sus espaldas “una gran trayectoria profesional”. Algunos de ellos, en el ámbito político, al haber desempeñado ya responsabilidades públicas, y otros, en el ámbito privado, en sectores con tanta repercusión como la sanidad o la educación; perfiles profesionales a los que se suma también el asesoramiento empresarial y el ejercicio del derecho.

Martínez lo dijo con otras palabras: “Son personas con poca experiencia quizás en el mundo de la política –y no sé si eso es bueno o malo– pero con mucha experiencia en el mundo de la vida real, en la sociedad y economía onubense”.

Con sus designaciones, en todo caso, se abre “un tiempo nuevo” en el que la Administración andaluza estará “al lado de los que más nos necesitan para trabajar entre todos por el desarrollo de este territorio y para hacer una Huelva y una Andalucía mejor”, según indicó la delegada.

Para empezar a luchar por este objetivo, la máxima responsable de la Administración autonómica en Huelva avanzó que mantendrán encuentros con los sectores económicos y sociales, con todos los ayuntamientos independientemente de su signo político, así como con todas las instituciones, asociaciones y organizaciones porque, según valoró, “solo coordinando esfuerzos y conociendo las realidades que nos rodean y que forman parte de nuestro entorno” será posible impulsar el desarrollo de Huelva.

“Desde ya nos tienen a su disposición porque nos proponemos ser un Gobierno cercano, que escucha y atiende a su gente. Porque apostamos por una Huelva y Andalucía más desarrollada, más pujante económicamente, más igualitaria, con un menor nivel de fracaso escolar y de absentismo, con una sanidad mucho más valorada, mejores infraestructuras y una industria turística potente”, manifestó.

De la declaración de intenciones de Verano, al llamamiento de Martínez a toda la sociedad onubense para construir desde la unidad y transformar “esta tierra que tanto potencial tiene y que a veces los onubenses no hemos sido capaces de desarrollar”.

Y es que, tal y como sostuvo, el Gobierno autonómico quiere revertir las estadísticas que “desgraciadamente” sitúan a Huelva en “lugares que no nos merecemos”. Pero eso es un trabajo, según advirtió, “de todos y todas, de la sociedad”. Es más, ante la costumbre de echar la culpa de todo a los políticos o a las instituciones, el viceconsejero de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación defendió la labor de los responsables públicos, toda vez que “realmente hay muchas personas que trabajan con ahínco para que esta tierra pueda seguir mejorando”.

En este sentido, destacó que la designación de los delegados no se enmarca estrictamente en el ámbito de la política tradicional, ya que son personas que han decidido dedicar una gran parte de sus preocupaciones y tiempo a los demás para conseguir, entre todos, que Huelva viva una transformación y deje de ser una provincia estrictamente subsidiaria para ser un territorio de inversión en el que los propios onubenses sean los protagonistas del desarrollo.

Todos ellos toman así las riendas de unas delegaciones que desde hoy “se abren para todos” en un momento en el que la provincia está en una fase de “inflexión importante”. Porque, a su juicio, Huelva tiene mucho que decir.

“Siempre hemos sido una provincia olvidada y abandonada pero desde el Gobierno andaluz eso no será así. Ya hemos empezado a hacer algunas acciones, como en temas de regadíos o carreteras, y esa será la sintonía que tendremos con una provincia que en muchas ocasiones es olvidada”, argumentó.

En este empeño, aseguró que “desde este Gobierno no venimos a criticar lo anterior”, ya que lo que se persigue es el “deseo constructivo” de trabajar desde la unidad porque, en sus palabras, “aquí nadie sobra, sino todo lo contrario”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios