Huelva

Una sobrina tataranieta de Juan Ramón Jiménez aspira a ser Miss Universo España

  • La albaceteña Ada Quintana señala que su abuelo, Antonio Quintana Hernández-Pinzón, llegó a vivir en la casa de Moguer

  • En la actualidad guardan todas las publicaciones del poeta y numerosos recuerdos

Ada Quintana recibe un premio de economía azul. Ada Quintana recibe un premio de economía azul.

Ada Quintana recibe un premio de economía azul. / M.G.

Los focos de una pasarela de moda y belleza siempre dan luz a unas medidas, una sonrisa de dientes blancos y unos ojos que intentan atrapar a un jurado. La mujer más guapa de España se decidirá el próximo mes de septiembre, y aunque ya no existe una provincialización en las bandas que cuelgan de las candidatas, este año Huelva tendrá su representación en Miss Universo España y no será por una onubense. Ada Quintana, de 22 años, dice que representa a Albacete, Alicante y Huelva. Su lugar de nacimiento; la provincia que acoge sus estudios de Ciencias del Mar; y por Juan Ramón Jiménez. Y es que esta candidata a mujer más guapa de España asegura ser sobrina tataranieta del poeta onubense.

“Juan Ramón Jiménez viene de mi familia por parte de la abuela Lola Hernández Pinzón”, sobrina del poeta. “Las otras familias son las hermanas de la abuela Lola, en total 7 familias herederas de Juan Ramón y la mía se divide en cinco personas que quedan”. Su madre es Inmaculada Quintana y su abuelo –Antonio Quintana Hernández-Pinzón– era hijo de la abuela Lola. “Mi abuelo llegó a vivir en la casa de Moguer”. Ada, de pequeña iba a Huelva, “a la casa que ahora es museo, a ver las cosas de la familia y poco más”. Hace unos 8-10 años, cuenta esta candidata a Miss, que no pisa tierras onubenses ya que a su abuelo, que era militar, “lo llegaron a destinar a Albacete”. Aunque eso sí, “siempre me ha tirado mucho esa tierra”, asegura, donde tiene primos de su madre.

“De pequeña me leían Platero y yo, y las poesías de Juan Ramón. Tenemos en casa todas las ediciones de todos los libros que se han sacado”. Además de violeteros de Zenobia o el maletín que llevaba. La descendencia del poeta es la primera que vela por los intereses del recuerdo y legado de una pluma imborrable. Su madre, por ejemplo, ha recorrido colegios e institutos de Albacete explicando la vida y obra del poeta.

La albaceteña posa con la mantilla y el tocado de Zenobia. La albaceteña posa con la mantilla y el tocado de Zenobia.

La albaceteña posa con la mantilla y el tocado de Zenobia. / M.G.

“He leído mucho a Juan Ramón Jiménez” –ahora se encuentra inmersa en Sonetos espirituales– señala Quintana, quien añade que siempre le ha llamado la vía literaria, incluso tiene un premio de poesía en el marco de un concurso escolar. Una de sus pasiones se enfrasca ahora en la narrativa lírica. “Estoy escribiendo un libro desde 2016 sobre María Estuardo I de Escocia y su hijo Jacobo”, en párrafos que mezclan lo histórico y la ciencia ficción. Mientras ve la luz, Ada Quintana estudia Ciencias del Mar en Alicante, y sus CV lo ha aumentado hace poco con un premio en economía azul.

Sus estudios los conjuga ahora con el modelaje y los concursos de belleza. El año pasado la albaceteña se presentó a un certamen de Miss Turismo en Castilla La Mancha –a donde fue a acompañar a una amiga– y ganó, fue al evento nacional y se trajo a su tierra la banda de Miss Bikini España 2018. “La verdad es que me gustó la experiencia, por la gente, por el buen rollo y sobre todo por lo que puedes dar a conocer. Y romper un poco también con ese cliché de que casi siempre piensan que si eres Miss eres tonta o monotema. Yo quería dar esa otra imagen, de que tenemos una historia que contar y queremos influir en la sociedad para que mejore”.

Postales de Navidad firmadas por su madre y con el sello de la familia. Postales de Navidad firmadas por su madre y con el sello de la familia.

Postales de Navidad firmadas por su madre y con el sello de la familia. / M.G.

Este fin de semana pasado Ada Quintana ha estado en Madrid en la preconcentración de Miss Universo España. En septiembre competirá por ser la mujer más guapa del país. Y lo hará con una sonrisa de Nobel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios