Contenido patrocinado

Minería conectada, una apuesta de MATSA por la seguridad y la productividad

  • La compañía onubense ha implementado, a través de la instalación de Wifi en interior de mina, los sistemas más punteros a nivel mundial hasta avanzar hacia un modelo más inteligente

Minería conectada, una apuesta de MATSA por la seguridad y la productividad. Minería conectada, una apuesta de MATSA por la seguridad y la productividad.

Minería conectada, una apuesta de MATSA por la seguridad y la productividad. / MATSA

La minería metálica ha evolucionado a pasos agigantados en los últimos años gracias a la apuesta por la innovación y la tecnología de empresas como MATSA. La llegada del Wifi al interior de las minas de MATSA ha supuesto una auténtica revolución en el día a día de la operación, siendo este uno de los hitos principales dentro de este avance tecnológico. Como explica Alberto González, gerente de Tecnología de MATSA, su implementación “ha permitido introducir todo tipo de sistemas innovadores que han conllevado mejoras en la seguridad y en la productividad, puesto que posibilitan contar con información en tiempo real y agilizan la toma de decisiones”. MATSA ha realizado un despliegue sin precedentes con una inversión de 2 millones de euros, propiciando que las minas Magdalena y Aguas Teñidas estén conectadas al 100%. Actualmente, la red Wifi de la compañía roza una cobertura cercana a los 60 kilómetros en el interior de la tierra. Esto hace que “MATSA cuente con la instalación más grande de este tipo en minería de interior en España”, destaca Alberto González.

Trabajadores de MATSA utilizando los nuevo sistemas de comunicación. Trabajadores de MATSA utilizando los nuevo sistemas de comunicación.

Trabajadores de MATSA utilizando los nuevo sistemas de comunicación.

¿Qué sistemas se han implementado gracias a la red Wifi?

En un principio, la instalación del Wifi se realizó en zonas concretas de las minas para dar cobertura al sistema Pitram Mobile, un software de Dispatch instalado en la maquinaria para que los operadores puedan reportar en tiempo real toda la información relativa a su actividad, facilitando un mayor conocimiento del ciclo de producción. Alberto González señala que “viendo la oportunidad que suponía para habilitar otros sistemas tecnológicos, se decidió, finalmente, dar cobertura a la totalidad de las minas”. Esto ha propiciado el funcionamiento del sistema de control teleremote para el manejo desde superficie de las palas y la maquinaria de perforación y el disparo remoto para que los artilleros puedan realizar las voladuras sin necesidad de estar en interior de mina. Asimismo, los supervisores han sido dotados con Tablets en las que disponen de todo tipo de información de interés sobre sus áreas.Actualmente, se encuentra en proceso de implementación el sistema ‘Voz sobre IP’ (VoIP). Según explica el gerente de Tecnología de MATSA, para ponerlo en marcha “se están entregando Smartphones a los trabajadores con una App que actúa como emisora para la comunicación entre personas y que sustituirá al actual sistema de radio”. El VoIP ofrece importantes ventajas, puesto que “es más fiable, permite que la cobertura llegue hasta los frentes de trabajo, optimiza las comunicaciones y las posibles averías son más fácilmente localizables”, explica Alberto González. 

¿Cómo se ha implementado y cuál es su alcance actual?

La red Wifi alcanza en la actualidad la totalidad de las minas Aguas Teñidas y Magdalena. Ángel García, técnico de Telecomunicaciones de MATSA, explica que “esta se sustenta en una red de fibra óptica de más de 40 kilómetros en ambas minas. Conectados a esta red de fibra óptica, están los nodos principales de comunicación, desde los cuales parten las conexiones hacia los puntos de acceso Wifi a lo largo de las galerías. Estos puntos de acceso están en contacto unos con otros, lo que permite que el usuario salte de uno a otro sin perder la cobertura Wifi”.

Matsa

Actualmente, la mina Aguas Teñidas cuenta con 40 kilómetros de cobertura Wifi y 260 puntos de acceso, mientras que mina Magdalena dispone de 20 kilómetros y 170 puntos de acceso. El proceso de instalación no ha sido, en ningún caso, sencillo. Juan Antonio González, técnico de Comunicaciones de la compañía, apunta que “contar con la infraestructura actual ha supuesto todo un reto, puesto que trabajamos en un entorno con partículas metálicas en las que rebotan las ondas de las antenas provocando interferencias”. No obstante, MATSA ha conseguido sacar el mayor rendimiento a la instalación para que la cobertura Wifi sea la óptima en todo momento. Además, la compañía es pionera en la reducción de puntos de acceso, lo que se ha logrado con la colocación de antenas direccionales que hacen posible abarcar la máxima cobertura posible en las galerías reduciendo significativamente los costes.

¿Qué ventajas ofrece?

Para Alberto González, la principal ventaja es la mejora en la seguridad de las personas, “ya que conseguimos que el trabajador esté conectado en todo momento”. Además, se ha hecho posible la comunicación con los operadores incluso en los frentes, unas zonas a las que no llegaba el sistema de radio tradicional.

Un trabajador de MATSA utilizando los nuevo sistemas de comunicación. Un trabajador de MATSA utilizando los nuevo sistemas de comunicación.

Un trabajador de MATSA utilizando los nuevo sistemas de comunicación.

Otra de las ventajas destacadas se reporta en el ámbito de la eficiencia y la productividad. La red Wifi posibilita que tanto el Centro de Control de Operaciones de MATSA como los supervisores cuenten con más información en tiempo real, lo que agiliza la toma de decisiones y favorece el cumplimiento de los objetivos. Así lo resalta José Luis Herrera, supervisor de Extracción, quien incide en que el hecho de contar con todos los datos en su Tablet, “hace que tenga un mayor control de la extracción y del estado de las cámaras y piqueras. Además, puedo organizar el trabajo sin necesidad de estar presente en el tajo”. 

¿Hay proyectos de futuro ligados al Wifi?

De cara al futuro, MATSA tiene prevista la implementación de un Sistema de Posicionamiento, que supondrá una mejora sin precedentes en el ámbito de la seguridad. “Esta tecnología permite conocer mediante su teléfono móvil la posición exacta de cada uno de los trabajadores en interior de mina”, destaca Alberto González. Así, ante una emergencia, el Centro de Control puede guiar a los trabajadores hacia las zonas de refugio y puntos de encuentro y asegurarse de que todos se encuentran a salvo. También permite focalizar los esfuerzos en el rescate de las personas si fuera necesario, con la ventaja de conocer exactamente su localización. Los resultados obtenidos en este tiempo con la implementación de la red Wifi le han valido a MATSA el premio al Mejor Proyecto Tecnológico del año en los Mubadala IT Awards 2020, unos galardones celebrados en Abu Dabi en los que se pone en valor la excelencia entre las empresas filiales del grupo y en los que participan compañías de todo el mundo. Además, Alberto González recibió el premio al mejor CIO (Chief Information Officer) entre sus activos.Este proyecto es hoy una experiencia de éxito que ha cambiado por completo la forma tradicional de entender la minería de interior. La tecnología se ha convertido en MATSA en la base sobre la que sustentar la mejora continua y el futuro de la operación, impulsando una minería conectada, eficiente y segura.