Huelva

Manuel H. Martín: “Este año más que la cantidad importa la calidad y que se pueda celebrar el Festival”

  • El formato online de este año va a lograr que el Festival salga de las salas de Huelva para llegar a toda España

Martín en la Casa Colón, sede del Festival Martín en la Casa Colón, sede del Festival

Martín en la Casa Colón, sede del Festival / Josué Correa (Huelva)

E s una año complicado para el mundo de la cultura en general y sin duda organizar un festival de cine en mitad de una pandemia no es tarea fácil, pero el Iberoamericano es un festival superviviente que una vez más supera las adversidades para llegar a las pantallas, en esta ocasión, a las de las televisiones de las casas, ya que esta edición se realiza completamente online.

–Debido a la pandemia han tenido que cambiar totalmente el formato, ¿cómo han afrontado el reto?

–Ya desde mediados de año, cuando vimos la evolución que estaba teniendo todo desde el equipo decidimos empezar a organizar reuniones con diferente instituciones, otros festivales, auspiciadas por el ICAA (Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales), y decidimos apostar por el formato híbrido que consistía en un primer momento en una parte presencial y otra on line, pero que al mismo tiempo pudiera hacerse cien por cien online, con lo que garantizábamos que pudiera celebrarse la 46 edición del Festival. Con esto organizado desde el mes de junio, en octubre y viendo el cariz que estaba tomando, siempre de acuerdo con el patronato, decidimos apostar por el formato exclusivamente online y así lo acordamos con los distribuidores e invitados. Es algo en lo que veníamos trabajando desde finales de junio y lo que hemos hecho es ejecutar la idea.

–Al ser un formato totalmente online, el Festival ha llegado a un acuerdo con la plataforma Filmin para distribuir todas las películas mediante la compra de un bono por 15€, ¿qué acogida está teniendo esta iniciativa?

–Todavía no tenemos datos al respecto, ya que la plataforma nos los pasará al finalizar el Festival, pero queremos destacar que para nosotros esta año es una edición cualitativa más que cuantitativa y sobre todo es importante pensar en que los espectadores van a tener acceso a todos los contenidos, por lo que el Festival sale de las salas de Huelva para llegar a toda España, ya que la reproducción de las películas está limitada por geolocalización al territorio nacional. Sin embargo, al resto de las actividades paralelas como las entregas de premios, los encuentros con los invitados, etc., se van a poder ver en todo el mundo a través de diferentes plataformas, como nuestro canal Youtube o las redes sociales, por ejemplo.

–54 producciones, de 28 nacionalidades diferentes, ¿Qué va encontrar el espectador en las películas seleccionadas para esta edición?

–Pues van a poder disfrutar de una programación muy variada para que todos los espectadores puedan encontrar una película que le guste y también para que el público más cinéfilo, que busca un contenido más de autor, pueda encontrar películas de su gusto. Así que, como digo, tenemos una programación variada y en la sección oficial hay de todo, thriller, drama, documental, para que sea cual sea el perfil del espectador pueda encontrar su película.

–Este año estrenan la sección Sismos, dedicada a las producciones iberoamericanas proyectadas en otros festivales durante los últimos meses, ¿Qué va a aportar esta nueva sección al Iberoamericano?

–Sismos llega para aportar novedad y no dejar indiferente, ya que son títulos que de un modo u otro van a mover al espectador. Es importante que no olvidemos que el Festival ha sido una de las primeras puertas para el cine Iberoamericano en Europa y en este sentido buscamos que continúe siendo un referente y un escaparate de los títulos destacados en al filmografía iberoamericana. Siempre estamos buscando novedades porque el Festival tiene que estar vivo, llevamos mucho tiempo demostrando que es un festival muy orgánico que se adapta a las circunstancias y que va a seguir adelante.

–Otra parte fundamental del Festival son sus homenajeados que este año son el director Alberto Rodríguez, y los actores Eduard Fernández y Macarena García, ¿Por qué han sido ellos los elegidos?

–Cada año premiamos perfiles diferentes, en los Premios Ciudad de Huelva a figuras con una trayectoria con más reconocimiento y bagaje, sin embargo, con los Premios Luz premiamos a trayectorias más jóvenes y con mucho recorrido. En el caso de Alberto Rodríguez hablamos de un creador andaluz, que es un referente con el que muchos hemos crecido y que sobre todo nos ha hecho soñar, ya que con son película Grupo 7, una película con tanta personalidad, demostró que desde Andalucía se podía hace todo tipo de cine. Por otro lado, Eduard Fernández, es un actor que tiene la capacidad de hacer que el espectador pueda llegar a comprender y a saber cómo se sienten los personajes que interpreta, incluso con personajes que en principio pueden caer mal a espectador, él tiene la capacidad de humanizarlos. Es un actor con el que todos los directores querrían trabajar. Y Macarena García es la frescura y la luz en pantalla, es una actriz que incluso puede llegar a ponerse en la piel de su propio personaje en la serie Paquita Salas, que en la peculiar Blancanieves, bastante sombría y a la que Macarena fue capaz de darle un punto luminoso con su personaje, y nuestro premio Luz, con ese nombre que simboliza la luz de nuestra tierra, no podría haber elegido mejor.

–Los cortometrajes onubenses son también protagonistas en el Festival, ¿qué destacaría de los seleccionados para esta edición?

–Este año nos encontramos con mucha variedad en el que se ve un crecimiento técnico importante, y también que cada vez hay más gente, sobre todo mujeres que están dirigiendo, que quieren hacer cine en Huelva. Este año como novedad se va a poder a poder ver en abierto a través de la OTT del Ayuntamiento de Huelva, junto con otros contenidos del Festival. Es un concurso que a nosotros nos parece muy interesante, con un simbólico premio en metálico, y que viene de la mano con el certamen de Creadores Andaluces, con el que queremos reconocer el talento andaluz, algo muy importante para ayudar a que sea también una ventana para los creadores de aquí, además de para el cine Iberoamericano.

–Por otro lado, en los documentales seleccionados hay que destacar quizás los títulos en los que la pandemia es protagonista, ¿qué podría comentarnos en este sentido?

–Quiero destacar que el Festival trata de ser reflejo de la sociedad y que el tema social es algo siempre muy presente en el cine iberoamericano. Y en este sentido, la pandemia es ahora mismo lo que estamos viviendo por lo que es lógico que tengamos títulos como ‘2020’ en nuestra programación. Este documental está dirigido por Hernán Zin, un cineasta que siempre tiene mucho contacto con la realidad, con la actualidad, y aunque en un principio el equipo de programación tuvo mucha cautela en su exhibición, al verlo nos dimos cuenta del interesante punto de vista que aportaba ya que ofrece una perspectiva que no se ve en los medios de comunicación y que humaniza a todos los que están al frente luchando, pero lo que es más importante es que llama a la prudencia, y por todo ello consideramos importante incluirlo en esta edición.

–El público infantil y juvenil siempre ha tenido protagonismo pero esta especial edición ha tenido que prescindir de la presencia de los centros escolares en las salas, ¿qué se ha pensado para ellos este año?

–Hemos puesto en marcha CineBreve, que también se puede ver a través de la ott de Huelva, ya que para nosotros contar con los escolares siempre ha sido fundamental, por un lado por la parte educativa, que les muestra el cine como cultura, y por otro lado para enseñarles el cine en pantalla y animarles a que disfruten del cine en las salas, aunque este año no haya podido ser, pero sí hemos conseguido llevar el cine a sus casas, a los colegios, o donde quiera que se encuentren, para recordarles que el año que viene los queremos de vuelta.

El director del Festival durante la entrevista El director del Festival durante la entrevista

El director del Festival durante la entrevista / Josué Correa

–¿Respecto al jurado de este año, compuesto este año íntegramente por mujeres por primera vez, ¿qué aspectos resaltaría de cada una de ellas?

–Normalmente siempre hemos tenido jurados con bastante paridad, aunque nosotros siempre elegimos el jurado en función de su trayectoria profesional y este año ha coincidido que son tres mujeres. Se da la circunstancia de las elegidas son de tres perfiles muy diferentes en el que combinan la actriz Mina El Hammani, muy reconocida por su experiencia en series de impacto internacional; Lucía Alemany, que sorprendió a todos por su primera película y Marina Seresesky, con una visión muy original en sus títulos como directora y guionista. En definitiva son tres mujeres con un gran potencial, con experiencia pero a la vez con muchas historias que contar todavía y por eso nos pareció interesante contar con ellas.

–En general, ¿en qué estado diría que se encuentra la cinematografía iberoamericana?

–Actualmente estamos en un momento de cambio. La filmografía iberoamericana siempre está efervescente y ha demostrado que es una superviviente, pero en esta reflexión quiero ir más allá y hablar del cine en general, ya que existe un temor de que esta situación acabe derrotando al cine en pantalla grande. Sin embargo yo quiero pensar de forma más optimista, ya que desde que el cine nace a finales del siglo XIX ha pasado por numerosas circunstancias como las dos guerras mundiales, diversidad de conflictos entre países, otras pandemias, etc. Si a todo esto añadimos que el cine también ha tenido que convivir con otras situaciones como el paso del mudo al sonoro, la llegada de la televisión o el vídeo doméstico, circunstancias que siempre hicieron temer por su continuidad y siempre ha sobrevivido. Es decir, puede haber cambios, pero yo entiendo el cine como arte y el arte al final siempre acaba sobreviviendo, así que espero que cuando todo esto acabe el público vuelva a llenar las salas, y vuelva a todos los eventos culturales en general.

–¿Qué diferencia al Festival de Cine Iberoamericano de Huelva del resto?

–Es muy difícil comparar a un festival con otro ya que cada uno cuenta con un presupuesto y un escenario diferente y cada uno cuenta con su personalidad. Sí que es cierto que creo que como festival somos necesarios dentro de los festivales nacionales, somos uno de los más longevos de España y es un festival que hay que seguir protegiendo como el importante evento cultural que es.

–Y para terminar, después de este año tan convulso, ¿cómo se afronta la 47 edición?

–Si algo nos ha enseñado la pandemia es la importancia de vivir el presente y el día a día, por lo que ahora mismo estamos pensando en la 46 edición. Vamos hacerlo lo mejor posible para intentar llegar al mayor número de espectadores y terminar ilusión, para recordarles que en la 47 les esperamos. Será una edición en la que si todo va bien estaremos de vuelta en las salas ya que para nosotros el contacto con el público es fundamental, pero en la que también conservaremos algo de parte on line porque sabemos que es un format

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios