Entrevista a Luis Vega, presidente de Aminer Luis Vega: “Huelva no se puede comprender sin la industria minera”

  • La provincia onubense lidera la producción nacional de la minería metálica

  • En 2018 capitaneó las exportaciones de Andalucía, con 2.870 millones de euros de ventas al exterior

Luis Vega, presidente de Aminer. Luis Vega, presidente de Aminer.

Luis Vega, presidente de Aminer. / H. I. (Huelva)

Luis Vega es doctor Ingeniero de Minas por la Universidad Politécnica de Madrid, donde también cursó los estudios de Ingeniero de Minas. Fue en la Mina polimetálica subterránea de Reocín (Cantabria) en el año 1989 donde comenzó sus primeros trabajos en minería, para la Empresa AZSA. Allí también curso los estudios de Ingeniero Técnico de Minas. Con sus más de 26 años de experiencia en el sector minero, se ha especializado en la minería metálica, como han sido sus trabajos en operaciones de extracción de oro en Venezuela (Estado Bolívar) para la empresa Hecla Mining, y ya en España en operaciones a cielo abierto en la Mina Cobre las Cruces y en la Subterránea (Mina de Aguas Teñidas). En la actualidad es director de Mina en Cobre Las Cruces, complejo minero-hidrometalúrgico de la provincia de Sevilla, compañía a la que se incorporó en el año 2002. Desde el año 2018 preside la Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas, Auxiliares y de Servicios (Aminer).

–¿Cuál es la situación actual de la minería metálica andaluza?

–Sinceramente creo que se puede afirmar que la minería metálica andaluza es un sector productivo sólido y robusto en nuestra tierra. La historia de Andalucía siempre ha estado vinculada a la minería; su riqueza geológica ha permitido forjar una tradición minera que en la actualidad se ha consolidado como un sector estratégico de la comunidad autónoma. Genera empleo estable y de calidad, y crea riqueza; todo ello en el marco de una producción absolutamente comprometida con la eficiencia y el respeto al medio ambiente, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

La minería metálica andaluza ha abordado un proceso de transformación tecnológica profunda en las dos últimas décadas, que le ha permitido situarse, a día de hoy, como un referente a escala nacional y europeo. Las cifras económicas consolidadas de los asociados de Aminer al cierre del ejercicio 2019 lo avalan, con 17 millones de toneladas de mineral procesado, una facturación de 3.200 millones de euros y exportaciones por valor de 1.700 millones de euros en el ejercicio

–¿Y la de Huelva en concreto?

–Huelva no se puede comprender hoy en día sin la industria minera. La minería metálica, concretamente, ha sido una de las grandes protagonistas del desarrollo demográfico, económico y social de Huelva. De hecho, en la actualidad, Huelva lidera la producción nacional. El sector minero en Huelva ha contribuido a fijar la población en el territorio de la mejor manera que se puede garantizar un futuro de progreso, es decir, a través de la creación de puestos de trabajo en el entorno. La minería genera unos 5.200 empleos directos en Huelva.

Además, a la espera de los datos consolidados de 2019, ya en 2018 Huelva lideró las exportaciones mineras en Andalucía, con 2.870 millones de euros de ventas al exterior en el sector, prácticamente la mitad de toda la comunidad autónoma y un 8,3% más con respecto al año anterior, según datos de la Junta de Andalucía.

–¿Cuántos yacimientos mineros abiertos hay en la Comunidad andaluza?

–Andalucía cuenta actualmente con 5 explotaciones mineras en producción: Mina de Riotinto, Mina Aguas Teñidas, Mina Magdalena y Mina Sotiel, todas ellas en Huelva, y Cobre Las Cruces, en Sevilla. Pero como le comentaba, el sector está en expansión y hay inversores interesados en desarrollar nuevos proyectos en el ámbito de la Faja Pirítica Ibérica, un área que se extiende a lo largo de unos 250 kilómetros de largo desde la provincia de Sevilla hasta Portugal, con especial incidencia en Huelva. La inversión necesita seguridad y que sus proyectos se tramiten de forma ágil. La figura del project manager creada por la Junta de Andalucía, para facilitar y acelerar la tramitación administrativa de los proyectos estratégicos, deseamos que dé esa seguridad que tanto necesitamos para atraer la inversión y por tanto, la creación de empleo en Andalucía.

Hay 3 proyectos en proceso de apertura: Minas de Alquife, Minera Los Frailes y Tharsis Mining & Metallurgy”

Concretamente, en Andalucía tenemos tres proyectos en proceso de apertura: Minas de Alquife (Granada), Minera Los Frailes (Sevilla) y Tharsis Mining & Metallurgy (Huelva) y tres más en investigación, lo que demuestra el potencial del sector en el sistema productivo de la comunidad autónoma. Además, está el Proyecto de la refinería polimetálica de Cobre las Cruces en Sevilla, única en el mundo, con una nueva tecnología totalmente andaluza.

–Desde que llegó a la presidencia de Aminer, ¿cómo ha sido la evolución de la asociación?

–Hace dos años que asumí la presidencia de Aminer, recogiendo el testigo de nuestro añorado Paco Moreno, que fundó nuestra asociación y la erigió en un referente de la minería metálica andaluza para la representación de los intereses del sector. Aminer actúa como portavoz de sus reivindicaciones y expectativas en su interlocución con los poderes públicos y también como un actor necesario en la relación del sector minero con la sociedad en su conjunto. En 2020, celebramos nuestro 10º Aniversario, reflejo de que la Asociación sigue desempeñando hoy un papel importante en la representación institucional de la actividad minera.

Desde mi llegada a la asociación, hace algo más de dos años, hemos duplicado ampliamente el número de socios (de 12 a 27) y nos hemos consolidado como canal de comunicación con la ciudadanía, conscientes como somos de la importancia de que el entorno comprenda y valore la presencia de la industria minera metálica en su futuro, una actividad de gran relevancia en términos económicos que también es respetuosa con los recursos naturales y el medio ambiente.

Nuestras comisiones de trabajo de Seguridad, Medioambiente, Comunicación, y Permisos, donde asisten representantes de las empresas asociadas, son el verdadero motor de la asociación.

También este año hemos iniciado las primeras Jornadas Técnicas Aminer, para el desarrollo de aspectos avanzados en la actividad minera, cuyo objetivo es la creación de un foro de exposición y debate, multidisciplinar, que permite compartir el conocimiento entre los socios de Aminer, técnicos de otras empresas y administraciones. Aprovecho para decir que nuestra próxima ornada Técnica tendrá lugar este mes, esta vez será on line, abierta para todo el que desee participar (hasta un máximo de 500 participantes) y como siempre gratuita.

Pero si hay una iniciativa que definitivamente nos ha catapultado a nivel internacional en los últimos años ha sido la organización del Mining & Minerals Hall (MMH), un encuentro de carácter bienal que, en su edición del pasado octubre celebrada en Sevilla, convirtió a Andalucía en escaparate mundial de la minera metálica. Un congreso en el que se dieron cita más 900 participantes de 17 nacionalidades, con 150 expositores comerciales y 70 ponentes, y que recibió más de 10.000 visitas durante tres días.

–La minería metálica es un agente dinamizador de la economía andaluza. ¿En qué datos se traduce?

–Yo incluso iría más allá. La minería metálica es un auténtico motor de desarrollo regional para Andalucía. Como le apuntaba anteriormente, en 2019 hemos alcanzado una facturación de 3.200 millones de euros, de los que más de la mitad (1.700 millones de euros) proceden de las exportaciones y hemos realizado inversiones en la última década que superan los 2.000 millones de euros, de los que 250 millones corresponden al pasado ejercicio. Muy pocos sectores pueden mostrar esta hoja de resultados en nuestra tierra.

"La seguridad está en primera línea del compromiso de las empresas mineras. No hay nada más importante”

La innovación también es un reto importante, no solo para la minería, sino para la industria en su conjunto. Estamos inmersos en un profundo proceso de transición energética a escala mundial que cuenta con el compromiso de Aminer y que requiere profundizar en nuevos procesos más eficientes y respetuosos con los recursos naturales. Por eso nuestro gasto en I+D+i se ha situado en 10 millones de euros durante el pasado ejercicio. También hemos destinado partidas a medio ambiente (3 millones de euros) y, por supuesto, a actuaciones de responsabilidad social corporativa (RSC) a las que hemos destinado otros 3 millones de euros en 2019.

–¿Ha aumentado la producción, facturación e inversión?

–En los últimos ejercicios estamos registrando un crecimiento sostenido que tengo que calificar de muy satisfactorio. Si tomamos los últimos datos que tenemos, observamos un incremento significativo de la facturación (de 1.900 millones de euros en 2018 a 3.200 millones de euros en 2019) y de las exportaciones (de 750 millones de euros a los 1.700 millones). En correspondencia, también hemos aumentado nuestro gasto en innovación y en actuaciones medioambientales.

–¿A qué se debe? ¿Ha influido un posible incremento del precio del mineral en el mercado? O ¿ha sido más bien por los avances tecnológicos?

–Efectivamente, las cifras de negocio en la minería metálica están muy condicionadas a la evolución de factores exógenos como puede ser el precio de los metales, el cual ya se está recuperando desde su caída en marzo debido a la pandemia. Pero también, como apunta, los avances tecnológicos que están implantando las empresas asociadas en términos de eficiencia energética y reducción de la dependencia de los combustibles fósiles han contribuido a mejorar los resultados.

–¿Podría seguir aumentado la producción en Andalucía-Huelva en el futuro?

–Si el mercado se recupera tras las lógicas turbulencias provocadas por el Covid-19, todo apunta a que mantengamos esta senda de crecimiento. Tenemos tres explotaciones a punto de comenzar a funcionar y otros tres proyectos en espera. La Faja Pirítica ha protagonizado en las últimas décadas un resurgimiento espectacular y estamos en el punto de mira de los inversores. Tenemos reservas de cobre, de plata, de zinc, etc... cuya explotación en la actualidad sigue siendo de una importante rentabilidad económica y lo más importante, tenemos el conocimiento y experiencia para explotarlo. De ahí la necesidad de eliminar trabas burocráticas y trámites innecesarios que puedan desincentivar el desarrollo de nuevos proyectos. El minero es un sector absolutamente escrupuloso con el cumplimiento de todas las regulaciones y normativas aplicables, lo único que demandamos es que se revisen todos esos obstáculos burocráticos innecesarios que generan retrasos injustificados e incluso pueden llegar a poner en riesgo proyectos muy importantes para el desarrollo de nuestra tierra.

Ésta quizás sea una de las reivindicaciones del sector que más nos llegan a Aminer y así se lo hemos trasladado en reiteradas ocasiones a la Administración pública. En el caso de la Junta de Andalucía, debo admitir que el equipo que está actualmente en la Consejería de Hacienda, Industria y Energía ha mostrado en todo momento su disposición y colaboración porque son conscientes de que no podemos imponer trabas que puedan lastrar el crecimiento económico de nuestra comunidad. Hemos encontrado en este equipo un interlocutor absolutamente empático con nuestras demandas y confiamos en que en adelante se agilicen todos los trámites necesarios para captar nuevos proyectos e inversiones para nuestra tierra.

–¿Qué inserción laboral tiene en la actualidad la minería metálica en Andalucía-Huelva?

–La minería metálica genera en Andalucía 10.000 puestos de trabajo directos a los que hay que sumar otros 30.000 empleos indirectos e inducidos. Quizás sea éste el dato que mejor explique el desarrollo que han experimentado los núcleos de población vinculados a la minería metálica y que asegura el potencial de esta industria en nuestra tierra. La industria minera genera empleo, un empleo de calidad, y ofrece expectativas de futuro a las nuevas generaciones y a los pueblos.

–¿La minería ha superado el trauma que supuso Aznalcóllar?

–Por supuesto. La seguridad está en primera línea del compromiso de las empresas mineras. No hay nada más importante que eso, y durante los últimos años se ha trabajado y avanzado mucho al respecto. Todas las empresas dedican importantes recursos para garantizar la máxima protección de las instalaciones y a preservar la seguridad y salud de los hombres y mujeres que trabajan en las explotaciones mineras.

–¿Hay todavía miedos medioambientales?

–Lo que hay es mucha seguridad. No se escatiman esfuerzos para establecer protocolos y las máximas medidas de prevención y protección en las explotaciones. La actividad minera es respetuosa con nuestro entorno natural, nuestra riqueza paisajística, la biodiversidad. Las empresas de Aminer desarrollan proyectos específicos de protección de la naturaleza en su entorno, con actividades de formación dirigidas a los más jóvenes y con acciones que contribuyen a recuperar ecosistemas que han sido dañados por un uso intensivo

–Atalaya Riotinto Minera en Huelva ha obtenido hace poco definitivamente la Autorización Ambiental Unificada de la Junta de Andalucía y con ello el permiso de explotación. ¿La inseguridad jurídica que se produce en ocasiones preocupa a las empresas?

–Tenemos que felicitarnos por ello. Era de justicia que la explotación pudiera mantener su actividad porque ha cumplido con todos los requisitos y exigencias legales y ambientales. Riotinto ha supuesto una importante inversión para reactivar una mina de cobre a cielo abierto que en 2019 produjo 45.000 toneladas de concentrado de cobre y que ha generado empleo en la zona. Y desde luego que no es bueno que la puesta en marcha de un proyecto se judicialice tras enfrentarse a numerosos escollos administrativos. No solo porque provoca inseguridad jurídica sino porque desincentiva a los posibles inversores y éste es un riesgo que Andalucía no se puede permitir. La Minería es un sector de grandes inversiones donde la seguridad jurídica es clave. Como comentaba anteriormente, sabemos que la Junta está haciendo un esfuerzo enorme por clarificar y simplificar trámites, buscando unificar criterios de las distintas administraciones involucradas.

–Parece evidente que la producción de metales seguirá siendo necesaria. ¿A qué retos se enfrenta la minería metálica? ¿Qué futuro le espera?

–Hay futuro para la minería metálica, y será un buen futuro. En nuestra sociedad no sería fácil prescindir de los metales. Mejor dicho, sería imposible. La minería metálica siempre ha estado unida al progreso de la humanidad. Han evolucionado las técnicas de extracción y transformación, se han multiplicado sus usos y aplicaciones; y en las últimas décadas se ha convertido en una industria cada vez más tecnológica, pero los metales siguen siendo insustituibles en muchos ámbitos, desde las redes eléctricas y de internet, la construcción, las nuevas tecnologías, el transporte y más recientemente en la expansión de las energías renovables. La pandemia del Covid-19 ha contribuido además a visibilizar su importancia como proveedora de materias primas para otros sectores como el sanitario, farmacéutico, químico e incluso alimentario.

Los retos a los que se enfrenta son los ya apuntados anteriormente referidos a la transformación tecnológica y la sostenibilidad. La industria ya está incorporando nuevos procesos más eficientes, que ahorran costes energéticos y por lo tanto reducen el consumo de recursos naturales, y también está avanzando hacia modelos de economía circular que minimicen los residuos y permitan un uso más eficiente del agua. El incremento de la población urbana y de la electrificación de las ciudades y de los transportes incrementará a buen seguro la demanda de metales en los próximos años. Esa parece la tendencia, de modo que tendremos que seguir explorando nuevas reservas de minerales y avanzando en I+D+i.

–¿Cómo afronta la minería andaluza la pandemia del Covid-19? ¿Qué incidencia está teniendo?

–La industria minera andaluza ha sido considerada como un sector esencial durante todo el estado de alarma en cuanto proveedora de materias primas, por lo que las minas han seguido con su producción habitual; eso sí, reforzando las medidas de seguridad y salud. Y en este punto no puedo más que reconocer la dedicación y compromiso de todos nuestros trabajadores y trabajadoras durante estas semanas de incertidumbres, miedos y tristeza. Gracias a ellos, la producción se ha mantenido en el sector.

No obstante, a pesar de no interrumpir nuestra actividad, tememos repercusiones derivadas de la bajada del precio de los metales en el mercado internacional que ya venían de un ciclo relativamente bajo. Nuestro crecimiento estará en los próximos meses estrechamente vinculado al comportamiento de estos precios.

–¿Saldrá bien parada la minería metálica de la crisis sanitaria?

–La minería metálica saldrá adelante, tomando las medidas necesarias para seguir siendo competitivos en el mercado, porque como ya hemos comentado es una actividad esencial para el presente y estratégica para el futuro. Creo que existe un consenso generalizado al respecto. Así quedó de manifiesto hace unos días durante la celebración del que ha sido el primer congreso on line del sector, Covidmin, que reunió a más de 2.500 personas inscritas de 21 países. Un encuentro patrocinado por Aminer y desarrollado totalmente en español, que nos ha permitido compartir experiencias y conocimientos a escala internacional sobre los desafíos y las repercusiones de la pandemia del Covid-19 en el sector. Este encuentro nos ha dejado una primera lección: la importancia de trabajar conjuntamente para ser mejores.

Esta ha sido mi estrategia desde que llegue a Aminer, trabajar juntos compartiendo el conocimiento entre todos los miembros de la Asociación, para que esta Asociación Minera Andaluza sea un referente a nivel internacional. Este es ahora el camino.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios