Huelva

Los "últimos invisibles" se reivindican en la Audiencia Provincial de Huelva

  • Ocho autogestores de Aspromín leen un manifiesto por su “plena ciudadanía” en el Día de las Personas con Diversidad Funcional

Los autogestores de Aspromin, con los principales actores de la Justicia onubense, ayer en la sala de vistas de la Audiencia Provincial. Los autogestores de Aspromin, con los principales actores de la Justicia onubense, ayer en la sala de vistas de la Audiencia Provincial.

Los autogestores de Aspromin, con los principales actores de la Justicia onubense, ayer en la sala de vistas de la Audiencia Provincial. / Josué Correa (Huelva)

La sala de vistas de la Audiencia Provincial de Huelva se transformó ayer en escenario de un acto único, entrañable y solemne al mismo tiempo, un encuentro entre las personas con diversidad funcional y la Administración de Justicia inédito hasta la fecha que forjó el inicio del estrecho vínculo entre los onubenses con discapacidad y los operadores jurídicos.

El presidente de la Audiencia onubense, Antonio Pontón, habló del colectivo como "los últimos invisibles", los más discriminados de entre los excluidos que se reivindican cada vez con más fuerza para evidenciarse como lo que son, ciudadanos de pleno derecho.

Y allí, en esa sala en la que se suele impartir justicia, la bancada del tribunal del jurado estaba ayer reservada para "los únicos protagonistas", ocho autogestores de la Asociación Protectora de Personas con Discapacidad Intelectual de la Cuenca Minera (Aspromín): José Ángel, Jenifer, Iván, Juani, Óscar, Loli, Raúl y Pili, que serían los encargados de leer el Manifiesto por la Plena Ciudadanía de las Personas con Diversidad Funcional que ellos mismos habían elaborado para la ocasión.

Antes de que le dieran lectura, Pontón –quien estuvo acompañado en el estrado presidencial por el fiscal jefe, Alfredo Flores; la secretaria coordinadora, Aurora Marín; el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia, Francisco Martín Mazuelos; y por el presidente de Aspromín, Matías Rodríguez– les explicó que "en esta sala diariamente oímos apelaciones a los principios de legalidad o de presunción de inocencia, hoy los conceptos serán los de diversidad e inclusión".

Rodríguez subrayó que los autogestores "son los artífices de su propio destino", con el apoyo del equipo profesional de Aspromín, una asociación que cumple 50 años de vida con la intención de "formar a esas personas para conseguir una inclusión efectiva" de forma personalizada. Más de 100 residen en el centro de El Campillo y más de 300 niños acuden a los dos centros de atención infantil que mantiene activos en la capital.

Uno a uno, los protagonistas fueron leyendo el Manifiesto, un discurso con el que arrancaron los aplausos del público en muchas ocasiones por su sinceridad y su emoción. Así, José Ángel precisó que "nos reunimos todos los viernes en el Centro Ocupacional para compartir experiencias, debatir sobre temas de interés y aumentar las posibilidades de hablar y ser escuchados".

Jenifer subrayó que "necesitamos que nos consideren ciudadanos de pleno derecho", tal y como consta en la Constitución, pero "todos los días vivimos situaciones en las que mucha gente no respeta nuestros derechos".

Iván destacó que "sentimos que no nos tratan con respeto y que nos discriminan", mientras que Juani subrayó que "durante años nos preparamos muy bien en centro ocupacionales, pero luego no tenemos oportunidades de conseguir trabajo".

Óscar recordó a los presentes que "muchos de nosotros no podemos tener una pareja y formar una familia". Loli Lozano reclamó "un trato de igual a igual, de adulto, de ciudadano", para lo que solicitó el apoyo de la prensa y pidió a "jueces, abogados, médicos y fiscales que nos conozcan y se informen antes de firmar nuestras sentencias de incapacitación".

En su turno, Raúl enfatizó que "exigimos que las empresas y administraciones cumplan con la ley y reserven empleo" para ellos, y "a los sindicatos que nos defiendan". La mayor ovación se la llevó Pili al señalar que "nos preparamos para ser independientes y vivir como cualquier persona: ¡queremos más viviendas tuteladas!".

El presidente de Aspromín considera que el acto de ayer marcará "un antes y un después, porque se darán cuenta de que en ese camino difícil podrán sentirse acompañados" por la Justicia.

Asimismo, agradeció su apoyo en esta especial celebración del Día Mundial de la Discapacidad a los asistentes, entre los que estuvieron el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz; la subdelegada del Gobierno en Huelva, Manuela Parralo; concejales de todas las formaciones, representantes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, los decanos de los colegios de Abogados, Procuradores y Graduados Sociales o la directora del Instituto de Medicina Legal de Huelva, Carmen Álvarez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios