Urbanismo

Licitada la obra de rehabilitación de los torreones del Ayuntamiento de Huelva

  • La actuación tendrá una duración de seis meses para asegurar los elementos más característicos

Detalle de la primera cubierta, abuhardillada, del torreón este del palacio consistorial cubierto por una malla metálica hace meses. Detalle de la primera cubierta, abuhardillada, del torreón este del palacio consistorial cubierto por una malla metálica hace meses.

Detalle de la primera cubierta, abuhardillada, del torreón este del palacio consistorial cubierto por una malla metálica hace meses. / Josué Correa

La imagen del palacio consistorial de Huelva con sus torreones envueltos en mallas metálicas tiene ya fecha de caducidad. El Ayuntamiento publicó ayer la licitación de las obras de rehabilitación de las estructuras, que en mayo pasado tuvieron que protegerse para impedir la caída de elementos al viario. El proceso público ya está en marcha y una vez que se adjudique y se firme el contrato con la empresa ganadora habrá seis meses de plazo para que se ejecuten las obras.

La actuación viene precedida de varios años en los que se han producido desprendimientos de las tejas de pizarra que contribuyen a dar singularidad a los torreones. Estos flanquean la fachada principal del Ayuntamiento y que se ubican en los extremos este y oeste, con una planta cuadrada, lucernarios octogonales y una estilizada cúpula con pizarra rematada en aguja.

El proceso de licitación estará abierto durante veinte días, por lo que las empresas interesadas en participar tienen de plazo hasta el 24 de febrero para presentar sus ofertas. El presupuesto base de licitación es de 145.239,86 euros, incluidos impuestos.

El proyecto de rehabilitación de los torreones ha sido redactado por la arquitecto municipal con fecha de noviembre pasado y en él se considera prioritaria la actuación por tratarse de un edificio público de gran significado en la ciudad tanto por su arquitectura como por su céntrico emplazamiento, en la Plaza de la Constitución, por donde discurren cientos de transeúntes, para cuya protección se dispuso la malla metálica que evita la caída de fragmentos de la fachada.

El cuerpo principal de los torreones, según se describe, es de forma cuadrada y con esquinas achaflanadas con molduras, cornisas y otros elementos ornamentales en piedra caliza. Este cuerpo está rematado por una cubierta inclinada de pizarra con pendiente aproximada del 60%, alcanzando una altura de 2,40 metros.

La cubierta abuhardillada tiene ventanas hacia la fachada, y está rematada por un cuerpo prismático de planta octogonal, con ventanas en todas sus caras, y sobre él una cubierta de pizarra remata el torreón con una aguja y pieza esférica metálica.

En base a esta estructura se propone una intervención en los torreones a cuatro niveles, según comprenda la base cuadrada, la primera cubierta, el lucernario y la segunda cubierta.

La base, según los informes municipales, no presenta graves problemas en cuanto a posibles desprendimientos. Por ello, la actuación en este nivel se centrará en la limpieza de la fachada con cepillo y agua para liberarla de los excrementos de palomas y otras aves por el riesgo de acabar dañando la superficie de los ladrillos y de los remates de las esquinas achaflanadas de piedra caliza.

En cualquier caso, siempre que sea necesario, se realizará el saneamiento, mediante mortero de reparación, de todas aquellas piezas que presenten fisuras, además de la sustitución de los elementos de piedra que puedan estar rotos.

Detalle de los desperfectos en la base de la segunda cubierta, sobre el lucernario. Detalle de los desperfectos en la base de la segunda cubierta, sobre el lucernario.

Detalle de los desperfectos en la base de la segunda cubierta, sobre el lucernario. / Josué Correa

La primera cubierta, sobre la base cuadrada, está formada por una estructura metálica triangular roblonada. Sobre ésta, a su vez, se apoyan los tableros de madera, y sobre éstos se colocan las tejas planas de pizarra con forma de escama de pez sujetas por ganchos de acero inoxidable clavados a rastreles de madera. En esta primera cubierta con forma abuhardillada existen varias ventanas que apoyan sobre pequeños muros de ladrillo macizo que forman la pendiente de la cubierta. Las ventanas se encuentran decoradas con molduras y rosetones de piedra caliza. Estos elementos presentan roturas y fisuras, por lo que deberán ser sustituidas las piezas necesarias.

Además, desde el interior se ha observado la rotura de las tejas y los tablones de madera, lo que ha provocado la entrada de palomas y ha generado un gran deterioro.

La intervención en este nivel se centrará pintar la estructura metálica completa para protegerla de la humedad y condensación que ha provocado su oxidación. Se reemplazará, además, todo el tablero de madera por uno nuevo con protección frente a la humedad. También se colocarán rastreles horizontales para el apoyo de las tejas de pizarra y posteriormente se colocarán éstas con anclajas de gancho en acero inoxidable a los rastreles de madera. Se retirarán las molduras y aplacado de piedra que esté en mal estado y también se realizará el sellado de las ventanas.

El proyecto prevé también la sustitución por vidrios fijos de las ventanas alargadas en el cuerpo octogonal que compone el cuerpo del lucernario.

Por último, en la segunda cubierta, según se explica también en el pliego de licitación, se procederá a la sustitución de las tejas y los tableros de manera similar a la primera cubierta, a pesar de que no se han observado caídas de tejas o rotura de tablones de madera. En cualquier caso, se advierte que la accesibilidad es muy complicada, por lo que la inspección visual ha resultado también muy limitada.

Esta segunda cubierta, destacan los técnicos, tiene una proporción muy esbelta, al partir del lucernario, con una pequeña cornisa de piedra sobre la que vuela la cubierta para luego elevarse verticalmente.

La cubierta tiene ocho paños y está apoyada sobre estructura metálica y tablazón de madera. Las aristas de encuentro entre los paños de cubierta, además, se encuentran actualmente formados por perfiles metálicos que habrá que sustituir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios