Sector de los frutos rojos

La Junta pondrá en marcha el protocolo de buenas prácticas laborales

  • Será consensuado por empresarios, agentes sociales y administraciones. El sector de la fresa dispone de cuatro mediadoras interculturales para atender a las temporeras

María del Mar Ahumadas, Bella Verano y María de los Ángeles Muriel llegan a la residencia de Tariquejo. María del Mar Ahumadas, Bella Verano y María de los Ángeles Muriel llegan a la residencia de Tariquejo.

María del Mar Ahumadas, Bella Verano y María de los Ángeles Muriel llegan a la residencia de Tariquejo. / Alberto Domínguez (Tariquejo)

La Junta de Andalucía va a poner en marcha un protocolo de buenas prácticas laborales en el sector agrario, principalmente en la campaña de frutos rojos, que el anterior Gobierno dejó sin hacer. Así lo indicó ayer la directora general de Coordinación de Políticas Migratorias, María del Mar Ahumadas, tras la reunión que mantuvo con los empresarios y sindicatos del sector.

Ahumadas expresó su “compromiso” en desarrollar este “acuerdo de consenso” y aseguró que ha pedido a los representantes sindicales y empresariales sus aportaciones para que en un breve espacio de tiempo puedan contar con un borrador que se estudiará en una próxima reunión. “Hay que apoyar al sector y quiero que desde nuestra Dirección General sea una colaboración multinivel”, apuntó Ahumadas. “Desde la Junta hay un compromiso con Huelva y así se lo hemos querido trasladar a los empresarios y sindicatos”, añadió.

Según la directora general, su departamento se ha puesto a disposición del sector que le ha trasladado de la necesidad de contar con un protocolo de actuación que, pese a que el Gobierno anterior anunció que para esta campaña se pondría en marcha, no se llegó a materializar.

El protocolo de actuación planteado la pasada campaña que comenzó a elaborar la Junta y el sector de los frutos rojos contemplaba la formación de género para los capataces y manijeros de las fincas de cultivo, así como información pormenorizada en el idioma de las mujeres jornaleras que acudan a la campaña, al objeto de que conozcan sus derechos y los servicios a los que pueden acudir. También información de teléfonos y servicios sobre lugares donde recibir asesoramiento.

El Gobierno anterior anunció que para esta campaña se pondría en marcha el protocolo

Otro de los puntos del protocolo es la incorporación de mediadores sociolaborales, que serían designados por las entidades sociales que trabajan en el terreno con el colectivo de temporeros extranjeros, para que hacer un seguimiento desde la proximidad y la cercanía, a fin de conocer la situación de los temporeros que trabajan en las fincas.

Los mediadores estarán permanentemente en contacto con jornaleros con el objeto de obtener una información continua, que permita una relación normalizada y habitual en el trabajo.

En definitiva, un manual de buenas prácticas que incorpora todas y cada una de las cuestiones esenciales en las campañas de la fresa y resto de los frutos rojos y un paso decisivo para que se desarrollen sin incidencias y con absoluta tranquilidad y normalidad.

Ahumadas anunció que la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local ha puesto en marcha la figura de las mediadoras interculturales para que puedan atender a las temporeras que llegan a la provincia de Huelva durante la campaña de la fresa.

Una temporera marroquí en la residencia de Tariquejo Una temporera marroquí en la residencia de Tariquejo

Una temporera marroquí en la residencia de Tariquejo / Akberto Domínguez (Tariquejo)

El objetivo de esta medida, ejecutada por la Dirección General de Políticas Migratorias, es posibilitar a las mujeres que tengan a una persona que pueda resolver sus dudas y problemas que les puedan surgir, sin que el idioma suponga una barrera.

La directora general trasladó a los empresarios y sindicatos la puesta en marcha de este recurso que viene a complementarse con los consultores que las empresas ponen a disposición de los temporeros. Explicó que por parte de la Junta, se ha puesto a disposición del sector cuatro mediadoras que previamente han sido formadas y cuya labor será la de atender a las mujeres y ofrecer la información y el acompañamiento que necesiten. Además, trabajarán directamente en las distintas explotaciones agrícolas de la provincia.

Ahumadas aseguró que la reunión de ayer con el sector ha sido una primera toma de contacto con sindicatos y empresas y afirmó que, según las organizaciones representantes de los trabajadores, las "cosas se hacen bien" y que una prueba inequívoca de ello es que todos se han comprometido con el manual. La directora general de Coordinación de Políticas Migratorias señaló que Huelva  es un “ejemplo de integración de la inmigración”.

Verano destacó la importancia del sector agrícola onubense, por lo que representa económicamente para Huelva y la labor que realiza Cepaim y otras asociaciones con los inmigrantes que vienen a la provincia a trabajar en la temporada de recogida de los frutos rojos.

El delegada aseguró también que Huelva es ejemplo en cuanto a política migratoria, ya que se basa en dotar a las personas que vienen a trabajar de las herramientas necesarias para que estén en las mejores condiciones posibles.

La delegada de la Junta en Huelva y la directora general de Coordinación de Políticas Migratorias, junto con la delegada territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta, María Ángeles Muriel, se trasladaron ayer a la residencia de trabajadores temporeros de Tariquejo para conocer de primera mano la situación en la que vive y sus preocupaciones.

Alojamientos en la residencia de trabajadores temporeros. Alojamientos en la residencia de trabajadores temporeros.

Alojamientos en la residencia de trabajadores temporeros. / Alberto Domínguez (Tariquejo)

Respecto a las declaraciones de un empresario fresero realizadas en un programa de televisión sobre cierto trato a sus trabajadoras, Verano manifestó que “si alguien incumple la ley para eso está la justicia”, pero lo que “no es de recibir es sacar de contexto el comentario de una persona”.

La delegada insistió en que los empresarios cumplen el convenio colectivo con los trabajadores temporeros y que “es necesario quitar la mala imagen de Huelva que algunos insisten en dar porque no es cierta”. “Puede ser que alguien lo haga mal, como puede ocurrir en otros sectores económicos en los que trabajan miles de personas”, resaltó Verano.

Uno de los mayores problemas que tiene las trabajadores inmigrantes en el sector agrario es el idioma, según indicó Fátima Zahra, una de las mediadoras contratadas por la Junta de Andalucía, que detalló que su trabajo consisten en ayudas a las temporeras marroquíes en todo cuanto necesiten.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios