Huelva

La Junta aborda con la Asociación de Artesanales de Artes Menores de Punta la lucha contra el furtivismo

  • Las actuaciones de la Consejería de Pesca irán encaminadas a una mayor inspección el los puntos de destinos y establecimientos hosteleros

Redes y pescadores en el puerto de Punta Umbría Redes y pescadores en el puerto de Punta Umbría

Redes y pescadores en el puerto de Punta Umbría / Josué Correa (Huelva)

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible defenderá "la legítima" reclamación de la Asociación de Artesanales de Artes Menores de Punta Umbría contra la práctica furtiva, uno de los principales problemas de este colectivo.

Según ha informado la Junta, el director general de Pesca, José Manuel Martínez Malia, ha recibido a una comitiva de la cofradía de pescadores de la localidad onubense, encabezada por su patrón mayor, Manuel Fernández, y el presidente de Grupo de Acción Local Pesquera (GALP) del Estrecho, Nicolás Fernández, quienes han expuesto las dificultades que encuentra el sector para desarrollar su trabajo, especialmente por la competencia desleal que genera el furtivismo.

Desde la Consejería se ha trasladado la intención de atender en la medida de las posibilidades sus peticiones, que pasan en este sentido por una mayor inspección en los puntos de destinos y los establecimientos hosteleros para lo que se requiere un refuerzo de los vínculos con la Guardia Civil del Mar y los ayuntamientos. Del mismo modo, desde la Consejería se intermediará con la Dirección General de Comercio para coordinar posibles actuaciones.

"No es lógico ni admisible que quienes cumplen la ley tengan que desaparecer en favor del furtivo y del alegal, por ello la Administración ha de ayudarles y frenar a los colaboradores que compran pescado sin trazabilidad y con dinero negro", ha señalado Martínez Malia al respecto. Este colectivo representa a unas 40 embarcaciones en Punta Umbría, que defienden el derecho a vivir de su trabajo.

La Cofradía de Pescadores de Punta Umbría propone, además, un tope de capturas diarias de 100 kilogramos por barco para la pesquería de pulpo, así como la eliminación de las artes de nasas por otras más respetuosas con los recursos, y el cumplimiento íntegro de la Orden del Pulpo en el control del número máximo de nasas y alcatruces.

Por último, han reclamado la revisión del censo en la reserva de pesca del Guadalquivir para que todos puedan alternar las posibilidades de pesca. Todas estas medidas serán estudiadas por la Dirección General de Pesca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios