Huelva

Un nuevo TAC de altas prestaciones en el Juan Ramón permitirá reducir las radiaciones entre un 50 y un 82%

  • Es el segundo TAC puesto en marcha este año en el centro y el de más alta gama de los cinco contemplados en la provincia dentro del proyecto Huella de Energía

El Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez ha incorporado un equipo TAC de altas prestaciones especialmente dotado para realizar estudios cardiacos avanzados. Se trata del segundo de los tres nuevos TAC de última generación con los que contará este año el centro hospitalario, lo que ha supuesto renovar dos equipos e incorporará uno más a su servicio de Radiodiagnóstico. Con ellos se realizarán diagnósticos más precisos y seguros reduciendo la dosis de radiación utilizada y suponen una inversión superior a 1,7 millones de euros. 

La delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro, ha visitado acompañada por el director gerente del centro, José Luis Bonilla, este equipamiento de vanguardia recientemente instalado en el que se han realizado ya estudios diagnósticos a un total de 786 pacientes. Se trata del equipo TAC de más alta gama y con mayores prestaciones de los cinco previstos para la provincia de Huelva dentro del proyecto Huella de Energía y es referente provincial para la realización de las exploraciones de cardio-imagen avanzada  

Entre los beneficios generales aportados por el nuevo equipamiento para todo tipo de exploraciones, se encuentran la disminución considerable de las dosis de radiación que reciben los pacientes -de entre un 50% y un 82% en función del estudio-. Para ello, incorpora algoritmos de reducción de la dosis de radiación recibida, como son la modulación tridimensional con protección de órganos y la colimación automática. También cuenta con una notable mejora en la capacidad diagnóstica -de entre un 59% y un 135%- en las pruebas de TAC realizadas con contraste intravenoso que, en la práctica clínica, supone aplicar una menor dosis de contraste, con una disminución de la morbilidad en pacientes de riesgo como es el caso de la enfermedad renal.

El nuevo equipo de prestaciones avanzadas reconstruye a alta velocidad las imágenes de la parte anatómica del paciente que están siendo estudiadas, gracias a la capacidad de adquirir 128 cortes simultáneamente, con un tiempo de rotación de 0,35 segundos. Estas características mejoran su uso en todo tipo de exploraciones a nivel general y, específicamente, en estudios de pacientes de urgencias, oncológicos y en el diagnóstico del ictus.

En pacientes pediátricos, resulta de especial relevancia tanto la reducción de la dosis de radiación como que evitará la necesidad de sedación del menor o será más liviana. Asimismo, la máquina incorpora un código de colores en los protocolos de pacientes pediátricos para facilitar su uso óptimo.

Estudios cardiacos avanzados

La gran novedad de este equipamiento, más allá de los beneficios aportados para todo tipo de exploraciones, radica en que permite realizar estudios cardiacos avanzados con una mejora significativa en los diagnósticos no invasivos para la detección y seguimiento de las diferentes patologías cardiacas. Así, la alta velocidad de rotación y los 128 cortes permiten innovar con la tecnología cardiac snapshot freeze en la que se captura el latido cardiaco en una sola rotación del equipo, eliminando el movimiento de las coronarias y permitiendo una excelente definición de la imagen tridimensional y una mejora en la calidad del proceso diagnóstico del paciente.

En estos procedimientos tan complejos se cuenta con algoritmos predictivos que permiten la selección de los parámetros óptimos de exploración en función de las características en tiempo real del paciente, como son su pulso y las arritmias presentes en el momento de exploración.

Asimismo, permite hacer angiografías sin necesidad de pinchar al paciente y obtener así un perfecto estudio de las arterias coronarias sin introducción de catéteres. También proporciona información sobre la cantidad de calcio acumulada en las arterias del corazón pudiéndose hacer una estimación del riesgo de lesión de las mismas.

La alta cualificación de este equipo posibilita la realización de TAC cardiacos a pacientes con distintas patologías de riesgo que de otro modo no sería posible. Esto es gracias a la velocidad en la realización de la prueba y la mínima dosis de radiación. Finalmente, para maximizar el uso clínico, el equipo se acompaña de un servidor de reconstrucción que dará servicio de procesamiento de imagen avanzada a los equipos de la provincia de Huelva.

La Tomografía Axial Computarizada, también conocida por las siglas TAC o TC, es un estudio que utiliza rayos X para explorar determinadas partes del cuerpo en busca de lesiones o patologías. Esta técnica de radiodiagnóstico permite acceder a un diagnóstico preciso y efectivo en poco tiempo. Con ella se obtienen imágenes del interior del cuerpo en secciones de grosor muy delgado y en alta calidad, que además permiten una reconstrucción tridimensional y la posibilidad de realizar exploraciones virtuales no invasivas como la colonoscopia virtual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios