Caso Mari Luz Cortés: “Tengo en mente crear un partido nuevo, cuando llegue el momento se anunciará”

  • El padre de Mari Luz ha perdido la pensión de 1.800 euros tras su paso por la Cámara Baja

  • Pretende volver al Congreso porque allí es "donde se toman las decisiones importantes"

  • Ahora está en el paro y realiza el Grado de Derecho en la Universidad de Sevilla

Juan José Cortés baja las escaleras de la zona arqueológica de El Carmen. Juan José Cortés baja las escaleras de la zona arqueológica de El Carmen.

Juan José Cortés baja las escaleras de la zona arqueológica de El Carmen. / Alberto domínguez (Huelva)

El padre de Mari Luz Cortés ha decidido prepararse bien para el futuro. "Estoy haciendo el Grado de Derecho por la Universidad de Sevilla, pero seguiré con la lucha por la Justicia esté en un partido político, en otro o esté como activista o como sea, porque entiendo que de esta manera es la única en la que puedo contribuir a que no ocurra otro caso como el de mi hija".

Por ahora, Juan José Cortés continúa como militante en el Partido Popular, una formación "que se prestaba a llevar mi iniciativa hacia delante y por eso definitivamente tomé esa decisión de estar ahí".

No obstante, reconoce que le hubiera "encantado estar en el Congreso para defender la prisión permanente revisable (PPR), porque yo sería una autoridad moral suficiente para defender los intereses de tantos padres que hemos luchado durante años en contra de aquellos que quieren derribarla".

Después de los último avatares electorales, se ha quedado con las ganas. "Quería tomar ese papel de defenderla en el Congreso, donde se defienden los intereses de todos los ciudadanos de España, para que no nos viésemos arrastrados más por toda España recogiendo firmas como cuatro pobrecitos padres que han perdido a sus hijos, quería luchar cara a cara con esos políticos que intentan derribar tantos derechos que nos pertenecen como ciudadanos", sentencia.

En este punto de la entrevista hace una revelación sorprendente: "Estoy dispuesto a lo que decida el partido. Y si en cualquier momento no tengo mi espacio político dentro de él, me iré a otro partido o crearé un partido nuevo o… ya veré lo que hago".

Un nuevo partido. Lo tiene "en mente", aunque anda "dándole tiempo al tiempo". Cortés recalca que "soy un hombre paciente, llevo 12 años peleando y no me he cansado en ningún momento, y siempre he sabido manejar los tiempos".

El "ahora" es, dice, "tiempo de reflexionar y de esperar, pero cuando llegue el momento se anunciará lo que se tenga que anunciar".

En este punto el onubense quiere subrayar que no busca su interés personal: "Si algo tengo que hacer en la vida es luchar por esta causa, con la que me siento plenamente identificado, y tengo claro que la mejor forma de hacerlo es a través de la política, por supuesto".

Lo ve con tanta nitidez porque "después de recoger dos millones de firmas, luego 3,5 millones de firmas, y otros dos millones más adelante, no hemos conseguido nada: la única manera es estar en el Congreso, que es donde se toman las decisiones importantes".

Así que ya le da vueltas a la cabeza sobre su futuro proyecto político. Máxime cuando se ha sentido, asegura con rotundidad, "un juguete roto en manos del PP". Cortés lo entiende de este modo porque "ha habido intereses personales, y cuando se anteponen los intereses individuales de algunos a los intereses generales, para mí dejan esos políticos de tener la importancia que deben tener en la política".

Juan José Cortés, en la mañana de ayer en Huelva. Juan José Cortés, en la mañana de ayer en Huelva.

Juan José Cortés, en la mañana de ayer en Huelva. / Alberto Domínguez (Huelva)

Prefiere no dar nombres, pero a buen entendedor, pocas palabras bastan. "He perdido el respeto a esos políticos que han buscado los intereses personales y espero que algún día se repare ese daño que se va a hacer a la sociedad española con esas decisiones o esas maniobras políticas dañinas que se hicieron en un momento determinado".

Desde el punto de vista personal, el padre de Mari Luz se encuentra en el paro, "pero no me preocupa: Irene es una fiera, está en su mercadillo y no para".

De hecho, su breve paso por la Cámara Baja le hizo renunciar a su pensión de 1.800 euros por incompatibilidad y ahora "la he perdido, me la han quitado definitivamente". Manifiesta con tranquilidad que "yo asumí ese riesgo entendiendo que para la sociedad y para todos era más importante la defensa que yo podía hacer de algunos asuntos en el Congreso y no me importó perderla".

Eso sí, como al final "todos tenemos una familia y tenemos que mantener nuestras casas, he recibido la bulla de mi madre y su cabreo: ‘Tonto, pero por qué te has dejado perder tu pensión, con lo tranquilo que tú estabas’, me dice".

Él transmite a su progenitora, Mari Luz Fernández, que "hay cosas que son más importantes que una pensión o que el dinero; si yo a lo largo de mi vida puedo dejar un legado, algo que pueda ayudar a otras personas, pues mira, todos nos vamos a morir y todos pasamos de largo". Pero desde su punto de vista, "las medidas y las leyes se van a quedar y eso al final es lo importante".

Con todo, asume que "hay mucha gente que no me entiende, porque tú tampoco lo harías, ni nadie. O seguramente me habré vuelto loco", bromea.

Ahora enfila su futuro hacia la formación académica. "Estoy muy centrado en el interés que ha despertado el Derecho en mí. Quiero ser jurista y aportar mi conocimiento y recibirlo. Porque esos conocimientos me dan mucha estabilidad y mucho criterio a la hora de tomar decisiones".

A nivel profesional y más allá de la política, Juan José Cortés se define como "un hombre de empresa" y tiene sobre la mesa algunas propuestas interesante "de gente que me llama y que quiere que colabore con ellos". Otros le han ofrecido trabajo, pero por el momento se va a centrar en la carrera. "En el tema empresarial ya tomaré alguna decisión", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios