Huelva

Juan José Cortés preside el colectivo nacional de ayuda a víctimas 18-M

  • La Plataforma nacida en Huelva tiene carácter apolítico y altruista y se organiza para abrir delegaciones por toda España

Cortés en el templete de la Plaza de Las Monjas el pasado 18 de marzo, en la concentración de las víctimas de delitos violentos. Cortés en el templete de la Plaza de Las Monjas el pasado 18 de marzo, en la concentración de las víctimas de delitos violentos.

Cortés en el templete de la Plaza de Las Monjas el pasado 18 de marzo, en la concentración de las víctimas de delitos violentos. / alberto domínguez

El pasado 18 de marzo la Plaza de Las Monjas concentraba a decenas de familiares de víctimas de crímenes violentos y a centenares de ciudadanos, unidos en Huelva para reclamar la no derogación de la prisión permanente revisable y para homenajear a los asesinados, entre ellos el pequeño almeriense Gabriel, Miguel Ángel y María Domínguez, Ruth y José, Ana María Jerez, Mari Luz Cortés, Diana Quer o Marta del Castillo.

De aquel acto multitudinario surgió en el padre de Mari Luz, Juan José Cortés, la idea de crear una asociación de ayuda a los perjudicados por estos delitos violentos, ya constituida formalmente y que él mismo preside: la Plataforma 18-M. La expresión pública de aquel dolor común en el templete del corazón de Huelva se canaliza ahora en este colectivo nacional, completamente "apolítico, sin ideología, transversal y sin ánimo de lucro", según detalló ayer a Huelva Información el propio Cortés, quien ostenta "el máximo cargo pero de modo representativo, de imagen, pero que no es funcional".

La intención de la asociación es "dar apoyo a las familias que han sufrido una pérdida por muerte violenta y también a los familiares de los desaparecidos; porque cuando te ocurre una desgracia de este nivel es muy difícil hacerle frente, uno no nace sabiendo ni tiene los recursos para enfrentarse a ello y para eso estaremos". De forma organizada, la Plataforma 18-M será un "intermediario útil entre la sociedad y la gente necesitada, un auténtico respaldo a las víctimas" no solo a través de la presencia de personas que hayan vivido una experiencia similar en manifestaciones o concentraciones, sino también ofreciéndoles en un futuro próximo atención psicológica gratuita o asesoramiento jurídico.

Para que esto sea posible, Cortés hace un llamamiento a psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales o juristas que estén dispuestos a colaborar de forma desinteresada con la asociación, con la que pueden contactar a través de su web oficial, www.plataformanacional18m.com.

La iniciativa quiere de este modo dar cobertura a las necesidades de los familiares "ante los escasos recursos que tienen las instituciones para estos temas". Juan José Cortés, desde su experiencia, afirma que cuando "se van las cámaras y se apagan los focos, la soledad que sentimos las víctimas es terrible, es como un boomerang que te golpea no con la misma dureza que el primer golpe, que es perder a los nuestros, claro está, pero sí te deja tocado y perdido".

La Plataforma, evidencia, tiene en Huelva su punto de partida. Cuando se celebró aquí la concentración de víctimas del 18 de marzo -lo que se repitió en varias ciudades españolas-, "planteé a la gente que me ayudó a organizarla que reguláramos todo y creáramos una asociación con respaldo legal, porque si hay algo que tengo claro es que la unión hace la fuerza".

Los primeros pasos se han dado en la red social Facebook, pero la idea es que "tengamos representación física en todas las provincias de España". Por el momento la Plataforma ya cuenta con representantes en la directiva de León, Barcelona o Tenerife. En Huelva, el delegado provincial y que también ejerce como coordinador de Andalucía Occidental es Raimundo Rey. "Queremos que los encargados de llevar la asociación no sean directamente los afectados, sino voluntarios ajenos a los casos, porque no es cuestión de cargar a las familias con más responsabilidad de la que ya tienen", manifiesta el padre de Mari Luz.

En la página web se recogen iniciativas para endurecer las penas por violaciones en grupo o en favor de la prisión permanente revisable. El colectivo respalda ya una decena de casos de toda España, entre ellos el del pequeño canario Yeremi Vargas, "porque el abandono en el que se ven estos padres es tremendo".

Desde la Plataforma 18-M se está trabajando en la organización de una "cumbre internacional de Justicia, en la que queremos contar con expertos en la materia, desde jueces y fiscales a juristas de la Audiencia Nacional, del Tribunal de La Haya o de Estados Unidos, unas jornadas en las que expongan sus puntos de vista y podamos expresarnos también las víctimas". La idea es que pueda celebrarse el 18 de marzo de 2019, a ser posible en Huelva, y que de ella salga un documento que sea "muy útil para la ciudadanía".

Además, se está diseñando una gala "en la que podamos premiar a las autoridades o a los investigadores más relevantes, una ceremonia en la que también podamos hacer un homenaje en recuerdo a las víctimas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios