destitución en la prisión de Huelva Francisco Sanz cesa en su cargo de director tras 13 años

Instituciones Penitenciarias pone la investigación en manos de la Fiscalía

  • El órgano dependiente del Ministerio del Interior traslada el caso para que se determine la posible existencia de delito en los hechos · Los presuntos sobornos en el centro onubense, tras las pesquisas

Comentarios 7

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha puesto en manos de la Fiscalía General del Estado la investigación abierta en la prisión de Huelva que provocó la destitución de su director, Francisco Sanz, el pasado lunes. El organismo dependiente del Ministerio del Interior avanza de esta forma en los trámites que determinarán la existencia de un posible delito en la trama desvelada en torno al centro penitenciario onubense, en el que ha quedado señalado su responsable tras su destitución.

Por el momento, la investigación abierta sólo ha tenido como resultado inmediato el cese de Francisco Sanz en sus funciones como director de Huelva por "falta de confianza", según se indicó desde la secretaría general el lunes. En la actualidad se encuentra a la espera de conocer su próximo destino, para lo que, en principio, se estima que Instituciones Penitenciarias no se pronunciará al respecto hasta después de que pasen las vacaciones de Navidad. Se desconoce, asimismo, si la entrada del nuevo equipo ministerial, encabezado por Jorge Fernández Díaz, que toma hoy posesión como ministro del Interior, repercutirá en esta decisión.

La secretaría general, del mismo modo, no ha detallado la implicación de más personal del centro penitenciario onubense, a parte de Francisco Sanz, aunque ya afirmaron el lunes fuentes de la misma que el proceso interno "no se centra únicamente en su persona". Desde distintas fuentes, sin embargo, se insiste en la posible participación de un subdirector y dos jefes de servicio en la trama que investiga los presuntos tratos de favor hacia algunos internos del centro a cambio de sobornos.

Las pesquisas se iniciaron hace unos meses en Instituciones Penitenciarias, aunque ha sido en las últimas semanas cuando la denuncia de uno de los internos, Anselmo Sevillano, onubense condenado por narcotráfico, ha acelerado el proceso y desencadenado la destitución de Francisco Sanz al frente de la prisión de Huelva.

El funcionario gaditano dirigía el centro desde 1998, pocos meses después de inaugurarse la mayor penitenciaría de España entonces. Su labor de diez años ininterrumpidos le llevó a ganarse una gran reputación, manteniéndose en el cargo con dos gobiernos de distinto color y gozando de la máxima confianza de la secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo.

En 2008 marchó de forma provisional, durante un año, al nuevo centro Puerto III, en la provincia de Cádiz, para ponerlo en funcionamiento. Era una muestra más del prestigio que tenía ante el organismo ministerial. Pero dos años después de su regreso, los acontecimientos se han precipitado. La investigación y las acusaciones de Anselmo Sevillano han acabado de golpe con su crédito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios